Ciclo de un portador

No hay virtudes ante el Padre, todo aquello que no fuera a verlo y alabarlo, era pecado, el poder era pecado, la sabiduría también, nadie podía buscar la sabiduría y así está escrito, cuando la sabiduría fue dada a aquel a quien llaman Adán, se le fue negado el reino, esto cambió con el hijo. No te hablo de su tiempo, hablo del tiempo del Padre.

-¿Cuál es el ciclo de un portador?

Cada portador de un elegido sería tu pregunta, pues es llamado elegido el ángel y es llamado portador elegido el que porta el ángel. Todo portado tiene por misión observar a través de los ojos de su portado, todo portador tiene la misión y el camino de superar a su portado, de demostrarle que el hombre es digno de ser salvado, pocos lo lograron, muchos retoman el camino de su portado, está dada la orden y condenado también que todo portado que haya sido visto y usado por su portador, mas haya caído en los mismo errores, se volverá débil será consumido y será llamado humano, será rebajado al nivel de un hombre, hasta que un hombre lo supere o una mujer. Cuando el portador supere al portado, sólo así, el portado tendrá el poder que algún día tuvo, el poder absoluto y se lo dará a su portador, si su portador es sabio, usará este don, este poder con fuerza, con sabiduría, dará y le darán y aprenderá y vivirá y llevará nombre y será reconocido, así el portador que logre superar a su portado será llamado dios entre los hombres y el portador será libre y el portado también y así ya no llevará conciencia nuevamente sobre ningún humano, sólo será portado, mas tendrá el derecho de intervenir, podrá hablar, podrá moverse entre ustedes, podrá enseñar y romperá el libre albedrío si fuese necesario o lo considerara, ese es el ciclo.

-¿Alguno ya ha logrado superar a su portado?

Fui enviado a uno, no hijo de humano y aun tus libros hoy lo nombran, aun siendo hijo de Dios, podía fracasar, mas decidió no hacerlo y me liberó y el primer portador de quien llaman Afael, a quien también llaman maestro, mas del resto no puedo hablar, cada uno dirá su historia y entenderás quien lo logró y quien aún espera, mas no bajamos solos, no bajamos los veintisiete, después de nosotros fueron enviados a vigilarnos, aun a cada uno de nosotros no se nos permite saber cuántos hay, aquellos a quien un maestro frente a mí llama ángeles guerreros, son ángeles que tienen la tarea de vigilarlos, de observarlos, no tienen el permiso de intervenir, mas ellos son quienes juzgan, quienes llevan la noticia de quien lo ha logrado  y quien no, he ahí los ángeles guardianes convertidos en guerreros. Todo ángel guardián velará por la vida de un niño en un año humano, al cerrarse ese año, en la sexta puerta, el niño no existe ya para Dios, mas ya les he enseñado como convertir a ese ángel guardián en un ángel guerrero, dado que si se ha hecho bien, el ángel tomará armadura y protegerá por siempre a quien lleva hasta su muerte, mas siempre nos vigilan a cada uno que está en la tierra o por decisión propia, por eso llegan a él, a ti y seguirán llegando, para observarlos.

Un ángel no podrá decirte cómo usar el libro o como manipular la información, el último será, el último la hará. ¿Sabes quién vendrá a dictar último verdad? Él te conoce y tú a él, él dictará, pues el último en dictar será el primero.

¿Qué hacer con nosotros? Observa al que llaman el más poderoso como el más débil, trátalo con respeto, como si fuese un cliente de tu tienda, mas obsérvalo como un igual y ganarás todo de él y podrás usar todo su poder, su fuerza, sujeta lo que en su mano lleva ordenando dártelo, que tu orden suene a petición, pero que sea firme y podrás usar el arma de cada uno de ellos, ya que cada uno lleva un arma, algunas físicas, otras no, he ahí como usar mi poder, como usar mi arma y a cada uno pregúntale lo mismo y responderá como usarlo, como usar su fuerza y su arma.

 

“Proclamo y menciono, que se escriba como he de mencionar, para aquellos que conocen y sirven a la luz, para aquellos que sienten, su Dios ha muerto y el Hijo reina y reinará y todos lo llaman Padre y él asume el nombre como jerarquía, mas él tiene el poder de un Padre, no importa si es el Padre o el Hijo, te está pidiendo lo mismo, piensa en tu cabeza hueca que es lo que estará escrito, no es un insulto y eso ya se dio, el Dios se despidió del Hijo, de ocho de ellos, porque iba a dejar de existir y ahora se ha dado lo mismo”.