Libro Dorado

Christian

Todos menos dos son afatos ¿Quién es aquel por quien me enviaron?

-Soy yo. Mi nombre es Christian

            Mi nombre es Máxium, el que asigna, sólo soy alguien que da.

- ¿Aquí o arriba?

            Aquí

- ¿Voy en buen camino?

            Hijo de Dios, soy amigo de tus amigos.

            ¿Qué pregunta tienen para mí?

- ¿Qué pasó con Ashar, guardia de mi hijo?

            Para que un guardia estaría a lado del padre, si le pertenece al hijo.

- Ashar me supo decir eso, estaba ahí para proteger al elegido y el elegido no era yo sino mi hijo.

            Y él se fue con tu hijo. ¿He contestado?

            Hoy la puerta fue abierta, hoy la dejo abierta, hablaré con él, nunca te sacó de su lista al parecer, pero tienes muchos cuadernos que llenar.

            Ahora estoy completo, heme aquí hablando como debíamos hablar. Portador, que tu conciencia sea algo que no te afecte, los errores humanos son aquello que nos hace evolucionar y volverte al camino, eres y siempre fuiste marcado como quien asigna en la tierra, lo que se le fue dado a otro, pues tú no estabas aquí, ya que el que asigna te dará y yo te doy bajo el permiso de tus dioses, Jesús y Yavé. Jesús me ha mandado y tiene pendientes contigo, pendientes que tú les has dado, él no los ha pedido, mas recuerda, si ofreces al hijo agua, dale de beber y él dirá tranquilo, mira al frente y sigue, saludos de María, dice que también te escucha, que dejes de llamarla, tienes suficiente poder como para no necesitar su ayuda.

Se nos fue encomendado crear seres que protegen los seres que son, eres quien verá y medirá quien es digno y quien no, quien deba recibir poder y asignación en guerra o en ayuda, las bestias se te serán dadas, cada una está sujeta con una cadena distinta, las bestias que serán asignadas a quienes son como ustedes o a quienes están en su camino, serán decisión de tu mano entregarlas, si un maestro pidiera, sólo tu decidirás si podrá ser entregada o no. Las bestias podrán ser asignadas no a cualquiera, mas si un hombre necesitase o mujer por igual, niño tal vez, tendrás el poder de dársela, mas no será alguien de ayuda, sino de protección, la misma bestia, la bestia que es llamada grolo por ustedes, será lo que asignes a los seres de luz, mas estas bestias darán vida al poder cuando este sea gastado en aquellos que son de luz u oscuridad, mas aquellos que no pertenecen a ti, ni a los tuyos, sólo recibirán protección, la bestia es la misma pero tiene dos marcas distintas, mas tu aprenderás como se asigna y a quien se le es dada, los perros como ya les llaman, si, por eso Cerbero te visita, no es que te quiera muchacho, es el grolo más poderoso que creamos, el primero directamente por la boca de tu Padre, no del hijo, por eso el gran perro te vigila y te gruñe a veces, pues le caes bien ¿Qué más hará aquel que es portado? Eres llamado portador de las bestias, el único con permiso para entrar, sin pedir permiso al gran cachorro, más allá de los sirvientes pertenecientes a la puerta con el permiso de entrar. Conoce a tus iguales, pues una maestra tiene la respuesta, maestra por espejo, aun no tiene nombre. Los groolif también llegarán a ti, el groolif será asignado sólo con el permiso de dos iguales, dos maestros, no eres llamado maestro, pues no tienes nombre, pero tienes la jerarquía de uno, representante nuestro entre ellos, nosotros no damos nombres a nuestros maestros, no lo tienes.

- ¿Lo tendré?

            No es necesario, mas puedes ganar también un título de tu Dios, no vayas a discordia, pues de la mano de Dios viene la bendición, mas no el título, pues ya hay el poder y el título y la jerarquía como igual. Si recibieras un nombre, serías dos veces más poderoso, no conviene alguien entre ellos, no superior ¿has entendido o debo repetir?

- ¿Quiénes son los maestros?

            Tienes alguien con título frente a ti  y tres más, mañana conocerás a uno, ya conoces al otro, en su momento acudió a ti y preguntó si su camino ya estaba dado, estuvo aquí, dos de ellos estuvieron aquí en la noche. Cuando los veas sabrás, cuando se te sea ordenado, no por mí, la casa de los maestros te hablará, pues estás en ella y has estado siempre, sólo así asignarás, el poder del maestro frente a ti será revocado, se le fue otorgado en un momento de guerra, mas el no podrá asignar sin tu permiso o consentimiento y no asignarás un groolif, sin su permiso o consentimiento y el de un maestro más.

 

            Bienvenido maestro.