Reunión 1

Sello casa del Tejar

Oración de exorcismo dada de Miguel Arcangel para los comunes:

–“Aquí y ahora llamo a los Ángeles sirvientes de Miguel, a rodear este sitio, a observar e intervenir si fuera necesario, bajo mi mando y por el permiso que he tomado de los dones dados por el Hijo de Dios al hombre, gracias por acudir, heme aquí, escuchando, exhortando, concediendo absolución, liberando, condenando, y sellando en nombre del Hijo de Dios, muéstrese ante mi aquel que este y no debe estar o lo buscare y no tendré piedad de él. Oración huerto del poder de exorcismo de Miguel para los comunes”.

Cuando la reciban, hacen una cruz sujetando con la mano izquierda y la pasan al compañero – dijo refiriéndose a las velas benditas que están siendo usadas luego de sumergirlas en agua bendita y prendidas una a una para realizar el sello en ese hogar.

(Debo comentarles que mientras se prendían una a una las primeras tres velas; en la grabación se escucha un quejido que pasó desapercibido en ese momento para los presentes pero que la grabadora si registro, y al poco rato se escucha a GJ decir a uno de los presentes: “controla tu vela” ya que esta quería apagarse…)

No le pare bola, usted disfrute el momento no más (Dijo dirigiéndose al dueño de casa)

Cuatro con vela, vuelve a hacer el llamado; firme, medio bravo…

–“Aquí y ahora llamo a los Ángeles sirvientes de Miguel, a rodear este sitio, a observar e intervenir si fuera necesario, bajo mi mando y por el permiso que he tomado de los dones dados por el Hijo de Dios al hombre, gracias por acudir, heme aquí, escuchando, exhortando, concediendo: absolución, liberando, condenando, y sellando en nombre del Hijo de Dios, muéstrese ante mi aquel que este y no debe estar o lo buscare y no tendré piedad de él”.

Un rato bravos se pusieron arriba… ahí es cuando la gente grita…

Repitan todos.

–Se acabó la pila (del celular)

¿Murió?... revisa la oración.

–Se te colgó el teléfono, ¿si está cargando?

–Es el mensaje número 5, que da Salomón.

Traten de no golpear el piso y de poner en silencio los teléfonos… se descargó de una la batería, ya está pero; ya está…

Esta vez, repitan todos. En voz alta por favor.

–“Aquí y ahora llamo a los Ángeles sirvientes de Miguel, a rodear este sitio, a observar e intervenir si fuera necesario, bajo mi mando y por el permiso que he tomado de los dones dados por el Hijo de Dios al hombre, gracias por acudir, heme aquí, escuchando, exhortando, concediendo absolución, liberando, condenando, y sellando en nombre del Hijo de Dios, muéstrese ante mi aquel que  este y no debe estar o lo buscare y no tendré piedad de él”.

Están con bastante estática las velas vera; toque usted velas con estática (dijo sonriendo).

Son las últimas tres…

Todos nos reímos…

Ponte bravo para que no se apague.

Ya… se hizo (dijo riendo), se desapareció la mecha.

–Cada vez se está poniendo el ambiente más frio, las piernas están heladas ya.

Aja.

Como usted sabe quién es el que está aquí; quien es la que está aquí; hacemos una oración de consumo. Lo que hay aquí, más que un espectro es un espíritu que está en ese proceso; por tanto es mucho más fácil realizar el exhorto como tal… ocho, dos por cada pilar; nueve con el centro.

Todos repetimos: “Pedimos a Azrael realice su trabajo, lleve a su lado a quien deba llevar, por nuestra orden, por orden de Jesús Cristo. Todo ser, todo ente, todo espíritu, todo espectro, no es bienvenido en esta casa. Será expulsado, será condenado por Dios o el diablo, ellos verán, ellos recibirán. Soy un simple y humilde sirviente. Soy un sirviente noble. Tú no debes estar aquí, tú ya pasaste, tú ya viviste, tú tiempo ya fue… En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. La marca será puesta, los linderos serán marcados y este lugar será sellado y este lugar estará en paz, Amen”

Necesito a los pilares acá arriba primero. Cuatro pilares, cuatro puntas en la parte de arriba, uno acá, uno allá, otro al fondo… cinco aquí…. Kawas en esta esquina, Orlando en la esquina que le sigue a esta de frente. Yo voy al centro. Usted frente a Kawas, asientan tres gotas… tres lágrimas en toda la esquina. Las velas en esta ocasión no van por dentro, van por fuera de la casa ¿ok?, Lo que estamos haciendo en este momento es llorando al muerto…

 

Y así lo hicimos en cada esquina de la casa de acuerdo a la instrucción del exorcista…