Reunión 3

El Histriónico

Estas queriendo hacerme médium a la mala…

–Es que esa es lo que tienes que dominar, tu conciencia es tu conciencia, nadie puede…

Luz, Luz…    

–Prende la de allá… ¿Quién es?... In nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti… volto nomen

 

Entonces dicta si haces presencia, todo quien llega es invitado a enseñar.

Un cigarro.

No has anunciado tu llegada, no preparamos nada para ti.

Un cigarro.

–¿Que quiere?

Cigarro, ¿tienes uno?... que conocimiento darás a cambio de lo que pides.

Luz, luz.

Este es tu espacio, no aquel.

Será pagado.

¿Qué conocimiento quieres dar?, eso es suficiente pago.

Épocas malas… todo lo contrario será lo adverso.

–Nadie te ataca, tranquilízate.

            La luz, la luz.

–Este es tu espacio, a este espacio se le ha dado oscuridad para ti, el resto de los espacios le pertenece a la luz. ¿Cuándo empiezan las épocas?

            Ya empezó.

–¿Países que sean marcados, o ciudades?

            Dependiendo de… ¡el tiempo, todos serán marcados, dependiendo el tiempo… ahora, futuro, presente. Haz formulado una pregunta formulada bien! (gritaba fuertemente babeaba y se reía)

–¿Tiempo y lugar?

            Depende de los adversarios, depende de los guardianes.

–He aquí los guardianes, aun no hay un adversario digno.

            Aprendices…

–Afatos, cargados con la energía de Afael. Un aprendiz es digno.

            ¿Digno?

–Recuerda que todo aprendiz de carne ya está activado

            Digno…

–¿Tú eres digno de venir a visitar?... no te vengas entonces con rodeos, tiempo y lugar.

            Tiempo, tiempo, ¿Qué es tiempo?

–Tiempo de hombre, la carne tiene tiempo sub cedente a lo que es, compuesto de horas, días, meses y años.

            El, el, el, ella, el, ella, el, muchos de ustedes morirán cuando llegue el momento. No…

–¿Sabes porque tus palabras no intimidan? Pues todos aquí saben que yacen muertos y solo están recordando lo que son.

            ¿Quién fue Michelangelo, dime tú?

–Yo so te filio Michelangelo.

            No… habla en español a que todos entiendan…

–El hijo fue Miguel…

            Michelangelo, nos… 

–Estas dando conocimiento que este grupo ya posee.

            No respondes a mi pregunta… fumas… sabes que es que te pierdes… sin fumar.

–He respondido ya.

            Algo…

–No hay respuesta a aquello que ya se conoce.

            La muerte estará aquí.

–La muerte es nuestra amiga a diferencia de vuestra.

            Nooo… como la conciben.

–También sabemos que el fin de la existencia es el fin de la muerte entre los hombres.

            Tú estás muerto.

–Desde hace mucho.

            No como lo crees, la muerte llegara en diferente estado, demonios se harán presentes…

–Ya lo están.

            No como lo creen.

–Si no has venido a dar algo a este grupo.

            Pregunta, pregunta… no acá.

–¿Tienes claro que la conciencia de David te tiene aquí verdad?... la misma conciencia de David que es a la que llamo. Te diera gracias si no has traído nada instructivo.

            Pregunta.

–Solo preguntamos a seres de luz.

            He ahí su error.

–Tú no eres ni siquiera un ser de luz.

            Y ya ves dos bandos oscuros y blancos. Escuchar aquella estrategia de aquellos ser diferente, de aquellos; por eso siempre ser necesario integrar a un oscuro, puedes canalizarlos, pero sin embargo no lo haces ¿Por qué, ¡porque!?

–Porque todos aquí han desarrollado su propio acceso.

            Alcohol por favor… cigarro por favor.

–Alcohol se te puede proporcionar, los cigarros ya no hay.

            Aquel puede… gracias, ¿Qué más?, siempre será dado con todos blancos y oscuros, no dejes al que le domina, tú sabes que es bueno… beber conmigo; no todo, poquito.

–Bebo con David cuando vuelva.

            David no está y no volverá. Aquel camino se ha escuchado, estrategias blancas…a un lado es positivo y este lado aun invierte tanto, ¿a qué lado es lo que no canalizas… a qué lado es el que no se escucha, a qué lado invierte y muestra la tragedia, la desolación, la angustia?

–Quien está en el camino de Jesús y Dios no teme a ninguno de los pretextos de hombre que has dado.

            El camino de Jesús y Dios, ¡Jesús, Dios… a esto!!!

–¿Tienes claro que eres una parte inconsciente de la conciencia de David activa?

            No lo soy, búscalo bien.

–Te lo voy a explicar, ninguna conciencia impura de ningún demonio puede mencionar a Jesús como lo has hecho.

            No, yo no soy un demonio, yo no soy un ángel.

–Lo sé, también lo sé.

            Yo no pertenezco a este plano.

–Entonces vete, tenemos cosas más importantes que hacer.

            Iluso.

–Iluso quien procede de un cuerpo.

            Iluso aquel que no recibe la información de aquel lado.

–La información que traes es ambigua, ya la tenemos.

            Pregunta entonces.

–Ya te lo he dicho, solo preguntamos a invitados y solo los acogemos si lo son… David, vuelve; tendrás cita en una reunión.

            Pueden tener con planes que no, tienes control… es que no, pues esto no es.

–No necesitas dominar si la conciencia a la que alguien trata de poseer es la de un amigo; llamo a la presencia de mi amigo a volver, vas a encontrar que tan fuerte es.

            Ya no estoy, ya no está, ya no estoy, ya no está, ya no estoy… el cuerpo a quien poseo no es un medio… puedes intentar todo

–¿Crees que yo me esfuerzo?

Prende todas las luces que quieras.

–No las he prendido por ti, sino para estar más cómodo.

            ¿Sabes quién es un fénix?... no puedes, no existe el momento de un fénix.

–Eres bienvenido a la reunión si lo quieres.

            Estoy tratando de manejar un pensamiento una pregunta, pero no la hace la correcta, quien tiene la pregunta correcta esta acá… pero apágame la luz.

–Insisto ya no eres bienvenido en este momento.

            Acá tienen la pregunta correcta.

–No, no tengo nada que preguntarte.

            Muy adentro…

–Por ahora no tengo nada que preguntarte.

            No me voy a ir.

–No te vayas, ya lo he dicho, si quieres quedarte es tu decisión.

            No sabes mi nombre.

–¿Debería interesarnos?

            Claro.

–No.

            Sí.

–Aquel que llega acá se presenta, si no es visto como un no bienvenido.

            La luz…

–¿Qué pasa con ella?

            Apaga la luz.

–Siéntate, se parte de la reunión.

            Yo lo seré, pero apaga la luz por favor.

–A Af, no le gusta…

            ¡Que venga!... apaga la luz.

–Insisto, tienes inconvenientes al respetar las autoridades, es mi casa, tu estas de paso.

            Estoy de paso, no han hecho la pregunta correcta.

–No han venido a hablar contigo.

            Deberían, ¿quieres dictado?

–Entonces dicta.

            Pregunten entonces, ¡pregunten!

–Quien ofrece dictado, dicta, no excuse su conocimiento ante el que otros exponen frente a él.

            No el que yo proyecto, ¿Qué dices?, ya lo sé… pregunten correctamente, no pregunten.

–Saé tiene nueve puertas, ocho de ellas conocemos sus nombres, ¿Cuál es el nombre de la novena?

            No tengo acceso.

–Entonces no tienes información que nos sea útil

            ¡Solo creen en los blancos, no aquellos que tienen distinta puerta, no aquellos de aquel portador!... no de aquellos.

–Territorio de oscuridad, cetro del trono, el hombre de patas de cabra y cola, bajo su trono, Af escondió algo, dijiste conocerlo, ¿Qué escondió Af bajo el trono de Luzbel?

            Una llave.

–Error, las llaves de Af, se dan…

            ¡Una llave!

–Las llaves de Af se dan a los hombres y tu estas en el cuerpo de uno de sus portadores.

            Una llave ahí escondida, no una llave cualquiera.

–Insisto.

            Una llave, a su vez es un arma.  

–¿Entonces es una llave o un arma?

            Son las dos cosas, un arma que abre muchas puertas… no muchas.

–Bueno, siguiendo con lo nuestro… ¿en que estábamos?

–¿Qué te dijo de relevante?

–Estábamos hablando de las escribanas.

–Que tu visita próxima sea más constructiva, David debe estar en la reunión.

            Alcohol por favor.

 

–Ya te lo he dicho, ya no eres bienvenido, David, sí. Podrás sentir a través de su cuerpo el alcohol si quieres. David es mi amigo, ninguna cosa dentro de él que no sea invitada, puede estar aquí.