Libro Dorado

Benito

         Mi nombre es Joan.

- ¿Qué camino tengo que seguir, cuál es la opción?

         Uriel dará la respuesta a eso. ¿Quién es un neutral, o que deja de hacer?

         Deja vivir su vida y la de otros, no toma interés, ni participación, a menos que sea necesario, y aun siendo necesario, no se siente parte de lo que ha hecho, un neutral es vacío y de sus dos caminos distintos te diré:

Apaga la luz en un cuarto, cierra todo y observa, prende la luz de fuera del cuarto, la oscuridad no alcanzará al salir de la puerta, no podrás salir por la ventana ¿Hay ahí una luz?

- Obvio, si salgo.

         Entenderás entonces que es más poderoso.

- ¿Y los protegidos?

         Aún no han llegado a ese punto, los protegidos no son escogidos por quien los protege, ustedes son marcados al nacer, cada ángel…  no soy el maestro ahora, ya te explicarán.

         No son escogidos, ningún portador elige a quien va a cuidar, ningún ángel elige a quien va a cuidar, ni siquiera un Dios, cada uno somos de tierra, cada uno, incluyéndome, lleva consigo protegidos, un número de protegidos y a eso si tienes respuesta. Los protegidos son la marca, un ángel es mucho poder, así mismo cada ángel necesita más cuerpos que puedan contenerlos, aun si los cuerpos no estuvieran juntos, un médium pudiera canalizar a cualquiera de estos seres, mas no canalizaría a todo su ser, pues sería devastado y su cuerpo perecería en el intento, no puedes contener el poder de un solo ángel, no todo, para eso nacen los protegidos, cada protegido se activa cuando uno de ellos es llamado a la tierra. En la antigüedad, en la época de dragones y caballeros buscaban a los poderosos y hacían pruebas con ellos, ellos mismo los buscaban, cuando encontraban a los protegidos del mismo los encerraban al llegar al número exacto de protegidos, porque aquel que es portador es uno y cuatro con él, serán el número, cada uno protege cuatro de ustedes, cuatro hombres o mujeres igual, sólo un protegido tiene el poder de quien lo protege, tiene la bendición de usar todo el poder de un elegido, sin los tabús, ni los castigos. Un elegido repite la secuencia de la vida de quien porta hasta ser superado, un protegido no tiene tabús y puede elegir un bando, un  portador no. ¿Ahora tienes claro tu don?

         Debes conversar un poco más conmigo, no es una petición, pero te falta conocimiento, Geovanie no te lo puede dar, soy la parte de él que sí.

- ¿Quién es el Dios de China?

         Tú Dios, mas fueron regidos por otro, quien no es el Dios de ellos “Aclám”, mas confundes a quien llamaron Dios, pues al primero crearon y el creador llevan el mismo nombre.

- ¿Y por qué él también me escogió?

         Portador astral y protegido. Todos llegan a tener títulos similares, mas para ser el uno, no puedes ser el otro, o eres astral o protegido, como maestro astral no tendrás nombre humano, ni título aquel, tampoco podrás llegar a ser llamado maestro, pues el título se te será negado, aprendiz astral, aún no lo enseña, es una opción.

- ¿Nací marcado para ser lo que yo quiera?

 

         Ya lo he dicho, pero debes decidir sobre quien tiene más poder y es fácil de saber, aquel que llena y sale de la habitación es el más poderoso y aquel que se opaca a sí mismo en la misma habitación observado afuera por el más poderoso es débil, aunque demuestre lo contrario.