Libro de miriam

El Camino del Maestro

1.       Ángel Miriam: Los tiempos de Dios son perfectos, los del diablo exactos y a tiempo.

2.      Ángel Miriam: ¿Cómo reconoces y tomas voluntad de un nuevo don o poder? Sabiendo que es, de donde viene, que puede hacer, como se puede usar, que tan estable o inestable es, que tan manipulable es y qué tan influyente también. 

3.      Ángel Miriam: Un sello es una marca de purificación y bendición permanente o momentánea que se hace a través de alguien que irradia luz u oscuridad. Si la marca es de luz, será más fuerte que cualquier cosa o ser que trate de romperla o atravesarla y sólo los sirvientes benditos entrarán sin permiso en ella. Un sello de oscuridad tiene la fortaleza de quien lo hizo y todo superior a quien lo hizo, blanco u oscuro, podrá entrar sin permiso a la marca y romperla si lo considerara necesario.

4.     Ángel Miriam: Las ataduras son la imposición de un ato o agresión espiritual por parte de quien hace daño y quien se siente lastimado es quien da o no poder a dicho trabajo sintiéndose vulnerable al trabajo en mención, esa es la única forma de que funcione. 

5.      Ángel Miriam: Es más fácil llamar loca a una mujer que maestro a un hombre.

 

 

 

Libro Dorado

 

Cuatro rayos

Un viejo amigo (Iván), una alumna terca (Shussan), no has cambiado tu contextura, sigues igual (Edress), que diré de ti ¿aun huyes? (Leiuqazhtana)

            ¿Qué les daré yo, portadores, qué en esta ocasión?

Ya fue mi turno y ya es.

            Un ángel nos acompaña, un ángel oscuro. Yo enseñaré y enseñaré si quieren, pero no en este cuerpo, enviaré una médium a ustedes, una mujer, no puedo canalizarme bien, no en un hombre. La médium será poderosa, ten claro que ella es mi protegida, sólo quiero migrar, mi portadora actual no me presta atención, es más mujer de lo que quisiera.

            Los cuatro primeros, los hombres toleran uno en particular, hijos de los antiguos y del hombre, nos guió hacia ustedes y dieron poder al hombre, lo describieron a lo que llaman meta humana o física, habla de estos colores, los cuatro rayos de la mano divina, los cuatro rayos del sol, blanco, negro, rojo y el celeste o azul y el rayo del centro, no es necesario hablar de él, pues el hombre ya no trasmuta nada, es más hombre, mucho más que antes. Las cuatro presencias existían entre ustedes para cuidarlos, inclusive antes que nosotros, los cuatros rayos soltados en la tierra vinieron directo de la mano de su Dios, del Dios al que sirvo y al que sirvió su hijo, mas tuvieron que haber luchas en estas presencias, pero si los van a encontrar, los van a encontrar, cuando el los vea sueltos entre ustedes. El quinto rayo es de los ascendidos y los en ascensión. Yo dominé los cuatro rayos, cada uno de ellos, el hombre no puede, no tiene la capacidad, el humano sí, los humanos sí, siempre hable demás, por eso nos llevábamos bien (Leiuqazhtana) Claro está decir que de las manos del portador no vendrá, de quien él porta si, pues los sellos que llevan la marca regresarán, un símbolo distinto, un símbolo secreto, secreto dado al hombre por humanos, tres de esos sellos ya están marcados, los tres en un sólo símbolo estarán y este símbolo dirá quiénes son. Hay tres más aquí que aún no están listos, pero también los tendrán, esta vez si los tendrán. El Sello de Afamenón, ustedes lo llaman el Sello de Af; yo, la marca del “Viejo Loco”.

            Esta es otra época y otro tiempo también. Los que siguen a Rai les darán conocimiento, mas yo deberé darles este, el rojo es el amor, pues sin este los hombres no existirían, se comerían unos a otros, el negro es la oscuridad, lo malo de cada uno de ustedes, los rayos de luz de los que les hablo tienen conciencia propia y están permanentemente en sus cuerpos, entre su alma y su espíritu, en algunos más arraigados que en otros. Para los antiguos hechiceros o brujos o simple, para los antiguos humanos dominar estos rayos era importante pues si aumentaban el rayo rojo en el cuerpo de cualquier humano, hombre, le daría más amor y este sería más compasivo, si aumentaban en cambio el negro, lo convertirían en eso, si el blanco llegara a ellos, la luz también lo haría, si el azul llegara a ellos los destruiría, el rayo azul no fue hecho para el humano, ni para el hombre, el rayo azul fue hecho para el espíritu, pero como todo con conciencia, Luzbel los contaminó. Ahora están en su trono, al igual que en el trono de Yavé, no lo observan, sólo están con él, les soy franca, sólo se burlan de él, son los rayos que hacen que él se muestre benevolente cuando visita, incoherente también, poderoso también. Si uno de ustedes, si el médium es fuerte, dejará al cuerpo estático a la presencia de Luzbel si lo invocara o de cualquier otro si usara el rayo azul. Estos no son llamados demonios aunque vivan entre ellos, estos rayos son llamados los primeros y tomaron sus nombres por color. Los hombres de poca fe, guiados por la boca de los escribas, los de conciencia espiritual, hechiceros, brujos y guardianes de luz con dones le dieron nombre a esto en la tierra y le llamaron magia, los escritos de los que les hablo están entre ustedes y lo encontrarán como magia negra, blanca, roja y azul, cada una de estas magias tiene conciencia, no les pido que las estudien, sólo que las conozcan, pues en dominar estas magias, está el dominar al hombre o al humano.

-¿Cómo evitar que el rayo azul destruya?

            Siendo uno solo.

- ¿En cuerpo y alma?

            No, despójate de la piel si conoces al espíritu en ti, si lo encuentras y te da su nombre, él te permitirá usarlo, este rayo no sirve para destruirte a ti mismo sino a otros, este rayo fue dado a la boca de los grandes maestros directo de la mano de tu Dios y lo encontrarás en la Biblia con el nombre de afirmación “todo lo que tu lengua destruya, yo destruiré”, es del rayo del cual les hablo, una carga de este tipo a un brujo o bruja cualquiera, sólo lo consumirá, sólo hará que escape ¿verdad?

-Sin embargo hay un pero.

            Pon luz, luz amarilla sobre la sal y la sal se tornará azul. Ya les he hablado y les he dicho que se usa, para usar el rayo, ustedes ya lo hicieron y no se los he enseñado yo.

            Que las gracias sean bien recibidas, pues Dios lo verá mal, son pequeñas ayudas que tienen el permiso de conocer lo que Dios dejó en la tierra para ayuda de otros. Recibe las gracias con hipocresía y enseña a decir gracias como lo hacemos nosotros cuando te ven y lo hacen, lo hacen y lo haces como él. Aunque no haya sido voluntario, aun Jesús enseñó a hacerlo así, pues el llevaba sus dedos hacia el frente, hacia arriba primero. De esto he venido a hablarles y dejo el conocimiento entre ustedes. Ahora les escucho, no importa que quieran saber, saben que hice, saben de lo que fui capaz, se me permite enseñar a desarrollar todo lo que desarrollé si lo preguntan.

- ¿Cuál sería la consecuencia de la utilización de los rayos?

            No hay consecuencias si se usa adecuadamente, pero si la habrá si se la usa para beneficio personal, si se usa para destrucción por bien propio o un hermano, no se interferirá. El conocimiento que Dios te dio, que dejó entre los hombres, sólo será dado a los humanos porque los hombres no son dignos y sólo cuando el hombre tome su forma como humano entenderá y podrá poner en práctica, mas si el humano yace entre ustedes y hoy están cinco frente a mí, dos con nombre y otro cerca de él, podrán usarlo, la conciliación está dada, pues todo lo que maldigas se maldecirá y todo lo que bendigas también, mas claro está, no podrás arrepentirte, pues tu decisión fue firme y única, si te arrepientes, todo volverá, pero tu abriste una llave, ellos cerrarán la llave y abrirán una gotera, esos son los efectos.

- ¿Los efectos del rayo violeta?

            El rayo violeta, Dios lo arrebató de las manos de los hombres, ahora ustedes tienen derecho a usarlo, si cargan sus manos de este rayo sanarán, no sólo el cuerpo, el espíritu también, podrás verlos, podrás saber dónde están, muchos ya lo han usado sin saber siquiera que existía o que nombre tenía, pero este rayo está limitado, limitado únicamente a portadores, a humanos, a sanadores permitidos y consolidados por la mano de su Dios, permisos divinos, he ahí los sanadores, mas ten también claro que una sobrecarga de esto a un hombre, te volverá su guía y no podrás renunciar  a serlo, te idolatrará igual que un Dios, en su corazón lo hará, pues encontró luz en ti, si tu ego crece, todo lo que hayas sanado con este rayo, volverá a su condición real, pues el rayo de desvanecerá en ti y en aquellos en quien lo usaste.

 

 

Migración de Miriam

“Soy yo aceptando, soy yo expulsando, soy yo condenando, soy yo bloqueando todo daño externo, toda trampa externa de la brujería o hechicería externa, hoy me limpio y me cubro con sangre de Jesús, me cubro con luz de la luz, con oscuridad de la luz, con neutralidad de la luz, hoy acepto los cuatro rayos de luz dados al hombre a través de la mujer, hoy acepto a la mujer, hoy acepto lo que soy, hoy acepto quien soy, en nombre del Padre, Hijo y Espíritu Santo, acepto la importancia del ser la portadora de Miriam por concesión”

                                   Gabriela.