Libro de Plata

Dictado 1

Tu un sordo… no es mentira amigo. Me han servido aunque no me divierta, veamos que piden.

–Amigo, ¿todo bien?       

            Tienes claro que no puedo responder el golpe que me diste.

–Es como agradecerte… por esa noche.

            Deberías aclarar…

–No, ellos si entienden.

            Muchacho, ¿quién te paro frente a mí?... antes de mi entrada, Af, me hablo de ti, también te saludo. No sé cuántas veces me has llamado, espero tengas de que hablar… te escucho.

–Explícame la membrana etérea.

            Quita tu pie, mira frente a ti cuantos cuadros puedes ver.

–Veinte y cuatro.

            ¿Cuántos hay?

–Los que alcanzo a ver, veinte y cuatro.

            ¿Tú eres dueño de esta casa?

–Sí.

            ¿Por qué te dice bruja?... ¿Cuántos has visto?

–Veinte y cuatro.

            Cada cosa frente a ti tiene dos caras… una figura, un hombre igual.

            ¿Cuántas caras tiene este cuadro?

–Seis.

            No es lo que ves, sino lo que crees ver, hay triangulación en su parte trasera; tus ojos aceleran la respuesta de tu cerebro… el universo trabaja exactamente igual, no es lo que creen que es.

Se llama membrana por ser fácil de romper, pero ¿de qué punto de ella quieres hablar?

–De cómo te ayuda a percibir a las otras personas ¿Cómo hace que las otras personas puedan llegar hacia voz?

            Observando sus caras reales… esto tiene diez caras, hay triangulación en ella. Tus ojos a primera vista observaron solo seis, es tan fácil como “la primera impresión… no es la que importa”

            Debes ver algo de cerca para saber qué es y cómo es; pero no es lo que has venido a preguntar.

–¿Qué es el Santo Grial?

            ¿Qué versión quieres escuchar?

–La de los Templarios.

            Templarios… ¿antes, o después de ella?

–Antes.        

            Los guerreros de Zara, no fueron llamados Templarios, así se llamaron después. Los más grandes alquímios llamados a servir a la Iglesia, los más entrenados, los más capaces… y los vimos, estuvimos ahí.

            No es el “Grial” lo que buscas, te hablaron del peto; no de la copa. Los hombres no pueden ir más allá de lo que su cerebro le permite.

–¿No es un objeto físico?

            ¿Sabes lo que es un peto?

–Es lo que cubre el corazón.

            Es del peto de lo que hablas.

–¿La cruz?

            Una dama mi amigo, fue lo que mandaron a buscar.

–¿Y que tenía esa mujer?

            Fue reclutada por los primeros, se llamaba María… la maestra.

–¿La de Magdala?

            Más antigua, Madre de Jesús.

–¿Y ella seguía hasta mil trescientos viva o su sangre era lo que estaba vivo?

            Mil trescientos no fue el tiempo, mil trescientos fue la búsqueda de la nacida, una mujer no podía liderar, pero un hombre nacido de su vientre sí. María fue una no nacida, la maestra más grande que tuvieron entre ustedes.

            Mujer como cualquier otra, maestra como ninguna. Formada por los primeros Templarios. Está documentado en los grandes libros de Cirio, ustedes le llaman Cirion. Esta encriptado, no te daré la cifra de des encriptación, lleva el libro al médium y él te la dará.

            Cirion escribió de María, él fue uno de sus maestros.

–¿Y los Iluminatis?

            No son mis dominios, Aibrock se pusiera algo tenso si llegara. Eso debe haber contestado.

            Te diré que tienen cornamenta pero no son demonios. Nosotros intentamos formarlos a ustedes, al igual que formamos a los que vinieron después de Yesua; siempre han sido veinte y siete, setenta y dos… no puedo explicarte las jerarquías.

Ángel es el que observa y se esconde detrás de un arcángel. Arcano Mayor es el que ha divido su cuerpo, es obvio para ustedes e impreciso para otros; aun si un Arcano Mayor tomara el puesto de Dios, solo habría ascendido a su verdadero rango “arcángel”.

            Te lo voy a explicar entonces: Afael el Dios, Afael el ángel, Rafael el arcángel. “R” es la repetición; busca repetir en cualquier lengua y la “r” ira adelante. Af no se ha ido, solo tomo su título, mas ya lo conocían.

            Rafael custodia libros de vida y muerte, por eso no tienen acceso a él, salvo ciertos tramposos.

            ¿Por qué nos buscas, porque te timbra mi nombre?... soy Maxium.

–Me llama mucho la atención, bastante.

            ¿Tienes idea de quién soy acaso?

–Tengo entendido que eres que me protege.

            ¿Yo proteger igual que un ángel a un hombre?... no he negado, no he afirmado, soy quien ordena, no quien vela. Uno de los míos si y quien da las bestias, habrá notado que tienes una. He ahí quien da las bestias. (Cristian)

            Más allá de cualquier conocimiento, he ahí quien puede o no ser tu maestro. Al igual que muchos en este lugar, pocos son regidos por un astral y usted no es precisamente normal amigo, ¿recuerda cuando le dijo esto su abuelo?... “vaya y va y vea los plantos un rato”… tenía discusión con su mama.

            Yo fui el animal raro, el que viste pasar igual que un pato y es la única vez que tú y yo nos vimos… debes recordar el susto… entonces usted y yo definimos donde nos vimos mijo.

            He ahí tu guía, le servirás para que se guie a sí mismo. Solo un maestro que tiene a quien enseñar, toma lo que es suyo. No puedes activar lo que eres si no tienes a quien enseñar.

            Ahora sí, ¿Dime tu verdadera pregunta?... el Santo Grial contendría la sangre del puro ¿Quién contuvo en su vientre al puro?

–María.

            He ahí tu respuesta completa. Hazme otra pregunta.

–Explícame el caduceo.

            ¿Cuán amplio es lo que pides, que parte de ello quieres saber?

–¿Si es que es el gran secreto que nos dejaron los sabios, los alquimistas, los místicos de Egipto, los griegos, el oráculo de Delfos?

            Los alquimistas de alas trabajarán. Todo libro que llegue a tus manos tratando de replicar lo que hicieron, llevara el mismo nombre, el mismo resultado. No importa de mano de quien haya llegado, no sirve de nada lo que estudies si no lo ves y tú lo has visto, lo has probado y lo has sentido; mismos seres, distintos tiempos, dándoles a probar lo que tú has probado.  

            Sigues buscando respuestas de alquímico y has estado frente a los precursores de la alquimia y te han dado de beber vino convertido en café, y café amargo con azúcar. Han trasmutado aun materia y se han quemado a sí mismos sin un solo rasguño.

            ¿Cuán valor tiene lo que llevas en mente, cuanto lo que estudies o te den, si no hay un ejemplo vivo?, no existió. Fueron alumnos igual que ustedes y aun a ustedes se les dará el don. Ten claro algo, todo alquímico que salga de la mano del maestro, no podrá replicarlo en nadie más y otros libros escribirán, sectas nacerán de su mano y solo llevarán la teoría de lo que el maestro les mostró.

            Disfruta de lo que te den, serás alquímico igual. Ya te has embarcado y no piensas bajar de la canoa… ¿quieres algo de tabaco?...

La alquimia se da y se obtiene, no se hereda de textos amigo. Af, tuvo buenos ojos en ti, si buscaste en él, encontrarás en Aristhus.

(Maxium le dio a beber un sorbo de café, pero el sabor era tabaco puro…)

–¿Estabas en Chile?

            Pregunta donde no. ¿Aún no entienden que son una paradoja nada más? A dónde quieres que estemos y nos verás, pídelo.

            No ha sido lo que he pedido, preguntaste si nos vieron en Chile. No solo ahí nos vieron. Pregunto ¿dónde quieres que nos mostremos la próxima vez?

–Yo te quisiera ver en Bolivia.

            Voy a ir antes, televisores y noticias lo dirán, quince a treinta días humanos desde hoy, y luego te veo allá. Muchos nos verán y tú nos veras allá arriba.

            Todos ustedes escucharan de nuestra visita a Bolivia. Esto lo estas recordando muchacho, no lo estás viviendo. Un hombre que no muere infectado por piel de hombre, es el hombre que descubre que no existe.

–¿Puedes hacer que se vaya el…? (el sabor del tabaco que le dio a beber)

            Dale un poco de café normal.

            Tienes un ser bueno frente a ti, nunca te preocupes si bendiciones vienen a tu casa, preocúpate cuando sean malas. No temas de lo que Dios te pueda regalar, teme de lo que no llega de su mano.

            ¿Alguien más?

–Yo, ¿Por qué cuando el habla de su viaje a Bolivia, yo no lo veo que regresa? Yo no lo veo en Ecuador y no sé porque…

            ¿Cuánto temor tienes?

–No, no, no es temor, para nada es temor, mi pregunta va a qué…

–Ella dice que no me ve aquí.

–Yo estoy consciente de que el sale, estudia, se prepara pero ya no regresa. No lo veo aquí, no lo veo haciendo lo que él quiere, lo veo haciendo eso pero en otro lugar, no aquí; no lo veo más aquí.

            Mira el pueblo en el que vives, y mira la ciuda en la que lo contratarán. No lo ves aquí, pues su trabajo no está en la tierra, está cerca de aquí. Te diré que tan cerca para que se alivie tu corazón… encontrará trabajo en Quito; aquí no hay trabajo para él, por eso no lo ves aquí. Ahora debes verte a ti…

–Con él.

–Allá.

            Si estudias para carpintero y en este pueblo nadie trabaja en ello, debes buscar donde competir. Si no te quisiera ya se hubiera ido. No nos metemos en las conciencias de los hombres, es algo cabrón, sí; pero respeta lo que quiere si esto le demuestra respeto y tú eres esto… ¿Verda?

–Lo único que le dije hoy cuando e dijo que ya no me veía aquí, yo le dije que con ella a donde sea, aunque no esté aquí, pero con ella donde sea.

            ¿Qué es lo que he dicho yo, porque redundan en lo mismo?... ya he dicho bastante.

–Habla mujer.

–Yo voy a preguntar cualquier cosa.

            Ya lo has hecho.

–Mi hija de diez y seis años…

            No soy cupido, ni soy un ángel.

 –No por eso. Solo hay un detalle que quiero saber.

            Hombres… los hombres acostumbran a criar gallinas, observan crecer a las gallinas y dejan que cualquier gallo vecino entre a su corral y tome a sus pollas como si estuvieran en su territorio.

            Un hombre sabio, da tal paliza al gallo que no regresa a la tierra. Los tiempos de los hombres han cambiado, son distintos a los que he observado. Las palabras gruesas de un padre, no solo alivian la pena de las pollas, evitan que un gallo las haga gallinas; no con un sermón a la gallina, con un sermón al gallo. No puedo opinar más…

Dime… te van a dejar ser alquímico, debes dejar de buscar y ya encontraste.

–¿Qué recomiendas para des condicionar el cerebro y empezar a ver en planos?

            Una buena pregunta… deja de amar, no como hombre… ya escuche lo que dijo… lo intentan. Si tus ojos son frío, el frío se divide en planos. Ve y observa el hielo, cuando lo rompes, son tiras largas de planos, uno sobre puesto al otro.  

            Piensa con cabeza fría, se frío… preguntan ¿por qué son fríos los seres que llegan a visitarnos?... he ahí la respuesta. Todo plano, toda grieta es fría, aun el averno en sus llamas lo es; no tu mente de hombre.

Piensa en que nada importa pues nada existe sin descondicionar tu corazón por lo que amas y por los que te rodean. Separa todo de ti y empezarás a ver esa nube blanca que estás viendo ahora. No busques la profundidad en nada y esto dejará de tenerla. El error de los hombres es buscar las cosas “profundas”. Deja de observar la profundidad y mira las capas.

–Yo tengo una pregunta, ¿Cómo puedo controlar mis desdoblamientos, cuando desdoblarme y la velocidad a la que me desdoblo?

            No estas lista para una respuesta.

–Bueno.

–Caminar, no es correr…

–Yo tengo una pregunta ¿por qué mi madre me escucho llorar antes de nacer, que significa eso?                                                                                              

            En vientre, lógicamente imposible; paradójicamente no, ¿qué te he dicho?

–Que soy una paradoja.

            Pregunta si acaso he movido mis labios o he dicho palabra alguna a los presentes.

–No.

            Lo que acabo de hacer fue lo que hiciste. Se puede dar en minutos o hasta en años de tiempo y espacio pero solo puedes emitir sonidos o no más de tres palabras ¿ha sido claro el ejemplo?... hiciste un salto de tiempo y te pudieron escuchar pues existes en este y en otro tiempo.        

–Un jumper.

No, un salto no es igual, si puedes ayudarme… hablamos de una grieta…

Dos iguales, dos espacios al mismo tiempo. No te desdoblas, no haces jumper; solo existes en dos espacios. ¿Ahora está claro?... si eso te vuelve especial o no, dependerá de ti.

            No hay más lujo, ni menos; pero un gran brujo es el que vive en dos espacios.

–Literal.

            Ya los he visto y me han visto… tienes a quien formar. Si das, tendrás a quien sobornar; me gusta el café por cierto.

–Hay un pedido que debe haberte dado Geovanie cuando se fue.

            Lo hizo de entrada, no le deje hablar mucho en realidad, ya he dado bastante conocimiento.

–Eso me pidieron que te diga.

            Por eso no divague esta vez.

–¿Porque a Jesús le conocen como “el hijo del hombre”?

            Porque fue el hijo del hombre. Estado evolutivo de una mujer el igual a un…

–Hombre.

            Lo tienen en un libro llamado “biblia”. La mujer que llega a varona es un varón igual que el hombre. Jesús nació de un varón. No podías llamar ni puedes… maestra a una mujer. Su condición de nacimiento no se lo permite, deberías leer lo que ya les han dado. El libro antiguo de los apóstoles y de los previos a ellos y de los libros dados ya a ustedes.

–Yo te iba a hacer una última pregunta.

            Hazlo pronto, está volviendo.

–Háblame del señor Gurudev, ¿Dónde está?

            Señor es un título algo grande. No puedo hablar de quien sigue entre ustedes, si preguntaras de un muerto, sí... extraño ser. Solo divide y tendrás un buen maestro. Cuando se mezcla su conciencia con la que ha formado por lo que ha dejado sus vidas pasadas, erra. Eso no desmerita su sabiduría, no importa que recibas de un sabio, solo tu decidirás cuanto te sirve y cuanto no.

 

            Interesante ser, no sabía que existían los reencarnados, los creí descontinuados ya. Solo en India existe el hechizo, solo allá fue dado. María lo aprendió y el la conoció… interesante ser… solo recuerda, usa lo que sirve.