Libro de monn

Libro de Plata

Dictado 35

 

Ustedes son Afatos todos…

–No.

            ¿Quién está a cargo del libro de Plata?

–Yo.

            Reconozco a todos los presentes más ustedes no a mí.

–¿Cuál es tu nombre?

            Mom…

–¿Quién eres?

            Soy el motivo por el cual, nombran a los demonios con mi nombre.

            Af me hablo de ustedes, me dijo que los traería a todos hoy. He venido a conocerlos…           Los portadores… ¿Qué portan?

–¿Los nombres?

–¿Que portan?, no a quienes…

            A todos ustedes hablo… ¿Qué es lo que portan?

–Ángeles en general. Yo porto a Navoe.

            Ustedes portan poder y aquel a quien portan lo tiene. Solo quien reconoce el poder en quien porta lo empieza a portar con él.

            ¿Qué portas?

–El poder.

            ¿Qué poder?

–De quien portas.

–No.

–¿No?

–¿Qué es lo que portas?... Sabiduría, conocimiento.

–¿Qué dijo, brujería?

–¿Te digo algo?... Lo que dije, es lo que uno se ha ganado o lo que no se ha olvidado. Si tú me preguntas, te digo ¿lo que porto es el poder que uno tiene? yo te respondería tengo todo lo que quiero y quiero todo lo que tengo.

            He hablado a los hombres con alas, tú ya no tienes alas (A Jhandry); y tú tienes seis… (A Iván); mas no eres llamado a esta pregunta.

He venido a decirles que tienen, por esto me llamaron demonio.

–¿Nos vas a decir cómo...?

            He ahí el por qué lo hicieron. Solo si reconoces tu poder, lo puedes usar; es la única manera de hacerlo correctamente. Dame oscuridad, la luz al fondo, la oscuridad en mí. (Apagamos los focos de la sala y solo dejamos prendida la del pasillo).

            Espero la pregunta y será dada la respuesta acorde a ella.

–¿Qué poder tiene el ángel que yo porto? (Shussan)

            Puedes romper la luz roja y puedes armarla en tu casa también.

–¿Qué?

–La luz roja.

–Eso si oí, la segunda parte es lo que no oí.

–Armarla en tu casa.

Les llamaban brujas del amor, también les llamaron ninfas no por la ninfomanía de los humanos; mal concepto, mala reputación. El ángel que corta los hilos de ilusión de los hombres. Hombre – mujer;  mujer – hombre. Les diré que hilos tienen, que hilos pueden cortar y que hilos pueden atar.

Cuando un hijo ha perdido el camino, un hilo rojo vuelve a atar al hijo al padre; también puede destruirlo si este fuese cortado.

Tu fuerte mujer, el fuerte de tu ángel mezcla tu sangre y la sal.

            ¿Nadie más?

–Fasuel ¿Qué poder tiene?

            El ángel que escala. Observa a quien quieras y da la orden. Este don se lo dio Af, el viejo loco, a su hijo; para protegerse de su otro hijo.

            Observa los laterales del cuello de cualquier hombre y ordénale servirte; aun los jefes de los hombres sirven al portador de quien llevas contigo. Tus ojos en el cuello y tu dedo aplastando o alzando.

–¿En el caso de Lillian?

            La maestra de la posesión. Di a que casa quieres ir, di a que hogar quieres ir, di a que plano o que conciencia quieres dominar; mas ten claro, debes ver a través de sus ojos y este obedecerá. No funciona sobre la conciencia de los que amas. No ames… y controlarás todas las conciencias.

            Obsérvate observando a través de los ojos de quien quieres dominar y hará lo que tú pidas.

–¿El poder de cada diamante?

            Ser un guardián no puede ser igual. No es lo que es, quien llevas… aprovecha saber que puedes hacer con lo que tiene.

–¿Qué beneficio tiene?

            Una lengua cuan larga…

–A más de…

            No lo has entendido. La lengua de un sapo puede tragar a largas distancias y también puede hacerlo enredarse y morir asfixiado. De cómo domines esa lengua dependerá cuanto crezcas o cuanto caigas.

            Su lengua no solo lo destruyo; recuerda que es uno de los maestros.

–¿Y los beneficios de cuidar…?

            No estamos hablando de eso.

–¿Pero se puede decir?

            No he venido a ello. Mi tarea ha sido darles cada vez que se ha completado o se ha llegado a este punto, se les ha vuelto a dar y han vuelto a caer; pues ya tienen el conocimiento de lo que pueden hacer.

            No digo esto como ofensa más bien es una advertencia.

–¿Puedo saber de Navoe?, el poder de Navoe.

            Lo conoces ya. Es el don privilegiado que todo hombre quisiera tener. No importa cuanto no veas; siempre podrás ver…           Aun no te has decidido a hacerlo.

Podrás ver amigo y enemigo, podrás ver riqueza y grandeza, podrás ver el color de las palabras; sabiendo que es verdad  y que es mentira.

–¿Qué me hace falta para poder…?

–Ya dijo que tiene que asegurar el poder que tiene…

–El poder que tengo…

            Si no conoces ser dueño de tierras, no sabes labrarlas. Cuando labren las tierras que hoy se les serán dadas y decidan podrir el fruto o alimentarse de él.

–Al estar rodeado de la persona que posee otro poder, uno ¿puede, puede tener eso, adquirir como copia por energía irradiada?

–No como copia.

–¿Entonces?

–Por lo mismo que él te dijo; la misma lengua que él tiene, puede destruir o te puede parar; no necesitas la energía… como yo lo veo, no

–No, yo no me refiero a eso.

–No, no es a eso.

            No copias…

–Me refiero al rato que… al compartir el alma.

            Alma…

–En mi caso, mi mujer o mi papa que siempre ando…

–Ja, ja, ja.

–Es bueno preguntar.

–Sapo… ja, ja.

            Cuando estas cerca de quien da voluntariamente, no copias; más bien activas.

–De Aristhus.

            Conoces su don, conoces lo que pudo hacer y lo que hace aun. Escribió varios libros al respecto, y aun sobra estupidez entre los hombres que no se ha dibujado en libros. Mientras más lean los hombres, más estupidez habrá entre ellos.

            Ojo y observa como un gran maestro aprende. Mira hacia el frente y mira hacia atrás ¿qué vuelve a un maestro, un gran constructor si no su experiencia?; entonces ¿qué es lo que da poder a un constructor?

–La sabiduría, la experiencia.

            Escucha lo que has dicho y analiza lo que voy a decirte. Si decides estudiar la estupidez, si decides estudiar los caminos de la luz o de la oscuridad; es la experiencia en ella lo que te da tu poder.

Mientras mayor sea la experiencia que tienes; más poderoso serás. Mientras más estúpidos hayan en la tierra, mientras más estupidez reconozcas entre los hombres; más poder tendrá quien portas y a quien el porta también.

–¿Y de Miriam?

            Miriam fue… Miriam es una mujeer algo voluble y lo más débil que existe y es ahí donde ella gano. Fue tan débil que pudo aprender de su propia debilidad y tiene la capacidad de encontrar la debilidad de aquellos que la rodean y destruirlos con ello o volverlos poderosos.

            Pocas veces encuentras un ángel a la espalda de un hombre.

–¿El poder de Dominic?

            Su nombre fue concebido entre los hombres por lo que podía hacer. El efecto domini…

–Listo, el dominó…

            Juega tus cartas, pide al que debas pedir, usa al que debas usar, destruye al que se ponga en tu camino y deja que intente detenerte.

            Lo que en una cama se pone una sola energía es; un solo cuerpo. Quien lleva el poder en el pene encuentra su poder en el pecho de su hembra y viceversa. Cuando hay poder en casa, este es heredado, este es tomado y activado en quien está a su lado. Poder con poder siendo uno solo y convirtiendo el poder de cada uno en dos.

–¿Y entre espejos?

            Un espejo tiene el poder de aquel quien le dio lo que es… comparte tu energía mas no tu cama…

–¿Puedo saber de Uriel y Amael?

            Pueden preguntar de los que faltan…

–De Uriel.

            Que Uriel reciba consejo de quien lo cría y llama madre. Que no se crie como débil o encontrara debilidad en su camino. Uriel es imponente, más ten presente que es un hibrido. Sus rasgos no suele estar definidos, también puede inclinar su sexualidad como hombre.

            Tendrá y tiene una lengua que combina su cerebro con ella, manipula a través de la sensibilidad; he ahí donde puede volverse a sí mismo vulnerable.

            El que crie a Uriel, que lo crie fuerte o no tendrá un varón en casa.

–¿Y de Amael?

            Amón… no hay nada que decir de él. El decide su camino siempre ha sido así. No puedes decir hacia donde se inclinara pues a veces será quien destruye y a veces quien construye; mas Amael tiene una dolencia en sí mismo, no podrá construir ni destruir para sí mismo jamás; solo podrá hacerlo hacia otros.

            El permiso de crecer en sí mismo se le fue negado al absorber a un demonio; por esto no hay mucho que hablar de su portador será un común o un despierto nada más y decidirá que ser. 

            Encuentro su energía en ti, tú debes saber de qué hablo… (A Orlando)

–Sí.

–El poder de Dimian.

–¿Si soy nacido vivo que beneficios tengo?

            El poder de ángel. Su nombre lo escribe que… no; ¡di!… mian…

            Por esto quita si no le das.

–¿Darle qué?

–Lo que te pida.

–Le da a cambio de algo siempre.

–¿Podrías responder sobre Ted y Tod?

            ¿Qué quieres saber?

–Jerarquía, poder de ambos.

            Ted es vulnerable más bien apasionado. Ted se enamora de su protector o de aquel a quien llama amo si lo logra capturar.

            Ten presente que Ted siempre se esconde; Tod no lo protege, Tod lo detiene. No equivoques a alguien que se esconde, pues es alguien que esta camuflado, no escondido.

            Te he dicho que poder tiene y quien es más poderoso que el otro; mas deben estar siempre juntos, o uno de ellos solo, generara un caos sobre quien lo lleva o quien lo tiene.

–¿Qué significa Ikaim?

–¿Qué significa…?

–El nombre Ikaim.

            No he venido a responder eso.

–¿Qué poder tiene… tampoco?

            ¿Qué poder pueden tener los Dioses?, es como si preguntases de Joan…

–Ilimitado.

            Tú has preguntado (Sobre el nacido vivo) y no te he prestado atención pues tu pregunta no es real, no tiene lógica; ¡antes de proclamar de tal maestro, tal pupilo…! (Todos reímos)

            Espero una buena pregunta y te responderé…

–De todos, de todos…

            Tú y yo tenemos una amiga en común.

–Ya…

            No me veas como enemigo pues Afael ha tomado café en mi casa. Ten claro una cosa muchacho, en mi casa el café jamás se enfría.

–Ni en la mía tampoco.

–¿Café?

No tengo vicios, no he dicho que no me gustasen.

–La diferencia... ja, ja.

            He cumplido con mi parte; no duden de cumplir con la suya o la duda puede poner piedras en su camino.

            Unos dictan, otros escriben; por eso estoy aquí. No he dudado en dictar y no he fracasado.

–¿Cuáles son los dones de un espíritu?

            ¿Qué quieres que te diga maestro?

            Sabio más sabio es igual…

–Sabio al cuadrado ja, ja.

Más bien a infinito por gravedad. No es un don; más bien un privilegio. Los he visto, me han visto; tú me has visto con un solo ojo… hubieses preguntado de eso.

–Pregúntale.

            ¿Cuál es tu privilegio de haber nacido vivo?... el privilegio de estar vivo. No hay más respuesta.

            Haz bien tu pregunta, no eres un no vivo muchacho, eres un no muerto.

–Pregunta sin miedo.

–Nos falta hablar de algunos que no están presentes, nos dijiste que podíamos preguntar sobre ellos… ¿de Meredith?

            No soy un sanador, no puedo darles respuesta a la carne, pero hay uno supremo al que tú has llamado. El acudirá hoy, está cerca de mí. El que encuentres sanación en el o no, estará en ti.

            Las frases de los hombres, el pensamiento de los hombres es demasiado limitado. Quién porta a quien y que quien a quien con quien; es lo que da el resultado de quien es quien.

Después de todo Lillian tenía privilegios… llevar en su espalda a los más poderosos y a uno que otro insecto; y dejaba en cada vida una prueba de quienes fueron parte de ella, así como Miriam fue…  Mer… ¿verdad Edith? 

–ja, ja… ¡ya!

–¿Cuál es el poder de Azaella?

            Azaella… un portador no se ve obligado a usar el nombre de su portado. Ella puede condenar y a veces esa es su condena.

            Debe aprender a no latigar con su lengua pues puede latigarse a sí misma. Su don es la afirmación. Si afirma exila y si afirma destrucción, será dado.

¿Hay más?

–¿Magdalia?

–¿Sanación?          

–¿Y Anathzaquiel?

            Anath… es un ángel que como hombre no tubo fe en sí mismo.

–¿Me equivoco, o seria la lealtad?

            Por esto fue sirviente, por esto fue un gran soldado. No existe ángel más leal que Anath…

¿Por qué le llaman Zaquiel?

–Por el nombre de su padre.

–Hijo de Joan Zaquiel.

–Aja…

–¿De Macros?

            Tiene veneno en sus palabras; veneno que puede usar a su favor. Mas recuerda que quien tiene lengua ponzoñosa tarde o temprano se traga el veneno que emana y puede morir por él.

–¿Edress?

            La fuerza puede controlar, no lo vuelve inmune; lo vuelve terco.

–¿Julieth?

            Ya he estudiado la conciencia de cada uno.

            Ari, Julieth… Julieth es inocencia, pero todo tiene un extremo. Puede lograr las cosas con la cara frontal o con la espalda…

–Mucha información…

            Inocencia… di la inocencia agachada y lograra sus caprichos… aprovechando su inocencia.

–Claro.

            Ya he quedado claro en mis respuestas. La decisión del portador usa o no al portado.

            Ari heredo lo que un viejo sabio le dejo. Ari inspiración de libros… para Aristhus…

–Ja, ja, ja… (Todos reímos)

–¿Efesthus?

–Ya dijo.

–No ha dicho…

–Edress…

–Efesthus fue.

–No, Edress dijo, Efesthus todavía no dice.

–Yo escuche Efesthus.

            Él lo escucho…

–Yo escuche, yo escuche.

–De Edress pregunte.

–Él tenía que escuchar, el resto no.

–Por eso dijo fuerza, fuerza y terquedad.

–De Edress preguntamos.

–Yo escuche Efesthus por eso la respuesta de fuerza.

–Fuerza, pero también tiene Edress.

–Edress le dije.

–Efesthus…

–Ya…

–La respuesta era para él, no para el resto.

            Al parecer aun no conocen la fuerza puede estar medida en las letras de los anagramas. Edress, e.s.; Efesthus…

–Con la misma letra empiezan y con la misma terminan.

            La misma fuerza, la misma terquedad.

–Pero…

            Edress domino sensibilidad en sí; Efesthus jamás la desarrollo.

–De Ethom.

–De el si no sabemos casi nada, excepto que no es hipócrita.

            No es hipócrita pero puede ser un cuchillo en tu espalda. Después de todo, su nombre termina como el mío.

            ¿No hay más?

–Leusaf…

            Leusaf… el hombre de la maleta llena. Este en particular usa lo que tienes; tiene lo que tiene y jamás te darás cuenta de que le diste todo. No te robo nada, solo te uso.                                           

–De Lurahim.

–Faltaba Arifithus.

–Ari, Aristhus, Arifithus…         

            Arifithus otra de las inspiraciones…

–Parece que Ari, es el detalle ja, ja…

            Ari es… es el detalle…

–Estúpidos…

            Pero este aprendió usar la estupidez del resto a su favor.

–Es la diferencia.

–Independiente de las preguntas que vengan antes de despedirte; se ha hablado de los dones, se ha hablado de los poderes de cada uno de los portados. La clave de todo esta como superar a los portados no usarlos, ¿sabes a que me refiero?

            ¿Cómo superas esto? (hizo caer algo al suelo)

–Formando unas buenas bases.

            El poder está frente a ti, ¿cómo lo superas?

–Sabiduría.

            Te lo voy a explicar de esta manera.  Tengo un maestro entre ustedes; les hubiera tocado tropezar.

No puedes saltar la barda sin lastimarte si esta te supera en tamaño. ¿Qué es superar?

–Rebasar.

–Puedes rodearlo entonces.

            Entonces, no veas al poder en frente a ti, déjalo detrás de ti y ya habrás superado y podrás usar a conveniencia. 

            El poder es lo que está detrás de mí; después de todo, quienes llevan el poder, están detrás de ustedes.

            Si ves el poder en frente, ya habrás fracasado.

–¿La pregunta por qué fue?;  fue exacta la pregunta… que a nosotros no nos pasó.

–Porque, cuente Iván.

–¿Cuál es la misión que tiene el alma para convertirse en un maestro, para llegar a tener un nombre, para poder llegar a tener un espíritu?, es superar a quien portas.

¿Cómo superas a quien portas?, superando su poder; por eso fue la pregunta exacta, ¿Cómo superas el poder de cada uno de los portados que cada uno tiene?

–Gran error es verlo el que esta atrás tuyo y separarlo a él del poder.

–¡Ah…! Ya.

–El momento que separas el poder de quien lo tiene, este se vuelve inestable ¿no sé si me hago entender?

–Por eso; es por eso la pregunta. Lo que se busca, lo que buscamos todos es ir ascendiendo y para ascender, tenemos que superar a quien portamos.

–Buenazo.

–Allí está el kit de todo.

–En el caso de ella, si comienza a usar el poder como le explico, va a dar…

–Va a recaer en lo mismo…

–Claro, va a dar lo que quiera ella, va a amarrar todo lo que quiera ella o va a destruir todo lo que quiera ella…

–Y no habrá superado esa etapa.

–Nunca supero. Uso el poder pero nunca le supero, que es lo que tenemos que hacer.

–Y te vuelves esclavo de.

–¿Cómo lo superas por ejemplo en tu caso? Cuando lo vuelves un bien ajeno, ojo. No te sirve a ti; es más quien te lo pide: no me interesa, llegue a ti…

–Repitiendo tus palabras y diciendo lo mismo,  lo que ya he dicho varias veces “no me pidas y no te daré”.

–Exacto, entonces tú puedes ayudar. Te explico… llega una gente que desconoces que es lo que ha pasado en muchos casos; uno se topa con esta gente al mes y dice “oiga después de que usted fue estoy bien”.

Cuando puedes no necesitas beneficio, no necesitas… o sea te resbala ¿si me entiendes?, ni siquiera te acuerdas del nombre. Si ves que se necesita…

–Tome…

–Ahí está superar.

–No utilizarlo para voz mismo.

–Lo que dice el Iván, es claro, no me pidas, no te daré. Si pido, no me dan… es que estoy usando.

–Exacto.

–Estas dependiendo.

–No, estas queriendo usarlo.

–Estas usando en beneficio propio, estas dependiendo de el para poder tomar poder frente a la materia.

–Entonces ahí es cuando ves; cuando ya superas esa etapa, sabiendo cual es el don que tienen, todo se mueve a raíz de ese don; se mueve solito.

–Sin pedir.

–Sin pedir, te dan moviendo.

–Eso, te dan moviendo. Entonces tú dices: esto está pasando. Deje así; dejo ahí. No encomiendo a nadie… solito… ¡toma! ¿Ya?

–En aquellos que domina la conciencia, tú te portas tal como eres. Tú, sin usar tu poder, y las cosas solitas salen.

–De hecho puedes, de alguna manera, puedes usarles sin usarles.

–Exacto.

–Inconscientemente.

–No, conscientemente pero usarles sin usarles. Les he contado la historia aquella cuando le evadí a la muerte en mi casa. No le encomendé, no le pedí, no le dije que no llegue, no le dije nada. Simplemente absorbí y sople para el otro lado.

–Cámbiese el nombre a que la muerte no le encuentre ja, ja.

–Es que el quiero ver, quiero ver, quiero ver; es no poder ver. Alguna vez nos dijeron palabras sabias “cuando se supere el poder, cuando se supere al portado es cuando veas… perdón; cuando observes sin ver, y cuando escuches sin oír.

–Lo que le paso a Orlandito hace un rato… Ahora ¿dónde el encontró, los dos nombres?, fácil; en el inicio y el final.

–¿Geovanie homólogo de quien es Mom?

–Espera…

–Ese es el que cambia de forma pero nunca las manos…

–Que bestia, entonces por eso la Deisy dijo es un cuco, vele las manos…

–Jhandry me dijo a mí; yo no me di cuenta.

–Oye Jhandry pero voz cambiastes de color.

–Sí, estaba negro, negro… yo le digo “vele, vele”.

 –Si… de color y de cara.

–Él es el que cambia de forma, sí; pero las manos nunca le cambian.

–Mom es el que fue condenado él puede cambiar de forma pero las manos…

–Siempre están así (los tres dedos: pulgar, índice y medio)

–La única forma de conocerlo eran sus manos.

–Ya sé porque le quede viendo las manos el rato que llego.

–La historia era que el podía tomar cualquier forma y había tratado de hacerle un engaño a uno de ellos, no sé si fue a Af o a… y este le dice ven acá… los dedos. Esta será tu marca.

–Todos los demonios tienen la misma marca.

 

–Claro de ahí deriva la marca, este es el sello de los demonios. De ahí deriva la marca; pero él no puede mover las manos de esto. Él puede, el podía tomar cualquier forma…