Hablar

- Veo que has dictado ya, has dictado tu parte, sin embargo falta algo y eso va a ser dicho al final.

            No al final del libro no, al final de mi dictado sí, pero para eso deberán dejar de verme con alas y deberán verme como uno de ustedes, hablarme como tal, así terminaré.

- Siempre y cuando hayamos aprendido a tratarte como igual.

            Así verán a todos como iguales y ellos los verán igual, pues si no han hablado conmigo como un igual, no hablarán con ustedes. Rai está cerca y esperando, “Rai, el demonio de los vientos”, huracanes y mares azotarán cuando él esté aquí.

- Enséñanos como tratarte como un igual.

            Dejando de hablar entre ustedes e incluyéndome en su conversa, ya que no hablan. Hablar y aquellos que no quieren hablar, retirarse.

Guillermo: Bueno yo si voy a hablar.

            Yo no he pedido.

¿Saben quién es más sabio? ¡El ignorante!

Guillermo: Gracias por lo que me toca.

Iván: Ignorante no es un insulto, es falta de conocimiento.

            Ya he dicho cuando me voy, cuando empiecen a tratarnos como iguales.

            He dicho y he sido claro, hemos puesto un sano entre enfermos para que lo vean como igual.

Deisy: ¿Cómo nos damos cuenta de quién es un maestro?

Guillermo: Él mismo se va a revelar.

            ¿Revelarse? He enseñado como reconocer un maestro, está escrito ya y en este libro está.

Iván: Y antes de eso ya fue dicho.

Jandry: Es como nos enseñaron antes ¿el brujo verdad?

            No compares un maestro con un brujo, pues para nada serán iguales, la diferencia es muy grande entre ellos.

Iván: Humildad frente a variedad.

Jandry: Por eso, has memoria de cuando conocimos a Geovanie, él dijo yo soy esto.

            Está bien comparar y equivocarse, sino como aprender.

Iván: Simplemente son dos palabras con un hueco en el centro.

             (A Rafael) Compórtate como siempre, que es lo que he pedido para los que vienen, más jamás un hombre deberá mostrarse como mujer ante nosotros.

Jimmy: Soy macho varón. ¿Cuál es la diferencia entre la perra y una mujer?

            La perra es mejor.

Jimmy: ¡Yo no dije nada! El machismo es lo que predomina, es machismo, pero no es machismo, es una paradoja.

Guillermo: Desde que empezamos a tratarte como igual….

Jimmy: Todo está más relajado.

            Todos los seres ante mí son marihuana, espero parte de ella.

            Los ven como débil ¿Por qué los ven cómo insectos? Yo no he afirmado nada en contra de ustedes, mas claro les digo, todo ser que llega a ustedes los ve como inferiores, y he preguntado y preguntaré nuevamente ¿por qué? Obviando su evolución, obviando su aprendizaje ¿por qué los ven como débiles ante ellos, como no dignos de ser lo que son?

Iván: ¿Te refieres a la generalidad del hombre o a quienes estamos aquí?... Porque la evolución simplemente ha hecho que el hombre se dedique a ser hombre en lo material, pero que nunca se tenga un interés, o que muy pocos tengan el interés de evolucionar espiritualmente.

            Tengamos claro que los unos no son de este plano, son mejores, pues es una sola energía ¿por qué buscar la lumbre? Porque ustedes son mejores que ellos.

Iván: Sin embargo el hombre se olvidó de eso.

            ¡El hombre!

Iván: Por eso es que no hay humanos.

            El hombre tiene recuerdos. Para a cualquier ser frente a ti, alto, gris o cualquiera de ellos, tocarás sus pies, lava sus manos, atraviésalo con un metal, luego suéltalo y dile vete, él se irá y volverá frente a ti y a diferencia de ustedes y a diferencia del hombre, él no recordará lo que pasó, mas la importancia que le dio a aquello, será la misma importancia que le dio a mover un dedo. El primer error de la evolución no es el recordar, es el guardar.

Iván: Sin embargo ahí tienes, tengo acotación o duda. El hecho de recordar inicialmente, teniendo claro cómo hacer, si es que se sabe recordar.

Guillermo: Es que ese es el problema, de alguna forma, si no recuerdas, como afrontas una situación.

Iván: El hecho de recordar las cosas te da el conocimiento, el conocimiento material si es que sabes y para que no vuelvas a caer, pero si es que lo sabes concebir. El conocimiento ya, como la sabiduría espiritual, para ayudarte a crecer espiritualmente, entonces en ese momento a usarse.

            En una ocasión me senté junto a Miguel, y me miró y lo miré, sonreímos los dos, sin jugar a ser mujeres, me dijo “observa” y los vi, no seré yo quien hable, pues no son mis palabras, pero recuerdo lo que dijo y lo compartiré con ustedes, y dijo “cuando el hombre deje de ver al hombre como el hombre ve al frente, cuando el hombre guarde cada segundo como un baúl de conocimientos, el hombre será humano”. Serás borrado en un segundo y sólo verás al frente y seguirás, no importa si bueno o malo, no importa si vivió o lastimó, sólo ves al frente y sigues, más que el cuerpo no sea hipócrita, porque no habrá aprendido, sólo habrá tolerado.

Iván: ¿Cómo dejar las secuelas atrás? Hay cosas del pasado que siguen influyendo en el futuro.

            Recordando lo que dijo un amigo, sólo un hombre que conozca su fecha de muerte, sólo el hombre que sepa lo que viene, vivirá lo que tiene que vivir y dejará de ser hombre y será llamado igual, pues hay muchos con nombre y tienen el título, no han ganado la jerarquía aún.

Volviendo al presente, tus llagas no son grandes (Jimmy), las tuyas sí (Jessenia), las tuyas, a las tuyas les falta sonreír (Orlando).

            El orgullo de una llaga es ser cauterizada, pero ¿cómo sellas una llaga? Con una palabra, que ninguna pregunta quede en ti, que cada duda por más mínima que esta sea, sea despejada de tu mente, así el asunto que guardaste en una caja, podrá ser cerrado, pues si algo le falta a ese gran rompecabezas en esa caja, esa pieza faltante te seguirá.

Orlando: Y te quedará como pendiente.

            Si alguien te hiere pregunta por qué, busca disculpas a las palabras que salgan de tu mente, tu corazón y tu espíritu también, pues él se enfocará al igual que tú y has que cada una de tus preguntas sea respondida, así cada pieza del rompecabezas será guardada y la caja podrá ser quemada y se convertirá en un recuerdo y será eso, pues si una sola pregunta del rompecabezas no fue despejada, cada pieza te seguirá, cada pieza te rodeará hasta que completes el rompecabezas. Mas ten claro que el ser humano es tan miserable, que asume como error de otros sus propios errores, es ahí donde ustedes deben cuidar, y es ahí donde ustedes deciden.

            Al parecer estaré aquí mucho más. Espero haya suficiente café.

Iván: Lastimosamente el cerebro humano.

            Todos aquí, todos los cuerpos aquí son descendientes de monos. Charles Darwin anunció lo que se le fue dictado.

Deisy: A él también le dictaron.

Iván: Si no, no habría llegado a descubrir.

Guillermo: Por algo será que su teoría fue la evolución.

Iván: Vino a Galápagos únicamente a definir lo que ya tenía en mente, una prueba de lo que ya tenía.

Jimmy: La cosa es que Ecuador es el éxito.

Iván: La mutación de un ser sea replicada en sus descendientes.

            La carne, el cuerpo, lo que evoluciona, y aún si un animal se convierte en sabio, ha evolucionado, recordando claro que la sabiduría del alma no es la misma que la sabiduría del espíritu.

            Yo no he dicho sólo pregunten…

Jimmy: Conversen.

            Aún Jesús pidió esto a sus apóstoles ¿Saben cuánto le tomó? ¡Mejor se unió a ellos!

            Sin darse cuenta se están acostumbrando a mi presencia y es bueno, se han despojado de parte de su idiotez.

Jimmy: Me estoy despojando de parte de mi idiotez ¡y no se acaba! Tengo mucha.

            Sólo cuando un mechero se ha cansado de ser uno y decide ser una antorcha, puede caminar por el camino que deba, no importa que tan oscuro sea, sólo aquellos que sujeten la vara de su antorcha, serán aquellos que lo seguirán y estarán con él y aprenderán igual. Pero sólo durará lo que la antorcha pueda resistir encendida, pues cuando se apague sólo estarán con él los que puedan volverla a encender y serán suficientes, pues más manos no podrán sujetar parte de la antorcha, eso es un rastreador, Jesús fue uno. Jesús fue.

Jandry: ¿Y dejó todo aquí?

            Jesús dejó parte aquí, no todo, si hubiera dejado todo, sus apóstoles hubieran sido destruidos por su conocimiento, por si mismos, imagina el conocimiento de él como la piscina y el de sus apóstoles como un charco, un pequeño charco de agua y encontrarás la diferencia. Él puede y podrá mencionar el nombre de cada uno, de su padre y de los suyos, ustedes no son aptos siquiera para saber uno de sus nombres.

            ¿Qué buscas?

Iván: Aprender

            ¿Qué buscas?

Jandry: Sabiduría, conocimiento.

            ¿Qué esperas?

Jimmy: ¿Espiritualmente hablando o de la carne?

            Fue una pregunta.

Jimmy: No sé, tantas cosas, infinito.

            ¿Esperas infinito?

Jimmy: El infinito.

            Si esperas el infinito será lo que va a llegar, sólo espera no equivocarte.

Jimmy: Entre mis idioteces y mis risas, entiendo, aprendo, no sólo digo babosadas.

            Hablas coherente, no he escuchado babosadas.

Rafael: Yo quiero aprender a ver.

            ¿Qué es ver para ti?

Rafael: Yo sé que es ver.

            ¿Cuántos años tienes?

Rafael: Físicamente veintidós.

            ¿Qué es un ángel?

Rafael: Una creación de Dios.

Jimmy: No.

Rafael: Cuando Metatrón se desfragmentó, salieron dos ángeles, dos arcángeles, y de ahí salieron.

            ¿Cómo se llama la mujer que ocupa tu corazón?

Rafael: ¿Qué ocupa mi corazón?

Jimmy: Si.

Rafael: No tengo mujeres, tengo hombres.

             TU RESPUESTA.

Rafael: No tengo mujeres.

            ¿Qué usas en tus pies?

Rafael: Medias y zapatos.

            Así debes hablar.

            Como divides, como contestas preguntas resueltas y que tienen cuerpo, que viste, que esperas y responderás pero debes dejar que responda antes de partir mal al cerdo. Se paró detrás de ti tu espíritu y te dijo son cuatro, pero tu decidiste pensar en dos.

Rafael: Yo sólo explico lo que dijo.

            Y yo sólo digo lo que omitiste.

            ¿Qué buscas?

Orlando: Aprender.

            ¿Aprender qué? Una sola respuesta.

Orlando: De todo un poco.

            Si quisieras aprender de todo un poco, no aprenderás nada.

Orlando: Un poco.

            Un poco es como querer beber una gota de agua.

Orlando: Técnicamente dije aprender.

            Aprender de todo lo que Dios me permita aprender.

Jimmy: A eso me refería con el infinito.

Iván: Esperar es diferente, porque esperar un infinito.

Jimmy: ¡Que estupidez!... ¿Qué?

            ¿De qué?

            No hay un por qué a la espera, si no sabes lo que esperas ¿Qué has de aprender? Sólo quieres aprender.

Orlando: Tener conocimiento para aprender.

            Esperas obtener conocimiento para crecer, hay muchos tipos de crecimiento ¿cuál es el que buscas? ¿Eres digno?

Orlando: Si.

            ¿Estás seguro de ser digno?

Orlando: Si.

            Eso es responder. Entonces pregunta, habla con ellos como lo haces conmigo y responderán, pero ten claro lo  que quieres y lo que esperas.

(Uriel queda mirando fijamente a Jessenia)

Jessenia: ¿Yo que espero?

Jimmy: No ¿Qué buscas?

Jessenia: Busco conocimiento y espero mmm… No espero nada para mí, espero más para mis hijos, desgraciadamente.

            Ya se los había dicho a los hombres en el anterior y en este libro, por esto la mujer siempre destruye al hombre.

Jimmy: Si ves lo que provocas (a Jessenia)

            Ya que no pregunté, sólo observé, no iba a preguntarte nada, sólo iba a decirte ¡hola!

Jessenia: ¡Hola, que bien! Me quedaste mirando con una señal de pregunta, no de saludo.

            No busques marcas ni señales en mí, ni en quien te observa, porque sólo te estará probando.

Deisy: ¿Por qué siguen comparando?

Jandry: No estamos comparando

Deisy: ¿Por qué siguen recordando?

            Ese es el principio del conocimiento.

            ¿Por qué pensar en otros, si no has pensado en ti primero?

Jessenia: ¿En mí? Porque cuando me di la oportunidad de pensar en mí, todo se vino abajo, desgraciadamente es así.

            Debes conocer cada punta del triángulo, cuando dejes de ver una, sólo estarás, no existirás.

Jessenia: Muchas veces he dejado de existir y me he cansado de hacerlo.

            Hablo con la humana, ni siquiera con eso, hablo con la mujer.

Jessenia: La mujer dejó de existir.

            Te falta mucho por conocer y tienes mucho para hacerlo.

Jessenia: Creo que ya no, me he cansado.

Iván: En el momento en el que decides dejar de aprender y conocer, no puedes vivir, simplemente estás dejando de existir.

            No preguntaré, no consultaré.

            ¿Y tú? (Jandry) Esta vez no te diré animal, les diré a ambos (Jandry, Guillermo) Es hora de verlos y que los vean como igual y ojalá puedan estar allí, pues cuando cada uno dice, necesitará ser interpretado y que mejor si los hay preparados para conocer e interpretar, pues no será uno el que dicta, sino los que tengan nombre entre ellos, aún no consideran que dejes de ser un animal (Jandry), pero muchos saben que rompiste tus propias etapas y que te podemos llamar digno, mas te digo digno aprende a callar y nunca pelees por conocimiento, ya que no es de sabios pelear por difundir el conocimiento propio, eso es de boxeadores, no de espíritus con nombre.

            No preguntaré que haces aquí, porque sé qué haces aquí (a Deisy). Tienes frente a ti quien responderá, yo les digo los veo pronto.

Rafael: Que mala suerte, tenía una pregunta.

            No he dicho que me retiraba, el cuerpo debe vaciarse.

Jandry: ¿Me dijo que no lo haga?

Iván: No, te dijo no impongas tu conocimiento, se humilde, mientras no sois nadie, dijeron la otra vez, sois alguien mucho mayor, o sea, ya lo encontré, pero yo no he buscado ser lo que soy. Estamos todos en un camino, que tal vez estamos más adelante que el resto, pero igual estamos caminando, que adelantemos unos pasos, pero no quedarnos sentados en la vereda. Entonces si nos sentimos que ya estamos muy adelante, nos sentamos a descansar tranquilos, ese rato el resto nos va pasando.

Jandry: Es como el ejemplo que dio Lucifer, el de la carroza,  ¿verdad?

Rafael: ¿Cuál?

Jandry: Nos paramos al filo de la vereda y que la carroza pase.

Iván: Acuérdate lo que dijo Luzbel de las proporciones, cuando vos te preguntaste cuando vas a tener lo que te corresponde, y él que te dijo, en los días humanos o en los nuestros.

Jandry: Todo es relativo.

Iván: ¿Si escuchaste lo que dijo de las mujeres?

Jandry: Para dar el siguiente paso.

Guillermo: Entonces está bien, ella habló, se supone que si le tratamos como igual, hay esa coordinación, por eso ella habló.

Geovanie: Llegas a tu casa ¿cierto? Bien. Llegas a tu casa, no, llegas a la casa de tus papas y tu papá está con el periódico en la mano y tú te sientas frente a tu papa y le dices ¡hola! Y él sólo te queda viendo ¿cómo reaccionas?

Rafael: Depende.

Jimmy: Preguntas.

Geovanie: Exacto, preguntas, no respondes ante algo que no te ha preguntado.

Iván: Entonces al no integrarse, no es tratarle como un igual.

Geovanie: Es interesante lo que acabas de decir, cuando llega cualquier nuevo a cualquier grupo ¿Quién lo integra? ¿El nuevo o los viejos?

Jimmy: Verás, cuando estábamos conversando él dijo que lo tratáramos como un igual, se lo integró a la conversa y si él se margina solito, no hay como hacer nada, así es, o sea llevas un pana y le presentas una chica, tú no vas a estarle haciendo conversa con la chica, el man tiene que desenvolverse solo.

Iván: El viene, trátenme como un igual, le presentan a la chica y vos te pones a conversar con el flaco allá de todo lo que está diciendo la chica y no conversas con ella.

            ¿Qué esperas?

Orlando: Conocer

Conocer ¿qué?

Orlando: Todo lo que se me sea permitido.

¿Qué vienen a hacer? ¿Qué hacen aquí?

Jimmy: Es mi cumpleaños.

¡Feliz cumpleaños!

Aquí inicia tu periodo de prueba.

Jimmy: Ya sabía.

Acabas de iniciar.

Jimmy: No tengo miedo de lo que se viene, no tengo miedo de algo que yo mismo pedí.

            ¿Qué haces aquí?

Rafael: Conversando, compartiendo, aprendiendo, de todo un poquito.

Iván: No se dice de todo un poco.

            ¿Qué haces aquí?

            ¡HABÍA OLVIDADO QUE TAN DIFÍCILES SON!

Guillermo: Intentar encontrar las respuestas en mi camino.

            ¿Qué haces aquí?

Jandry: Seguir mi camino.

            Iam, Saget, Joan, Nec. Es hora de seguir.

            Los que estén frente de ustedes y dictando será, pues cada palabra será escrita, es lo que se presentará al hombre, no es un libro. Así que esta será su obra y la nuestra también.

 

            Hoy han hablado, han tenido suficiente confianza o han creído tenerla como para recibir a quien viene detrás de mí, Rai es el siguiente en dictar, ustedes le darán la bienvenida, no hoy, pronto.