Treinta y dos

            Un portador elegido será reconocido sólo por aquel quien enseñará, el reclutador,  un elegido jamás encuentra el camino solo, ni es llamado elegido mientras quien recluta no lo haya llamado, mas claro está que quien no fuera un reclutador asignado, no sería un reclutador. Un elegido presenta diferencias al resto de los portadores, diferencias en inteligencia, razonamiento, son fríos como témpano, o son calientes como sol, no existe el término medio entre ellos ¿Qué se les ha sido dicho de ellos, siendo ustedes tres frente a mí? ¿Cuánto saben de ellos? Y les enseñaré a reconocerse, Shussan, Edress, Anath, a ustedes les pregunto ¿Cuánto conocen de ustedes?

-Poco

            ¿Qué es poco?

-Es como decir que tienes una taza con café, entonces debajo de la mitad.

            El ejemplo no ha sido claro.

- La taza simboliza el conocimiento y cuando está llena quiere decir que conoces todo sobre algo, cuando está vacía no conoces nada, cuando está por la mitad, conoces poco.

            ¿Cómo se arma una metáfora? Si hablas de una taza de café, el líquido simboliza el poder de lo que hablas, si te refieres a ti mismo y a  tu poder como la taza de café, hablas de poder oscuro, ya que negro es el color del líquido, mas si hablas de un vaso frente a mí y vino blanco en él…

- Me refería sólo a un ejemplo, no a nada particular.

            Y yo me refiero a metáforas de una manera entendible, ya que no son oídos de humano los que escuchan, cuando aprendan a hablar como ellos o nosotros, ellos  aprenderán a hablar con ustedes. Los grandes maestros, que es a donde llega cada elegido portador, y siguientes en la mesa de los maestros, son aquellos que aprenden a hablar sin miedo y a dominar en su idioma, aquellos con quien comparte el mismo lenguaje, aprenden a hablar con él y aprenden del idioma que manejan ¿He sido claro?

            Hablemos entonces ¿cómo reconocer a un portador elegido? No pueden, nadie puede reconocer a un portador elegido por prohibición directa de su Dios, sólo aquel marcado directamente por su mano tendrá el permiso de reconocerlos.

            Un elegido será buscado, no buscará, mas siempre se ha dado, siempre se ha dicho….

- ¿Cuántos hay?

            Somos veintisiete para ustedes, una gran mentira para ustedes, cinco más son sumados, cinco más pertenecen a la causa y en este tiempo, nadie duda, nadie busca respuesta, mas daré contestación a la pregunta que no se ha hecho ¿Por qué nadie más puede reconocer a un elegido?

- Entonces serían dos blancos, dos negros y un neutro.

            Un neutro, que jamás será blanco o negro, un oscuro en la tierra y un blanco en la espalda de Dios. A quien llaman blanco, es neutral. Las cinco conciencias de las que les hablo son: Azrael, Afael, Aphaesthus, llamado blanco, siendo neutral y el oscuro de los tres, siendo uno solo, Joan, cuídense de la lengua de Joan, fue hecha para sentenciar y destruir. No enfades la parte oscura de un Dios.

Siendo Afael blanco, acude a él, pues Afael no tiene conciencia de Aphaesthus, siendo el mismo, Afael es el puro, el blanco. Aphaesthus es mestizo, el primer neutral en convertirse en maestro, siendo blanco entonces.

- ¿Hablas de una doble conciencia de Aphaesthus y neutralidad?

            Estamos hablando de la división del mal de un cuerpo puro. Cuando un Dios fue dividido y la conciencia pura de aquel de quien provenimos, de cada lado, también fue dividida y tomó conciencia detrás de él y fue llamada Afael, mas en él aun una parte negra se veía. Antes, mucho antes de que los elegidos bajaran a la tierra, la conciencia oscura de Afael ya existía en ella y tomo como nombre Joan, fue primero buscado por Luzbel, mas no se dieron cuenta, jamás se dieron cuenta de que sus ojos no ven, sólo órdenes reciben.

- Estamos hablando de que no son veintisiete, son treinta y dos. Entonces no son veintisiete, sino treinta y dos demonios.

            Son veintisiete, los demás fueron destruidos.

- No se supone que sólo un Dios puede destruir a un demonio, no hay vestigios de una lucha entre ellos, sólo el encierro.

            Por fin, ahora podemos hablar. No fue necesaria una lucha, no para los que sobraron, los que sobraron fueron los más poderosos, pero necesitaban de los suyos para poder destruir a un Dios. Cinco contra cinco pelearon y fueron destruidos y en ellos no estaba revivir, los veintisiete, como se les llama, prefirieron vivir entre ustedes, a ser borrados, pues se dieron cuenta de que por alguna razón, se volvieron mortales.

Si silencian les voy a enseñar a escuchar como habla un hombre de cabeza grande, su oído recibe la descarga sonora, como un choque eléctrico, con usos de tiempo, aprendan a reconocer la voz de un gris. Este sólo está de paso, dice que quiere ser parte también de lo que van a conocer. Ellos son distintos a ustedes, primero necesitan ser escuchados para luego escuchar. ¿Cómo reconoces entonces al portador de un elegido?

- Por la radiación del aura, la energía que posee.

            Sólo un elegido puede reconocer a otro y sólo el rastreador sabrá quiénes son ¿Cómo reconocer a un elegido? No sabe que tiene, ni quién es. Claro, algunos son tan hombres que ni siquiera pueden ser llamados humanos y algunas tan mujeres, que preferiría callar, antes de insultarlas. Mas ten claro que los reconocerá porque en un grupo se lo hará y cada uno tendrá seguidores, adeptos a sí mismo, adeptos que lo buscarán, ya que el elegido no busca, es buscado, no por poder, no por grandeza, porque no la tiene. A veces suelen poner nombres, los oscuros a los oscuros, los blancos a los blancos, es la respuesta a aquellos que preguntan ¿Por qué a mí?

            ¿Cómo reconocer a un espía? Pero antes que cambie de tema ¿Qué más quieren saber?

- ¿Qué hay más allá del hades?

            Los que observan con cuerpo inerte, los que tienen ojos en una masa de luz, los espías, los querubines. El hades y el averno no son lo mismo, pues si alguien de una casa entrara en la otra, sería eliminado, el Hades existió mucho antes que el averno. Los Dioses del Hades, el lugar apartado de todos, también llamado tierra y el hombre podía entrar a él, mas no al averno, aun así, podía entrar aquel que ya había muerto una vez.

- ¿El Tártaro?

            Tártaro, no es un lugar, el camino de los grandes hechiceros al Hades, ya no existe. No se llamaba el Tártaro, sino la Puerta del Tártaro ¿Quién crees que fue el Tártaro? No fue un lugar, fue un hombre, fue un guardián.

            En tanto existas, aprende a contestar, no soy hombre, soy humano y un humano es sabio ¿Quién es el que aprende a escuchar, el sabio o el hombre? El hombre, el sabio deja de escuchar, el sabio aprende. Pregunto entonces ¿Qué quieren ustedes, escuchar o aprender?

-Fue tarea del primer reclutador encontrarlos y entregarles su poder ¿por qué terminó esa tarea?

            Porque se te fue enseñado ya, los que fueron reclutados fueron suficientes, aun el mismo Jesús sólo reclutó doce de ellos, pues no necesitó a más, no hagan eso jamás porque se me ha enviado a prepararlos, los que vienen detrás de mí van a venir a hablar, no prohíbas conocimiento, pues si llega de un lado y no del otro, convertirás lo blanco en negro, siendo lo contrario a lo que buscan, de ambos lados escucharán, hoy he venido a enseñarles y a advertirles, a hablar, pues ellos vienen a escuchar también, los que vienen a dictar no callarán, más si ustedes callan sólo mentirán. Iniciaste una conversa, que otro inicie otra, mientras piensas en algo más y así deberá hacerse y aprenderán y ellos compartirán también porque son curiosos y ya lo dijiste mujer, aun si la pregunta fuese obvia, sigue siendo una pregunta. Escucho entonces, que quieren saber o confirmar, o que confirmaron y aún tienen dudas.

-¿Por qué no podrían reconocer a un elegido?

            Porque serían buscados y asesinados

- ¿Por quién? Sólo sé que había un cazador por cada uno de nosotros.

            Usan una gran cruz y una capucha sobre ella. María Magdalena dio inicio cuando quiso dar sabiduría, dio poder y forjó asesinos, por eso fueron cerrados, un elegido sólo podrá ser reconocido por otro igual y por quien rastrea, ya que si un illuminati real, de estirpe y sangre, lo viera, tendría que asesinarlo y eliminar el cuerpo, para que el conocimiento no sea dado, con ello sería escrito otra vez.

- ¿Ese es el gran arcano que se esconde?

            No. Conoces al gran arcano que se esconde, ya hablamos de él. El Dios escondido es el que llaman arcano. Arcano mayor, pues su título fue cambiado, está en algo que te llego a ti, ya se te fue informado.

- ¿La tarea de los cuatro pilares es cuidar al arcano?

            La tarea de los cuatro pilares es proteger al que está sentado en el gran trono, el trono de Yavé.

- No hablo de ellos, hablo de los cuerpos.

            “…”

- ¿Cómo podemos articular el conocimiento para poder utilizar?

            ¿Cómo articular? No puedes hablarle igual a una rata que a una cucaracha y tampoco puedes dirigirte igual a un elefante, un elefante sabrá más y entenderá más, una rata te verá y esperará y luego huirá, una cucaracha solo huirá. Debes ser el elefante, la rata o la cucaracha conforme toque el momento.

- Digamos que yo sé algo y él me pregunta a mí y yo no le puedo explicar, no me salen las palabras.

            Usa las que tienes, a veces no es el cuerpo el que habla sino el espíritu y aunque en su rostro un gran signo de interrogación se mostrará, su espíritu entenderá lo que dijiste, pues no es él a quien hablas, usando tus palabras, articúlalo como puedas y entrégalo así, el rompecabezas será armado, será armado por el espíritu.

            He dicho y vuelvo a repetir, he venido a enseñar a comunicarse con nosotros y con ellos, pues te has ido y lo olvidaste y no recibirás respuesta a menos que vuelvas a preguntar. Tengo clara tu pregunta no será necesario que la repitas, más no todos son yo.

            Los cuatro pilares, cada uno necesita poder, elegidos, pilares y otros más, mas depende de que tan grande sea la puerta y que tan abierta esté, la velocidad con la que acude el que esté detrás de ella. Ustedes los marcados elegidos, llevan más de doce puertas en su espalda, las que deben abrirse para llegar a un auxilio en la tierra, así los ángeles lo hacen, así los ángeles lo toman, un pilar tiene un auxilio más rápido, inmediato, por eso marcan cuerpos en la tierra, ellos no usan las puertas de ustedes, ellos sólo bajan por una sola puerta, el pilar en la tierra. La respuesta es clara.

- Se supone que son ocho pilares, al igual que los ocho dioses, cuatro de luz y cuatro de oscuridad…

            No hemos hablado de los dioses.

- ¿Entonces que simbolizan?

            Hablamos de los pilares del trono de Yavé. Tú hablas de los portadores. Todo Dios es portado, cada uno es portado para vigilar, para observar y para aprender de ustedes. Un ser humano lo es todo y no es nada, el ser humano se portó ciego y débil y mediocre, pero en la oscuridad siempre hay un faro de luz y es lo que buscamos y lo que nos hace aun quererlos, ya que el día en el que el hombre pierda la fe en el hombre, la orden de exterminarlos será inmediata.

 

            ¿Cómo reconocer a un elegido? Un elegido aprende y escucha de nosotros, por eso están aquí.