Salida de Agaón

Af me sacó ¡ni yo lo entiendo!... todos escuchan de profetas… ya entendí por qué salí ¡reclamaste tu título de maestro!

            Los grandes maestros nacieron de la mano de Afael, el mismo que aun anda entre ustedes. Salomón y Joan entre ellos, recibieron información mía, yo los creé, entonces Afael decidió y envío a verlos.

Tú no recibiste título, no recibiste nombre en aquella ocasión porque eres peligroso, tu lengua es igual a la lengua de Joan, tú no pediste a Gregorio, ordenaste, y él obedeció la jerarquía, Joan se volvió igual a ti, ella conoció la lengua de Joan y otros también lo hicieron.

¡Muchacho no me han enviado como enemigo! La parte importante es quien eres, la parte importante es que  te podemos dar, no soy el único demonio que da conocimiento ni el único espíritu tampoco, muchos de nosotros te daremos lo que necesitas, pero debes saber que un maestro de ese nivel es inestable, necesitará de la ayuda y el conocimiento de un maestro cercano, Joan fue inestable entre ustedes y muy inestable al igual que Salomón, por eso quedó atrapado, por eso su nombre aun se recuerda y los dioses lo consideraron uno, lo que se te dará ha sido lo que le has pedido a tu maestro, tu maestro también fue Joan… Araniel, una parte de la subconsciencia del mismísimo Dios, el mismo derivado de Joan y se hizo llamar Agaón y solo así lo llamamos, su lengua es mortal, su conciencia y sus peticiones también, él entró al averno al igual que Joan, tuvo su fuerza, tuvo su poder, Agaón tiene poder sobre la materia, no conociste mucho de las proezas de Joan, solo te debo decir que podía discernir entre luz y oscuridad porque él las creaba.

Los aciertos y los desaciertos serán dados por el nombre, tu nombre no fue activado, no hasta esta noche.

Joan ya se fue, Joan ya no está, solo si uno se va, otro de su misma estirpe puede salir ¿tienes idea de donde están? Son mis superiores inmediatos, quien diría, los Dioses del Hades tienen la compañía de los Dioses formados y a diferencia de ellos, nosotros seguimos abajo y un dios formado al salir puede superar el trono de su rey… ¡irónico!

Yavé y Jesús, mantenlos iguales, Yavé aún no está entre ustedes, aún es muy niño, ustedes lo conocerán.

La puerta ha sido abierta, el espíritu que  rige será regido por quien lo ve y quien lo ve será el espíritu y el espíritu rige a quien lo ve y lo ve solo aquel que lo tiene. Pide, ve y observa, es mucho poder, mucho. Cuando el hombre de tu sangre recibió a Joan se le fue dado y dicho lo mismo.

Afael formó a Joan y Joan le sirvió y sirvió sus propósitos, Aphaesthus también lo hizo, Joan ya llegó, un servidor sale, un servidor se va, un servidor se va, uno nuevo sale.

 Fue censurada y prohibida la salida de Agoan, la advertencia muchacho, la advertencia.

 

Te verán igual, tendrás la potestad de él, la misma que tuvo sobre todos los de alas, de cuatro y de dos por igual, por igual de cuatro y de dos, pequeños hombres con sombrero, mujeres altas con sombrero y hombres de barba que lo tienen igual, querubines, serafines, Lucifer, Luzbel, yo… no para servir, para cumplir los propósitos del nuevo espíritu, los nombres fueron revelados, los cuatro nombres, el quinto no se podía dar y hoy tu maestro decidió que estás listo, debes haber recibido ya un golpe como los que ellos recibieron, significa entonces que superó su estado de hombre y decidió ser un dios, a los dioses les duele menos el corazón muchacho, no te equivocaste en eso, he aquí siendo claro también, un espíritu maestro como el que va a salir ante ti es igual a Joan, son en esencia lo mismo, no te volverá frío no, pero si calculador, no vengativo, pero justo, no imprudente, pero certero, ten cuidado con tu lengua he de advertir, mi misión fue cumplida, yo solo abro la llave, quien tenga que salir que esté aquí, ahora está, nosotros cumplimos, nosotros servimos, no a ti, no al hombre, pero el dios detrás de ti… nosotros les llamamos tienen problemas, muchos, solo el portador los puede solucionar siendo tan dios como ellos.