libro de nicolae

Libro Dorado

Troker

 

            Llevo mucho sin que me capturen. Quien llama se identifica. Soy Nicolae, nunca se ha hablado de mi nombre, Nicolae Rasputín, tú y yo entendemos que de la ignorancia nacen las discriminaciones al intelecto.

            No es necesario una llave ni para mí ni para nadie, no es necesario una llave, hay muchas mentiras entre ustedes, hay grandes y hay chicos.

            Poseo el cuerpo en el que esté, este ahora es mi cuerpo, no vivo entre los humanos. Llevo cincuenta años dormido, no pierdas contra un ángel o contra muchos, no es bueno ¿cuánto conoces de mí?  Las monarcas rusas, un arca de monas. La percepción de las palabras… no puedo darte muchos nombres, pero muchos ejemplos sí, fui un gran titiritero detrás de grandes líderes, ahí alguien puso una marca en mi frente y no he vuelto a salir, agradezco la invitación, deberías decirles que fue consciente hablar tanto de mí, así también lo entenderán, si ya has traído hasta ti lo que querías, saca provecho de lo que puedas saber.

            ¿Sabes cuál era el beneficio de un monje? Su celibato muchacho ¿sabes a cuántos hogares puede entrar un hombre de celibato? ¿Darías tú en tu cabida a un vecino permiso en tu casa para quedarse en ella o a un hombre santo? Monje igual bendito, bendito igual hombre santo, no era vecino ni amigo de nadie, así puedes entrar a las casas y saciarte de la comida que hay dentro sin tocar la cocina, hay muchas formas de comer, hay muchas y pocos comen bien, pocos han comido mucho y pocos desearían comer mucho también.

            ¿Cómo devoras un alma? ¿Cómo vuelves impuro a un dios? No solo los demonios fueron malditos en la tierra, hubimos algunos buenos malditos en ella ¿cómo consumes un alma? la vuelves pecadora ¿enserio aún creen que todos los que cargaron conmigo y se volvieron asesinos le deben su alma a alguien más que no sea yo?

            Vino a mí un hombre con cuernos, alto, con gabardina y de buen sombrero, vida eterna me dijo, a cambio de qué, no me interesa, no quiero darte vida eterna, quiero darte lo que a todos he dado, eres solo un alma, puedo darte riquezas, mujeres y demás, hagamos un trato amigo de cuernos, un trato de los que tú y yo… yo te daré cien almas, consumiré cien almas en menos de un año y tú me darás lo que yo te pido. Formé asesinos muchacho y todos tenían una sola presa ¡yo! Y le di ciento cuatro almas en solo seis meses ¡qué fácil se contamina la mente de los hombres si usas a sus mujeres!

            Deberías explicarlo, tú nobleza de corazón no tienen nada que ver con tu cerebro, consumir cuerpo, alma y espíritu.

            ¡Mis asesinos! El último en matarme ¡Adolf!... ángeles, muchos me han matado, Aphaesthus, Efesthus, Lilian, Miriam, Dominic y Dimian, Lu también lo intentó… todos los ángeles en cada una de las vidas intentaron matarme… Aphaesthus…

            Lujuria, conoces la fuente que usé, somos viejos ambos, tú tienes un espíritu blanco, debes saber algo muchacho, soy el único espíritu negro que camina entre ustedes, he ahí porque no puedo morir, si me lo pides como igual cualquier respuesta será dada, al nivel que tú y yo estamos ninguna cucaracha puede estar, mas yo estoy sentado, si amigo, Luzbel tiene un solo espíritu que vive con él, he aquí el espíritu y he allá el diablo.

            Yo maté al bastardo, dale de comer azúcar a una vaca, dale de comer mucha azúcar y verás lo que pasa.

            El sello nazi, lo único que puede dominar al demonio, me llamaron demonio muchacho, un demonio hombre que no muere y alguien puso una cruz en mi frente, Troquer, su espalda tenía otro nombre recuerdo, otro nombre y cuatro alas ¿sabes que es lo peor muchacho? Lo peor es que yo lo permití, ahí entendí que la primera vez que intentó matarme no lo hizo enserio, luego hizo lo que todos los ángeles hicieron en mi frente, una absurda cruz, pero este hizo algo más, puso una puerta encerrando a la cruz ¡qué fácil es devolver a un demonio a su jaula! Era tarde para ser amigo de la muerte, tuve una muerte dulce y explotó mi pierna, luego mi brazo, lo ves, puedes verlo, y luego una parte de mi estómago explotó y las vísceras cayeron y ahí esperas el golpe, ahí dejas el cuerpo y abres los ojos en otro más y esta vez no pasó, si me dio un cuerpo ¡claro que lo tuve… y tenía los mismos cuernos que me dieron la inmortalidad!

No es mi especialidad hacer bromas, ten claro que no volveré a salir, no quiero, jamás. Soy quien ve como se destruyen, soy quien ve a cada uno condenarse, buscar la necesidad de los hombres ante los hombres, dejarse llevar por cada sentimiento impuro que conocen ¿de qué me puedo arrepentir?  Tengo un gran teatro frente a mí y soy el único espectador… me encanta la obra que veo.

No estoy solo, he ahí el detalle, junto a los veintisiete Dioses del Hades, un espíritu no puede mezclarse con lacayos, no importa si su color es blanco o es negro, un espíritu no se mezcla con lacayos, no importa si es el espíritu de uno y solo hay un lugar al que puede ir un espíritu de mi color, por eso soy la fuente, no para uno de sus nombres, no solo para uno, tú me has traído, nadie, nadie en todos estos años se ha atrevido a llamarme y tú no me temes ni un poco, nunca dije que debes temer, le gusta al gallo que nadie en el corral le tema, así puede ser un gran gallo, es bueno preguntar al gallo como canta en la mañana, son los privilegios de no temerle.

Nemniediomazat, el nombre de un Dios es la forma de invocarlo Nemniediomazetcojatza… eso le pasa a los cerebros humanos, pero este es un dios de muy bajo, muy bajo espectro, solo y solo si mencionaras el nombre real de los veintisiete dentro formarías el nombre completo de uno, he ahí porque no se han borrado, te he dado su nombre real, el único que lo invoca, te he dado más que eso, una llave para sacarlo, cada que uses la llave harás ese cortocircuito en tu cerebro, pero ve la ventaja en ello, quien lo escuche en su oído también lo sentirá, si lo dices en su oído entonces tendrás el nombre que le dieron en la tierra reflejado en el cuerpo en el que lo invocaste.

Esto ya no es el tiempo en el que yo existí, te voy a dar algo muchacho, por tu cumpleaños, cerca de algún problema, sea el que sea, cerca de la muerte incluso “soy quien soy, de nada me arrepiento, miro la cara de Dios antes de que él vea la mía y ya me he reído, permiso Azrael, no tienes derecho ante mí”

Para matarme tuvieron que convertirme en Dios y yo no lo supe hasta que fue tarde ¿que forma un espíritu si no la sabiduría adquirida? No me di cuenta de que yo ya era uno hasta que fue tarde, no tengo la amistad que ustedes con aquel hombre de alas, solo recuerdo que me dejó y el lugar que dio.

A alguien enfermo le servirá de mucho la invocación que he dado.

Tengo piedras incandescentes de fuego de lengua de dragón, no sé de qué hablas ni tú de que yo.

 

Adiós.