¿Cuánto asumes?

            Tienes amigos pequeños en tu cama, no hablo de quien está, sino de quienes lo visitan, eso no hace pequeño el tamaño, ni lo hace más grande tampoco, no importa el tamaño, sino la zona correcta.

            El próximo escriba  ¿se lo dices tú o se lo digo yo?

- Por favor.

¿Cuánto asumes y de cuánto careces amigo? (Orlando)

-¿Cuánto asumo y de cuánto carezco?

 Que tus respuestas sean infundidas por tu lengua, no de ti, ni de tu conciencia, ni de tu cerebro, al resto que aprenda y escuche, pues quien llega a este grupo pasará las mismas pruebas, su lengua decidirá por él, no sus actos.

- Asumo lo que me corresponde.

            Respuesta exacta y sin titubeos.

            Espíritu es aquel que no se alaba ni se enflaquece, llegará a ser Dios entonces. Aquel que traba su lengua y la usa como carretilla no es sabio y el conocimiento confundido tiene palabras más claras, eso no es sabiduría, mas bien es inteligencia, el sabio puedo matar con tres palabras, un inteligente necesitará treinta frente a un sabio, un espíritu es sabio y exacto, no necesita mucho que decir, ni tampoco mucho que desear y… ¡ay de aquel sabio que crea saberlo todo, pues no será sabio, será un hombre conocedor!... Pocos sabios, o pocos que dicen serlo, hablarán, es bueno tener listos sus artículos para hablar con ellos, pues a ellos se pide mucho y nada a la vez, ya que todo lo que te dirán lo conoces, mas no lo recuerdas.

            (A Christian) Has preguntado cual era el límite de los poderes de Miriam y has empezado a experimentar. Conocí su poder muy de cerca, su influencia, su jerarquía, su radiación, no era quien era, pues ella aprendió a alimentarse de los que la rodeaban y de todos aprendió y de todos obtuvo poder, tu teoría es cierta, al lado del más fuerte serás igual y al lado de otro igual, serás más fuerte que ambos, pero debes aprender a manipular ese poder para que este poder no te manipule, cerca de ti ahora mismo hay cuatro con mucho poder, tres hombres entre ti y uno al frente, de los cuatro aprendemos y de los cuatro festejamos y que los cuatro hagan uno.

- ¿Por qué esa desconexión, ese alejamiento entre él y yo?

            Recuerda que la conciencia que debe prevalecer es la de quien porta, mientras que el portador mantenga conciencia sobre el que porta, este se volverá débil, no quieren ver al que siempre estuvo, quieren ver al aprendiz, el aprendiz será llamado maestro, Jerardeth ya lo es, he ahí la tarea, que el maestro deje que el nuevo espíritu lleve su nombre.

(A la portadora de Miriam) Decidirás en la sala de quien aprender, he ahí usar lo que tienes, decidirás en sala de quien escuchar y de quien obtener poder, siendo este no el inicio, mientras el uno hable y enseñe, el otro puede mostrar su poder, obtendrás entonces conocimiento de quien habla y poder de quien lo tiene al mismo tiempo.

 

            Normalmente cuando el pie ya sobrepasó el lago y se llenó de lodo es mejor regresar a lavar el pie, no lo ensucies nuevamente.