Prudencia

Se ha mandado a hablar de prudencia al imprudente, se  me ha enviado a hablar.

            Mi parte para el libro es la prudencia y la coherencia ¿Qué diré yo de los prudentes? ¿Qué podrá decirse de quien fue demasiado imprudente? Tal vez deba ponerme yo mismo como ejemplo.  La casa y la cuna no hacen al hombre, el hombre se hace fuera de las paredes de su reino, no importa cuánto y cómo viviste, lo que importa es cuánto y cómo tienes, sin que nadie te lo de.

Sólo un buen hombre puede cuidar una buena mujer, pocos prueban de mi mesa y se ganan mi confianza. Por primera vez compartiremos ¡Salute el ente!

 

Consideraciones, tres consideraciones de prudencia fue lo que se me pidió dictar, será aprendido y les enseñaré, la prudencia entre los hombres en resumidas palabras es “no meter la pata” vulgarmente hablando, la prudencia de los ángeles es esperar y no caer, sabiendo que lo hará, aplica también en los humanos. La prudencia de un Dios, los dioses tienen muchas imprudencias, todo Dios es imprudente en sus decisiones, pues no las miden, sólo las ejecutan. Un ángel es menos prudente, un ángel no tiene prudencia, un ángel sólo declina en sus ideales para que los de mayor rango crean que son imprudentes, coherentemente hablando, un ángel no tiene prudencia, un hombre siempre es y será imprudente, si un hombre no fuera imprudente no fuera hombre, sería ángel y no evolucionaria, un hombre imprudente no tendría, el hombre debe ser imprudente y agresivo, eso lo convertirá en líder, un humano también. Es lo que enseñaré y es de lo que hablaré.