Libro de leusaf

El Camino del Maestro

Ángel Leusaf: Quien espera caer mientras sube, llegará a la cúspide derrotado.

 

 

Mshibama

Profecía

Tercero después de Miguel.

Cuando se presentó sentimos una gran energía y transmitía fortaleza al ambiente, luego dijo:

Blanco y negro se creó, no hay existencia sin el otro, fui el primero, el primero en leer, fui el primero en saber y anticipar batallas, fui el primero que mostraba camino a reyes y hacía ganar batallas, “Equiezel el inmortal” me llamaron.

Caminos de serpiente vendrán, fango, lodo, cubrirá las tierras, tierras amarillas y tierras rojas por igual, mas aquellos que usan turbante en su cabeza un castigo más grande llevarán, una mordaza será puesta en sus bocas y sus labios serán cocidos, sus ojos no podrán ver a menos que un dedo apunte, esto queda dicho y escrito que así será, ya que yo lo he visto con permiso de la luz, con el permiso de a quien sirvo, con el permiso de Yavé, y donde las cosas tienen como símbolo al hijo de a quien sirvo, con una estructura grande de metal y piedra serán hundidos en su miseria al igual, lejana a la profecía no es, y ya está siendo cumplida, más si esto saliese a imagen del hombre, a sus ojos se les anticipará lo que viene mas no lo que ya pasó, lo que viene tendrá otro nombre y otra forma y sus cuerpos no lo resistirán, y el hombre confiara en el hombre y un nuevo virus vendrá y la mano del hombre volverá a consumirlo.

 

 

Libro Dorado

Profecía 2

         Shussan. Anathzaquiel, Edress, Julieth, lengua larga (Leiuqazhtana)

         No importa si la víbora no suelta veneno, su lengua sigue siendo del mismo tamaño, al igual que las mujeres.

         ¿Por qué hay brujas en la mesa? ¿Desde cuándo se concilian? Caprichos tal vez, más bien un maestro, ya debes saber.

         Tener la maestra cerca implica también tener a tu alumna cerca. Las tres maestras de la oscuridad juntas ¿Qué quieres Arom? ¿Cuál es el propósito de esto?

¿Cuál es tu pregunta mujer?

         Conozco a las tres, en especial a tu maestra.

         Puedo decir al igual que tú (portador de Leiuqazhtana) la conocí a fondo, pero yo aproveché de ella el conocimiento, no se lo di.

         Bueno, he sido enviado a dictar ¡Bienvenidos! Arom es quien sigue después de mí, al parecer él no sabe nada.

         Yo soy Leusaf, ya he llegado a ustedes, siempre llego a ustedes, las marcas de la bestia ya salieron y el estómago de la bestia empezó a caer. Los hombres de ojos rasgados empezaron a bajar tal como fue dicho, tal como fue escrito, aun parte de la profecía no ha sido cumplida, los hombres de turbante caerán, un hombre negro que guía hombres blancos los destruirá, pues le pertenecerán y dejarán de ser quienes son para servir a sus nuevos amos. La guerra de los mundos inicia muy pronto, se les ha dicho que el fuego los consumiría y los pirómanos empezaron a jugar como prueba de nosotros.

         Hoy se les dirá, las nuevas tierras empezarán a nacer, las nuevas tierras proveerán del mar, se les ha ordenado volver a la superficie, ya no hay un dios que los pueda detener, una gran isla, tan grande como un país pequeño, entre los negros  y los hombres rasgados nacerán, ya se les ha sido mostrado parte de ella, aún no han visto nada, bestias y animales nuevos encontrarán después del gran temblor, esta profecía no es lejana. Bendecidos ustedes que su Dios les permite conocer que viene después. Ya ha salido de las aguas la costa del país, estos hombres son de Atlanta y uno de ellos llegará a ustedes, un atlántico.

         Las aves traerán su burla para el hombre de nuevo, el hombre volverá a enfermarse y la enfermedad provendrá de sus alas y de su aliento.

         Un hombre llegó a ustedes hace mucho, pidió conciliación y viajó entre los universos, llegó a ustedes y les dijo que serían destruidos por su propia mano. El hombre no crea curas para frustrar lo que a si mismo se crearon, sino para aplacar el anterior. Uno de estos ya se les salió de las manos y el hombre blanco es responsable, el hombre blanco liderado por un negro y saben que es peligroso, mas les dejo claro hoy que ya existe y este mal se propagará entre ustedes, este mal les perforará los huesos y hasta hace poco era débil, lo volvieron imparable, es mi advertencia para los altos durmientes, los blancos visitantes, tengan cuidado de ellos, pues ellos traen su muerte. Sólo la piel blanca porta el virus y sólo a esta se transmite.