Retomar

            Después de todo la luz y la oscuridad se aúnan en algún punto. Mil años sin la caricia de una mujer y la recibo esta noche, la caricia de una dama fina, muy alta para mi gusto, me gusta ser quien domina.

            Solo grandes entre mi esta noche, les diré lo que viene, pues se hará una vez… nada más. Se acabó su tiempo, es hora de hablar, es nuestro tiempo ahora, no somos malos entre ustedes si ustedes no lo son entre nosotros, se le ha permitido hablar de mí ante ustedes y se le ha dicho que decir y no les ha dicho lo que debe hablar, les ha dicho como reconocernos pero no se les ha dicho como conocernos, reconózcannos entonces, los demonios somos más poderosos que los ángeles y lo saben y más viejos también, más bien somos los primeros entre ustedes.

- Es discutible.

            Si es discutible para ti Salomón, daré todavía el poder para usarnos y ten claro quién te dio ese permiso.

Portador de Jerardeth: No tengo el rango para decirlo, pero es discutible y concuerdo con Salomón.

            Pocos yacen como tu muchacho, no son tan raros en realidad, no  debería discutir con ustedes.

            Dame un trago. No el tuyo, le falta el cuero.

Portador de Jerardeth:  ¿Cuero?

            Eso debe estar frío, agradezco tu ofrecimiento pero tu artificio no está completo no.

Portador de Jerardeth:  ¿Quién ha dicho que es un artificio?

            Me haría daño.

Portador de Jerardeth: Con el nivel que dices tener, con el que dices que la oscuridad…

            El ser humano está acostumbrado ya a tomar lo que es impuro e imperfecto, no somos iguales a ustedes, agradezco tu ofrecimiento, tu artilugio o artificio, como le quieras llamar…

            Su artilugio no es completo falta cuero en él, el humano debe entenderlo.

            Solo ustedes y entre ustedes, déjenme observar un momento, el hombre de alas fue grande entre ustedes.

            Se vienen tiempos duros para ustedes, tiempos grandiosos magnificados por el permiso de su Dios.

            Al salir se me fue preguntado que quería, una sola decisión, no se me dijo por dónde lo hacía no y se nos dijo que tendríamos el derecho de hacerlo solo una vez, sabemos lo que se siente ser dominados por uno de ustedes y nos gustó, no puedo decir que no, nos gustó ser dominados por un hombre, un hombre humano o solo un hombre diría yo, tú que dices hombre, pues Salomón no fue humano, fue lo mejor que nos pasó, no lo reprocho, he ahí Joan, he ahí Afael.

            Entonces escuchen y escuchen también, los tiempos oscuros comenzaron, tres días se marcaron ya, las lunas serán rojas y serán  nuestras, lo oscuro de la luna será claro y de lo claro nacerán, se les ha enseñado a reconocer los ojos y entre ustedes caminarán.

- ¿Cuál es el fondo de todo esto?

            Los hombres de alas y sus sirvientes…

- ¿Quiénes son sus sirvientes?

            Sus amigos, sus dependientes y protegidos.

            No los conozco aun, no son amigos para mí y si lo son, conozco a la conciencia de alas frente a ustedes, no sus cuerpos, no sus mentes.

            No caes en el error, no caerás en él al parecer. Se les ha dado almas, almas grandes y chicas también, se les ha dado cuerpos que no son suyos, han sido dotados por seres distintos y seres diferentes también, asignados y portadores, maestros de otras casas y maestros formados. No te conozco ¿por qué no estoy en ti?

            Ya deberías volar con ellos.

Portador de Jerardeth: Es lo que sabes, pero no sabes lo que yo sé.

            Soy más demonio que muchos de ustedes.

Portador de Jerardeth: Nadie lo discute.

            Quiero hablar, conversar un poco con ustedes.

            No nos interesa la reclutación.

- He andado mucho tiempo, sin embargo no me han reclutado.

            No he hablado de ti.

- Cada quien puede decidir a quién servir.

            Afael  y Miguel juntos… y Azrael sobre nosotros decidió, mas digo al viejo amigo que enseñe al nuevo amigo a ser amigo.

            Cada tiempo será observado, cada marca será dada, se les ha mostrado donde caerán cada una de las maldiciones y somos los que cumpliremos las maldiciones entre ustedes… ¡ya están marcadas!... Los hombres de alas no intervendrán, así se ha dado y así se dará. Heme aquí advirtiendo por pedido de Afael, quien pidió callar, heme aquí diciendo y saludando también. Como ha sido siempre, la tierra de Salomón o de quien lo lleve será salvada nuevamente, no sus anexas, no sus aliadas, siempre ha sido el trato y el mismo se mantendrá.

            Iván y Geová, dos nuevos espíritus ¿cuántos más formó esta vez?

- Los suficientes.

            Y los suficientes no están aquí.

            Solo tres días han pasado. La luna nos dirá cuando nos verán, la luna es nuestra amiga, es nuestro tiempo, debe cumplirse Salomón, Geová e Iván.

            (A Christian) Insolente y aun así eres parte, quien te dio esa grandeza no me interesa, Máxium está detrás de ti.

Portador de Jerardeth: Yo quiero compartir lo mío a los míos, entonces ¿por qué debo compartir algo que es mío a ti?

            Eso es muchacho lo que no has entendido.

- Si llegué a ser quien soy fue porque aprendí a escuchar de todos, soy un sirviente de la luz al igual que la oscuridad, quien sabe escuchar sabe a quién servir.

            Eres un afato…  No, no me sirves a mí.

- No he dicho que te sirvo a ti.

            El cuerpo morirá, Joan se quedará y yo con él, Geová sin embargo ya tiene portador.

 

            El libro llegará, todo será documentado y esta vez no serán tus clavículas, el gran libro se retoma esta noche y serán invitados y yo seré el primero en dictar en cada ocasión.