Elegido

Está dicho y queda claro que aquellos que quieran escuchar nuestras palabras o los sonidos, entonces escuchemos sin abrazos.  He dicho y enseñado como reconocer a cada uno de ellos, pero aún hay muchos más de quienes debemos hablar. Observar y mirar la lista, pues en ella encontrarán esa gran diferencia. Es el turno de hablar de portadores con alas, mas debo resumir ya que se sabe quiénes son cada uno y cada quien, ángeles son llamados y son portados por veintisiete, los elegidos se diferencian claramente de los protegidos. Se decidió en los altos, se decidió en las alturas y antes de bajar, ningún humano podía contener sus poderes y fue repartido su poder.

¿Se han preguntado por qué preferimos la noche, por qué es mejor en la noche? No son sólo las horas no. Un médium de alto rango podrá invocarnos y mientras más noche sea, será mejor, mientras más larga sea la noche ya estarán dormidas las conciencias de los protegidos y acudirán al cuerpo del médium todas las partes, espero ser claro. Si invocas a un  ángel durante el día, tendrás frente a ti a una de las quintas partes de él, a un arcángel por igual, pero si lo haces en la noche, mientras la conciencia de cada uno de los protegidos está dormida, los pedazos se armaran y el poder será mayor ante ti.

¿Cómo reconocer entonces a un elegido y diferenciarlo de un protegido? ¡Ay del elegido! ¡Ay de él! Elegido es el que nace como portador, ya es quien porta. Si aun portando cualquiera de nosotros, se sabe que estaremos ya con ellos y les guiaremos, a menos que haya querido o decidido cegarse ante nosotros. El poder de un elegido crece de acuerdo a las circunstancias.

- ¿Y el poder de un protegido?

            Siempre está activo, mas es el turno de dictar y hablaré sólo de los elegidos, luego de los protegidos.

Sienta frente a ti a alguien, sienta frente a ti al elegido, que él no lo sepa y aunque tú tampoco, usa tu poder contra el elegido. ¿Cómo has  de reconocer uno si no tienes poder? Ningún inferior podrá hacer pruebas a un elegido, pues no entenderá y lo verá igual que él, débil. Si un superior entre ustedes o ustedes en mayor rango o con el permiso de uno hiciera la pregunta correcta y las pruebas igual, encontrarán a un elegido. Tu poder atacará, tú atacarás y el elegido reaccionará a tus ataques, pues un elegido no recuerda quien es. Así, si se siente amenazado, sus pupilas variarán, como si la luz pegase en sus ojos, sus cejas se reducirán y se verá enojado o incómodo y mal, pues él no se ha dado cuenta que su rostro ha cambiado, un  elegido es medido en su paciencia y no son pacientes, no somos pacientes, pues hemos de mirar de los ojos y a través de ellos.

Cuando un elegido no tenga respuesta ante un superior y digamos henos aquí, sabrán que somos uno y encontrarás también y ten claro esto, ningún elegido pedirá devoción, ningún ángel tampoco la hará, pues no hemos nacido con ese propósito. Aquel que diga ser un ángel y pida devoción para sí mismo o acepte las gracias de alguien, no es uno de nosotros. 

Un protegido es igual a un elegido, mas el protegido despierta el poder absoluto del elegido, son sus piernas y sus brazos haciendo ejercicio y el elegido es sólo su rostro, mientras más poderoso es un protegido, más poderoso es el elegido. Cinco cuerpos componen a un elegido, la cabeza es el que nació con él, su cuerpo izquierdo serán los vinculados a la oscuridad, su cuerpo derecho hará lo contrario, mas hemos visto en los tiempos y todos han decidido ser blancos u oscuros o han decidido  ser iguales a quien porta o a quien los protege.

- ¿Cómo puedo ser blanco u oscuro?

            Durante mucho tiempo los hombres han creado barreras ante divisiones simples, como ya he dicho, son sólo decisiones, lo hice cuando tuve cuerpo y ordené y la misma pregunta se me fue hecha. Tracé una línea en el suelo, eché cal a un lado de ella y polvo de carbón al otro lado, me paré entre las dos líneas, entonces miré a quien hizo la pregunta y él dijo hay blanco y hay negro, yo le dije tú has preguntado cómo ser lo uno o lo otro y heme aquí dándote una elección y también una lección. No es lo que quieran, no es lo que digan, nadie podrá intervenir en el libre albedrío, no se le es permitido ni al Hijo de Dios y yo trazo la línea frente a ti y pones un pie al blanco y un pie al negro, digamos que estás entre los dos y eres ambos. ¿Qué pasa si te inclinas hacia la derecha, donde está el blanco?

- Tendré más poder.

            ¿Y si te inclinas hacia lo oscuro?

- Tendré menos poder.

            Los seres humanos siempre han tenido las cosas claras, pero han pensado en elegir, nunca han dado un paso, decide dar un paso, no pienses en hacerlo, si no dibujas lo que vas a pisar, no podrás poner jamás tus pies sobre ello, pues sólo será una decisión que esperará y no dejará de hacerlo.

- ¿Cuál es la diferencia entre un no nacido y un no muerto?

            El no nacido, muchos hombres han pedido a Dios o a Jesús o al Santo de su devoción, ángeles y arcángeles, la Virgen María y otros más y han invocado ante ellos y han sido escuchados, todo aquel nacido de un milagro, todo aquel que no debió nacer, será llamado no nacido y podrá tener títulos y podrá llegar a ser lo que no todos los hombres son, podrán ser llamados maestros o cucarachas. Un no muerto no será encontrado en el vientre de su madre, no vivo, un no muerto estará muerto para los ojos del hombre en su vientre y sólo el que tenga ojos de espíritu podrá ver vida en él. Al nacer resucitará, pues no será muerto, mas no cuentan aquellos que son auxiliados por el hombre, ya que es distinto uno que ha sido asistido por la mano del hombre y el no muerto, pues nació muerto y Azrael decidió reconectarlo, si fuera ese el caso, Azrael daría vida a un humano, si el hombre salvara el cuerpo, sólo sería un alma más. ¿Ha quedado claro?

            ¿Por qué aún no saben que responder? Muchos llegarán y les enseñarán, muchos hablarán de lo que ven, mas ninguno tiene permitido enseñar a ver, muchos despertarán tus ojos, mas aun los ojos despiertos o abiertos no ven y sólo hay una respuesta a ello, no saben qué es lo que quieren ver. El hombre ha dicho, el humano ha dicho por lo menos el aura y yo te pregunto ¿siquiera sabes qué es? ¿De dónde proviene? ¿Cuántas hay? Han preguntado, mas no lo suficiente. Fueron marcados con cada uno de los permisos de cada Dios, los hombres, humanos que tienen miembro y testículos, tienen siete de estas capas, las mujeres ocho consigo. No es igual preguntar cuántos niveles de aura hay, a preguntar cuántos colores pueden definirse en el aura de un solo hombre. Si quieren saber deben preguntar y preguntar bien.

- ¿Eso no está en el primer libro?

            El otro libro no fue hecho para ustedes, sino para hombres con cerebros de insectos, este libro es para humanos. Yo pregunto ¿Qué es lo que debes hacer antes de llegar a ser humano?

-Aprender.

- ¿Por qué no tengo miedo?

            ¿Miedo a quién?

- A ningún espíritu.

            Eres parte de uno de los cinco cuerpos de un ser con mucho poder ¿por qué has de temer?

- Porque cuando era niño temía.

            Todo niño teme y aun un adulto teme a lo que desconoce.

            Tú estás consumido en otro camino, exorcista, quieres convertir tu lucha interna en una lucha externa y has marcado para ti mismo ese camino. Busca entonces y pregunta en el libro, en el que se está escribiendo, que tipo de exorcista eres, pues de ambos lados hay y tendrás claras respuestas, pues ya ha sido dictado.

- ¿Por qué el hombre me tiene miedo?

            Geovanie trata de enseñar, pero no entienden a ese animal, no nació para enseñar, ni para escribir, él nació para guiar luz hacia nosotros y hacia quien nos lidera, pero en lo torpe de sus palabras, enseña bien. Tienes un hombre que aprendió de él, la única persona humana que lo pudo entender, a quien llaman Iván y yo conozco como Iam, no fue enviado para hacer enseñanza para ningún hombre, sus palabras fueran hechas para oídos humanos y un humano lo entiende, cuando sean humanos lo entenderán también.

            Joan es el humano en Geovanie, Iván, su amigo, Iam, el humano en su amigo. Te hablo de quien al que enseñó y pudo aprender de él, es un humano aprendiendo de otro, ya que el conocimiento que el buscó no lo acercó a nosotros, le enseñó y le guió a nosotros. Ahora se les ha enseñado y se les enseñará, sean constantes, pregunten y aprendan. Si buscan un camino a ser humanos, todo humano, todos y cada uno de ellos tienen nombre, el nombre de su espíritu.

- ¿Puedo saber cuál es el nombre de mi espíritu?

            No si no han sido marcados para ello y aún no han ganado una marca.

            No tienen suficiente conocimiento. Si en tu escuela no tienes suficiente conocimiento no puedes llegar a un colegio y a una universidad y aún en ella no puedes cambiar de nombre si no tienes suficiente conocimiento, ya que sólo el nombre será ganado por el conocimiento al terminar el estudio, son cosas que hemos dejado entre ustedes y las han convertido en cosas de hombres, no de espíritu y cambian su nombre por títulos de hombre como doctor o licenciado, separándose de la realidad, pues su nombre viene escrito en ustedes y ustedes lo buscan como carne en un título, en el conocimiento está el título que buscan y el que necesitan.

 

Bendito sea el hombre que se bendiga a sí mismo y que gane ser bendito y ser mirado bien por Dios, ya que bendita será su jerarquía también y los que nazcan de él, todos en su linaje por igual. Maldito el hombre que sólo de materia al hombre, pues se habrá alejado de Dios.