Pide paz

            Lo que tienen, lo que les han dicho o lo que creen tener, algo de papa sanará su estómago, pues elimina cualquier bacteria que allí haya, la tierra a la tierra, todo se les fue dado, todo está a su alcance, pero no quieren nada de Dios, quieren lo que el hombre le da al hombre y ese es su error, deja de pedir y empezaremos a hacer más caso.

            Pide a Dios sí, pero al hijo mujer, el Padre está cansado. El Hijo llegó a ustedes y les dijo pídanme a mí, mi Padre ya no les quiere escuchar, aun así les escucha, pero aun deciden pedirnos, quienes llegan más pronto llegan al Hijo primero.

            Tu Dios ya habita dentro de ti, tu pedido debe ser más claro, no es cuanto ni cuando, es lo que necesitas lo que debes pedir, si existes es porque tu Dios está en ti o estuvieses muerta ya, tu respuesta a tu pedido, quiero que Miguel me proteja, sería no, pues ya lo hace.

El error del humano es dar vuelta en lo mismo, así como el agua circula deben circular sus pensamientos, sus ideas, un barco de papel y suéltalo en el mar y este se irá y llegará al centro, donde debe llegar, así deben pedir los hombres para ser escuchados, pon tu pedido en el barco y deja que se vaya, llegará a donde debe y se te dará, pero si sueltas muchos barcos solo ensuciarás el agua y el agua sucia no te hará bien.

No importa cuánto el hombre ha dado, cuan digno o cuan merecedor es el hombre, quienes de la calle recibieron consejo, no corregirán su camino por un pedido ni por un grito tampoco, por un pedido de padre a hijo escucharán y harán caso, no desgastes tu garganta ni tu mente, no frunzas tu seño ni demuestres coraje, sirve café a cada uno de ellos y habla como padre y dirige como amigo y el resultado se notará.

            Cuando creas no necesitar nada pide a Dios paz. Nunca tenemos todo, solo Dios tiene todo, lo que pedirías sería que Dios me de lo que considere haga falta y eres digno de merecerlo.

            Quien pide por pedir debe esperar lo que llegue, no es a mí a quien debes pedir salud o como conservarte con ella, esa es la diferencia. Comer a las horas sería el primer paso, solo eso.

 

            Nunca digan gracias a un ángel o arcángel, postren su cabeza y digan gracias creador, pues de él llegó la bendición, no importa que mano la entregó pues son sirvientes al igual que yo. Espero haber sido claro, no es a quien das, es de quien viene, sólo a él las gracias.