Marca Maldita

         En su primera vida, el nacido Afael, fue llamado Aphaesthus, a él llegaron muchos queriendo verle, de luz y de oscuridad, altos, grises y otros más, Af, como ustedes le llaman, decidió buscar a quienes eran dignos de aprender, marcó a quienes no lo quisieran y a quienes no lo esperaran, marcó a los dignos y nacidos. Encontró y reconoció a cada uno y les enseñó a recordar quienes eran, fue el único de todos, pues no me incluyo en esa lista, en confiar en las mujeres como dignas o como marcadas, la gran mayoría, por no decir la gran mayoría, fracasaron, pues no pudieron lidiar con tanto poder, he aquí la diferencia de una marca, las únicas que lo lograron fueron quienes fueron marcadas en su vientre o quienes tuvieron ya el niño fuera, he dicho ya quien estará en tu estómago y cierra un poco tus piernas, fuertes olores pueden salir. Entonces es madre, es madre y pronto lo será, algunas piensan que los hombres pueden ser atados por el vientre.

         Cuando una dama abre sus ojos como excusa, no entiende de que se le acusa, no porque no quiera, porque no le conviene.

         Solo las damas pueden engañar a un ser como yo y se les ocurre que cuando dejo de mirar pueden lograrlo.

         Todas ustedes tienen una marca llamada “marca maldita”, las mujeres no son regidas solo por el único, el grande y el creador, eso las volvió madres, eso les permite generar hombres, no con sus manos, en realidad los tienen entre sus piernas, siendo claro, una mujer que usa su cuerpo no sirve a Dios, su Dios les dio forma, les dio vida y a la primera perfecta le prohibió parir, siendo así, aquellas que son marcadas con la maldición pueden retomar el camino, en toda hembra hay una Eva, la buena Eva, la que no buscó a otra, la que no cayó, duró poco, pero existió, cuando busques a Eva, cuando quieran encontrarla, encontrarán un útero en ustedes y esa es la respuesta a todos los problemas del hombre, la mujer piensa en volverse más mujer y eso la vuelve un demonio, no una mujer, ve y busca la máscara de la más femenina y encontrarás un demonio en ella y hay las grandes suegras, he ahí las grandes profesoras, maestras de niños y de jóvenes, he ahí las grandes defensoras de animales, las grandes defensoras de causas perdidas.

         ¿Cuál es éxito de una mujer? ¿Cuál es el llegar de una mujer? El verdadero llegar… ser varona no es lo mismo que ser huevona,  no necesitas huevos para ser hombre, cuando el cerebro de una dama está preparado para entenderlo, asume que quieres ponerle testículos y eso hace que dejes de pensar como Dios para pensar como el diablo.

 

         Muchas mujeres dan el primer paso para ser hombres. Ten claro algo mujer, si piensas en que has deshonrado a alguien, lo has hecho, es igual pensar en asesinar, si lo pensases ya lo has hecho, no pienses en la paliza, piensa por ti, cuando comiences a pensar por ti, porque lo sientes, no solo encontrarás a la buena Eva contigo, encontrarás a la varona.