Tomar asiento

Te escucho muchacho, tú me conoces ¿cuál es tu duda? Portador de Amael, portador de Geová, cuerpo preparado por un maestro para ser portador de uno de nosotros, caíste por una vagina y dos pechos, pequeños debo decir, volviste al camino y aun estás reclamando lo que es tuyo, por eso estás aquí, por eso alguien murió, por eso vale la pena. Todos han preguntado cómo utilizar a tu portado, no aprendiste, Amón te enseñó. ¿Quién es el nuevo Viejo Loco? Poco hablan de él o poco queremos escuchar. Viejo Loco, después de Afael, se convirtió en un título, título de aquel que fuese el maestro y fuese lo suficientemente loco para llevarlo. ¿De quién aprendiste?

- De Aphaesthus.

            Él ha tenido una buena respuesta, respuesta a la pregunta que ustedes hacen, que todos hacen y los maestros ya encontraron y el escribano aun no deduce.

            No somos un instrumento, no nos deben obligar, ni nuestro poder, ni nuestra forma, ni nuestra condición, tampoco nos deben adorar, ni rendir tributo, ni agradecernos. Deben vernos como iguales, solo así no tendremos alas frente a ustedes y aquel que no tiene alas es solo un amigo y se puede sentar.

He visitado este grupo por mucho ya, desde que el muchacho tuviese doce años al parecer y solo hasta este día he podido tomar asiento entre ustedes. Aun en la visita del libro no me pude sentar, he ahí el porqué. Si uno en la sala nos ve como amigo, como igual, como hombre ¿por qué no hacerlo? Aun los dioses se manejan bajo el mismo principio, los cuatro pilares no podemos sentarnos, no tenemos la orden, a menos que quien nos reciba nos la de, así los portadores nuevos y viejos no vean al portado como un superior, véanlo como un amigo viejo, sabio, algo caliente ¡sí! Todo portador tiene más calentura de la normal. La energía que emanamos choca en el cuerpo del portador, si el calor no se apaga se peleará mucho en casa, tienes quien apague el fuego.

            Afael formó maestros, me siento honrado de ver uno entre ustedes y de estar en uno también.

            Aquel que lleva un nombre en la cabeza y duda de él, necesita la revelación completa para estar complacido de aquello, este (Orlando) es mi protegido, uno de los pocos. El camino será retomado a ti, se le ha ordenado al Viejo Loco de este tiempo se vuelva acercar, no habrá conocimiento, no habrá desconocimiento y habrá como hubo antes, un amigo, nada más. Grandes proyectos en su camino se mostrarán, pero esta vez la firma de Joan está en ellos, tú conoces su firma mujer. Debo dejarte algo claro muchacho, Joan ya no está entre ustedes, mas si Joan firmó algo, esto va a cumplirse. Es grato compartir con grandes amigos, con viejos conocidos y con hombres también, con damas, sería insultante decirles mujeres y ya lo hice.

            Shangreid ha decidido que Él no debe estar en ese trono, ella… no debí beber por tanto tiempo, he nublado mi conciencia…

            Ahora tienen un cercano a mí y por ese cercano estaré cerca a ustedes, mi portadora está algo lejos ahora y mantendrá su conciencia lejos, dieciocho meses más, después de ello volverá al maestro, yo la regresaré, no se postrará, pero lágrimas habrán y recuerda esto amigo, pedirá al maestro que sea uno, pues ha corrompido su camino y me ha mencionado en él, del resto llegará a su tiempo.

            Quienes ya pelearon tienen una cripta en sus hombros, para aquellos que vienen ya están muertos, son invisibles, tú eres invisible, este médium es invisible, aquella burra también lo es, no está cerca la burra, debe reclutar algo más, no es parte de mi historia, ya él sabrá.

            La batalla se dará con los nuevos portadores y ellos serán llamados y una reunión se les dará y en esa reunión se les dirá a que se enfrentan, estarán listos para aquello, igual que cuando se les fue anunciado a ustedes. Ustedes son nuevos muchachos o muchachos nuevos, batallas grandes se han dado por su tierra, por su Dios y deben proteger, todo hombre nace con un soldado, pero solo el general decide que soldado va a la guerra, dos de estos soldados fueron llamados hoy a esta reunión. Del portador de Aristhus fue removido y se le fue quitada la absolución, en esa batalla peleará porque lo ha pedido y mi soldado irá a la guerra porque yo así lo he pedido, después de todo, los grandes ya tienen título y pelearon bien, los viejos aun no llevan título, pero sé que tan buenos son peleando.

            Ustedes no me han conocido y debo ser claro con ustedes, no lo harán, este no es mi verdadero rostro, ni mi forma de actuar y debo enseñarles algo con esto, solo un protegido tiene privilegios que un portador no tiene, solo un protegido puedo darnos de beber y no podremos decir no, aunque es embriagante y nos haga vernos felices y aunque la felicidad no existe, tomaremos un rostro agradable para ustedes, ante la presencia de los protegidos, los portados deberán soltar su lengua, deberán ser más amables y más humanos al hablar, por eso decidimos no volverte portador, decidimos que seas lo que eres. Con la presencia de uno de mis protegidos, cualquiera de los portados deberá tomar otra actitud o yo patearé como te han pateado.

 

            Los tiempos han cambiado, las personas también, es grato verme entre ustedes y observarlos también.