Ganar jerarquía

            La sabiduría y el entendimiento no tienen luz, son oscuras y siempre lo serán, si fueran claras, todos pudieran verlas, la mente no tiene luz, sino su espíritu, aquel que es espíritu brilla.

            La luz del saber, el conocimiento, la luz de la mente que buscas tienen un solo nombre y se llama Dios, mas Dios ya no los ve con los mismos ojos, Jesús los ve como un hermano menor, tu espíritu lleva el conocimiento, no busques conocimiento cuando llegues aquí y cualquiera de ustedes, busquen despertar y recordar, el espíritu de cada uno de los invitados es tan sabio como  cualquier otro, pero no recuerda, todo aquello que aprendes, lo escuchas y lo sientes, no lo grabas en tu mente, pues ya está allí.

- ¿En el subconsciente?

            No, en el espíritu.

            Escucho a los antiguos, pero antes de iniciar quiero hablar. Veo a aquellos encontrados en la primera búsqueda, tres frente a mí ¿ninguno se siente digno de hablar? ¿Cómo ganar jerarquía si no se discute con quien la tiene?

Christian: Para discutir tendría que tener mis opiniones claras y todavía estoy aprendiendo y quiero aprender.

            ¡Y este es el único que ha hablado!, ¿Cómo aprender si no se quiere preguntar? Pregunten entonces. Se nos ha sido permitido y se podrá enseñar todo aquello que pregunten.

- ¿Por qué en estos últimos tiempos me he sentido alejado, he dejado de sentir las cosas que anteriormente sentía o veía, por qué dejé de ser lo que era?

            Te sacaron de la jaula de los perros y te metieron en la jaula de los gatos, la única forma de que no te ataquen es dejando de ladrar y no se hace porque se quiere, sino se hace por instinto, un perro es siempre superior a un gato, pero por instinto callará y dejará de ser un perro para no ser atacado. ¿He sido claro?

-¿Quiénes son los maestros?

            ¿En la Tierra?

- En la tierra.

            ¿Vivos, existentes o sólo espíritu? Iam es uno de los más poderosos, Joan superior, siendo el maestro de Iam, Nec, la maestra, estará ante ustedes en cinco años humanos, aún no es quien debe ser, pero ese será su nombre, son los tres maestros marcados de esta época de Ecuador, el maestro de Brasil, Chico, ha muerto, sus hombres lo recuerdan, puedes buscar en la historia de Brasil y sabrás quien fue y que hizo por ustedes, Chico era su nombre original, Nec fue él antes que ella, Nec llegará a ustedes a través de una mujer en cinco años más, Joan está entre ustedes, Iam es conocido por ustedes, su frente llega a su corona y es tan sabio como su maestro y es llamado igual, Iam.

. Tengo poca luz en mí vista ¿por qué?

            No tienes poca, hay tanta luz que te ciega.

- Veo algo en la pared…

             No veas en frente, sólo detrás y cuando veas un arcángel, no lo busques en los hombros, sino más atrás como lo has hecho ya, un médium no puede contenerlo completo, sino una pequeña parte de él, el resto se alejará un poco para no lastimarlo, lo que viste soy yo, y al igual que viste, reconocerás.

             Te escucho, todos han hablado como si lo hicieran con un humano más, no conmigo.

- ¿Qué es exactamente lo que tengo que escribir, que es exactamente lo que tengo que redactar y con qué fin y con qué propósito?

            Se te fue ordenado ser uno de los escribanos, mas lo que escribas no será para manos de los conscientes con luz, serás conocido como el mejor y el más raro, puesto que tus teorías serán sofisticadas, esta oportunidad fue dada sólo a Efesthus en su tiempo bajo grandes pintores. Los dibujos que tú haces sólo son una metáfora, aquel que vea un dibujo será quien deba reconocer un patrón y por primera vez en la historia alguien llamado psicólogo, hombre que trata gente ilustrada, tratará enfermos humanos que no lo están y sabrá diferenciar entre ellos, le dará al hombre el poder de un humano a través de un libro, libro que enseñará a reconocer a los que son superiores y será aceptado, pues el título es de hombre para hombre, tú no escribirás para espíritus, escribirás para hombres, para que los hombres aprendan a reconocer a quien es superior, y habrán nuevas en él, pues cuando un padre descubra que su hijo es superior, se sentirá un insecto, pero sabrá tratar al humano. Termina entonces, Iam y Joan te guiarán.

-¿Estoy camino a maestro, pero que debo aprender?

            Un despierto para cambiar su nivel, debe aprender a ver, aunque ya lo está logrando, mas no es suficiente, el nivel de maestro es el conocimiento y el maestro ha comenzado a compartir, nadie lo ha ordenado, ni ha pedido que lo haga, pero una mujer te regresó al camino y aprendió de ti y es mejor que preguntes al guía cuando tengas una duda, ya que el aprendizaje de ella no está en sus manos, sino en las tuyas y ella te llamará maestro aunque su boca no lo diga, el sexo no cuenta.

- ¿Tengo que enfrentar ese camino solo, o necesito un guía?

            Dos guías están cerca de ti, pregunta también a otro guía superior, hay también un guía inferior, vuestro amigo, ha enseñado parte y tiene nombre de maestro, siendo su jerarquía inferior a la tuya y a la de todos aquí. Pregunta a Iam y pregunta a Joan, no sigas una sola guía, que las dos difieran y que tú aceptes para ti mismo el conocimiento de ambos, así serás igual que el primero. Asimila el conocimiento de cada uno y de cada uno aprenderás y podrás elegir y guardar información de ambos y ambas serán útiles y suprimirás lo que no sirve, pero llegarás a ser el primero, el primero que llegó a ti, no el segundo que te enseñará. No aceptes el ego de Joan, acepta el maestro que lo porta. Hay un intermedio entre el maestro y quien lo porta y es obvio cuando llega, pues empieza a hablar solo, son los momentos que debes aprovechar, empezará a desarmar, empezará a construir, no podrá dormir, es cuando el conocimiento rebaza su nivel y es cuando debes atraparlo y absorber el sobrante, así aprenderás, pronto alguien más te acompañará y aprenderán del mismo e Iam llegará de vez en cuando a hablar y también aprenderán de él.

            Un año más les queda, ocho meses más para ser un elegido con nombre y título y al otro para ser un maestro sin nombre y con un título poderoso, mas el libre albedrío de cada uno de ustedes deberá decidir y se esperará mientras lo hagan, mas traten de no perder al doceavo en dictar, pues este no tiene atos en su lengua y enseñará a todos como carne y como humanos y no pierdan el contacto con quien tiene la escribana a su lado, pues es importante este libro para ustedes, ya que de este libro aprenderán mientras lo esté escribiendo y cuando esté listo sabrán más que el libro y entenderán que nada fue dicho, nada a un inferior, pues ha sido escrito para superiores.

            Ya es hora de pararse. Los nuevos libros que vendrán de las manos de los aprendices serán tan grandes que la gente no podrá leerlos y a aquellos que lean no entenderán.

 

            Ustedes conocen al maestro y deciden si aprender.