Libro Dorado

Iniciar con la carne

 

            He venido por petición de un amigo. Todo lo posible y lo imposible se mezclan si el camino es el correcto, solo un maestro real puede traer lo posible y lo imposible a sus manos, yo te voy a demostrar que tan maestro es un maestro y cuál es la temperatura que tiene, solo un maestro tiene fuego en sus manos y hielo también, pues nada es imposible para él o para ella, esta es la nueva escuela de los maestros, conoces la temperatura, sujeta con fuerza mi mano, espera si no lo soportas.

            ¿Cuál es la temperatura del cuerpo?

- Treinta y siete.

            ¿Y ahora?

- Cincuenta.

            Me gusta el café caliente debo decir. He dominado el fuego y el frío y aun lo hago, no es un reto amigo, es solo un truco.

            Este es el momento en que los niños ya deben ser maestros.

            El frio y el fuego son uno, quien tenga el poder suficiente lo hará.

            ¿Quiénes son los invitados?...  Iam a ti te saludo.

            Un maestro reconoce su territorio, un maestro reconoce sus privilegios, privilegios de sus sucesores y los que están detrás de él… Yo soy de los que enseña, aconseja y de vez en cuando insulta.

            A un cerebro que inicia (Glenda), a un cerebro pequeño no le puedes dar una gran biblioteca, solo se fundiría, le diste bibliotecas muy grandes Iván, Iam, Azrael, está tratando de escuchar a todos al mismo tiempo y tiene una versión diferente de cada uno, elige uno y ese será tu maestro, pero mi consejo para ti es iniciar con la carne, no con los espíritus que están en ella, deja que el conocimiento del hombre alimente al hombre para convertirlo en uno. Cuando su cerebro este lleno de información de la carne dada por la carne su espíritu estará listo, aun no lo está, por eso no se le pega nada. Debes aprender primero, eres un médium muy poderoso, he aquí el por qué no aprendes niña, las bibliotecas que te han dado son muy grandes, llena primero tu cerebro de la información necesaria del hombre, luego del espíritu, mientras más grande el hombre, más grande su espíritu.

- Sin embargo no tiene huevos.

            Es un médium, no importa si no los tiene, la imvo de un médium es un buen recurso para ponerse huevos, mas debes preguntarle a otro médium como hacer una imvo del alma de un hombre en ti y eso te dará potestad, he aquí enseñándoles algo distinto a lo que han aprendido. Es necesario que una maestra o un maestro tome huevos, mas no un médium, aquel que se convierte en médium puede hacer algo de trampa como lo hizo Salomón, un médium o una médium, aquel que desarrolle este don puede poner huevos a aquel que no los tenga haciéndolo parte de sí mismo, todo aquel que llegue a dictar lo verá como hombre, pues en él hay conciencia de hombre, deberá jugar con su doble conciencia y esto la hará mujer delante de ellos con alma de hombre, por tanto será digna.

He aquí la trampa que les he enseñado y he aquí la trampa con la que me despido.

 

Imvo de alma de hombre, un médium puede dársela a otro, que esto les sirva a las mujeres que van a aprender.