Nació

Como se les fue dicho, el maestro ya nació, se les ha preparado y se les va a preparar, ya que sólo los preparados podrán reconocerlo. El mesías ya volvió, por eso a los que hoy son anunciados y sólo a ellos aquí, lo reconocerán, pero aún tienen mucho que aprender para enseñar a quien vendrá, para quienes no saben de quien hablo, él volvió.

-¿Ya nació?

            Ha nacido.

- ¿Llegará a nosotros?

            Sólo ustedes lo reconocerán, ha nacido entre riqueza, y también se les ha dicho que él los buscará y para eso deberán estar listos, un libro será y otro vendrá y cuando el hombre mezcle el libro de la carne con  el del espíritu, cuando el hombre cree el libro de las dos naciones, él sabrá quiénes son, porque ha sido escrito por la mano de un hombre que sabe más de lo que debe saber, y le dirá quien fue. Conocen a un heredero antiguo, al que ustedes llaman Christian.

Un maestro que ha llegado a su título, tiene el permiso de pedir quedarse entre ustedes, así lo ha hecho Gregorio, a quien ya conocen, y Ashar, quienes pocos también conocen, así lo ha hecho Salomón.

Mucho ya se ha dicho. Es mi turno de escuchar.

- ¿Dónde quedó el libro de quien sabe más de lo que debería? ¿Tiene que ser escrito en paralelo con lo que está escribiéndose, o es de esperar?

 

            Trajeron al humano al hospital, sin que él enfermase siquiera, y luego le dijeron enferma entre ellos para que te crean igual, y cuando seas uno de la manada, enséñales que existimos porque te escucharán. Mandaron a un humano a vivir entre hombres, y como un extraño que llega, se le dio a probar de uno y de otro también y se le dará a probar nuevamente para que los conozca, para que sepa que existe, y quien viene será débil, pero tendrá más conocimiento del que debe, ya que tienen la lengua similar a la de un amigo, pero menos controlable, mas no hablemos de lo obvio. Celebren, conversen, hablen y yo hablaré igual.