Mshibama

Aquel que tuviese valor

Un círculo de fuego cubre a la tierra, fuego que no han visto, fuego que los consumirá, hay del hombre que vea al hombre como un igual, hay del hombre que crea en el hombre, como amigo o enemigo, hay del hombre que crea que existe sin haberse dado cuenta que sólo es un sueño, si te miras como a ti solo verás todo en ti, nada te hará falta, nada será necesario, a menos que tu así lo quisieras ya que tú eres Dios y aún no te has dado cuenta, ya que tú eres Dios y no te has aceptado como él, nos criamos en los brazos de padres ignorantes, padres humanos, padres mediocres, padres que creen saber que conocen al mundo cuando ni siquiera se conocen a sí mismos, pocos verán esto y cerrarán este libro, ya que su ego no les permite ser insultados, ego de carne, ego mundano, maldito aquel que encuentre un demonio en todo aquel que se considera malo, ya que las palabras que fuesen pronunciadas por su boca serán pagadas con su carne, con su sangre con su descendencia, ¿quienes creen ser ustedes humanos insolentes, para nombrar a todo suceso cerebral que ustedes consideren maligno como demonio?, parecen niños aburridos que ya no saben que inventar para mantenerse distraídos y llamar la atención, hay de ustedes hombres necios, que escuchan las palabras del hombre y obedecen, escúchense a ustedes mismos.

Espíritu del ego - ¡no existe!-, espíritu del alcoholismo- ¡no existe!-, espíritu de la drogadicción- ¡no existe!-, espíritu de la lujuria- ¡no existe!-, y todos los otros espíritus a quienes ustedes llaman mundanos, sin darse cuenta que ustedes son mundo-¡no existe!-, quieres comprobarlo, quieres darte cuenta que todos somos una pequeña parte del grandísimo Dios Yavé, único y omnipotente, siéntate esta noche en tu cama, cierra los ojos y di claramente dentro y fuera de ti:

“Hermano mío Jesús Cristo, me canse de escuchar al hombre y acudo a ti, te pido permiso para hablar con mi Padre, con nuestro Padre;

Padre gracias por recibirme, heme aquí cansado de seguir al líder de la manada, como un simple cachorro de lobo, heme aquí cansado de la humanidad y de la condición humana como tal, heme aquí para que personalmente me muestres el camino, sin importar cual este fuera, sin importar que debiera caer, sin importar que me convirtiese en líder, sin importar si tuviera o no riquezas, sin importar si mi cuerpo está vivo o enfermo, sin importar si duermo o no, sin importar si como o no, ya que tú serás todo lo que necesito, ya que nada me hará falta ya que nada es necesario para mí, viviré en ti y serviré como tú quieres que lo haga;

Gracias Padre por escucharme, gracias hermano por haberme permitido hablar con mi Padre, con nuestro Padre, me retiro ya que esta noche mi cuerpo descansará y mañana otro encontraré en mí”.

Aquel que tuviese el valor de repetir esta oración por siete noches, se le será dado todo mas nada tendrá, se le será quitado todo a aquellos que se considerase no fuese necesario, en gracia o desgracia, llevará en si el deber de agradecer, por justo o injusto que le pareciera al cuerpo, a Dios y a Jesús Cristo por su infinita gracia, nada será, nada es, todo será y todo tendrá y nada le hará falta, aquel que repitiese esta oración durante siete noches, sin renunciar a lo que ha pedido se le permitirá ver, oír y sentir, con su espíritu, con lo que es, ya que la carne solamente es un molde hueco donde habita el espíritu, donde mora Dios, y verán luz sobre los cuerpos que caminan a su lado, reconocerán sus intenciones, y verán sus caminos, presente y pasado, y callarán ya que serán dignos del conocimiento, mas no se les permitirá involucrarse en el libre albedrío y agradecerán nuevamente al Padre, a Dios, Padre de nuestro hermano Jesús Cristo, esto queda dicho, esto queda hecho, esto queda escrito, esto queda sellado, en los ojos y consciencia de cada quien, de cada individuo que lo haya leído y aceptado como suyo.

Consejo claro a los padres modernos, a los padres que como los padres antiguos creen saberlo todo, olvídate de psiquiatras o psicólogos, si un niño no quiere comer, si un niño no obedece, si un niño es terco, el mismo libro que ustedes conocen lo dice y lo deja claro, mas no dice lleva a tu hijo donde un consejero, sino –“El que detiene el castigo a su hijo aborrece; Mas el que lo ama desde temprano lo corrige”- (PR 13:24).

Si un niño habla solo, no cierres su boca, pregunta el por qué o con quien habla, si tuviera la suficiente confianza para decirte que está hablando con alguien este no es un niño cualquiera, no cierres tus oídos ni castigues con tu boca, has de cuenta entonces que es un juego, un juego que vas a seguir, busca a alguien similar, alguien que diga poder ver espíritus o simplemente poder ver auras como ustedes le llaman al poder ver el espíritu, y así comprobarás si realmente tienes a tu lado a alguien más cuerdo que tú o a un niño a quien considerarás loco, tu consulta debe ser exacta, pregunta entonces a aquel que dice ver, que es lo que ve el niño, sin que este te escuchare, luego pide al niño que apunte hacia donde dijo el vidente y que te diga que es lo que ve, si encuentras una respuesta que no esperabas, si encuentras que tu hijo es mas cuerdo que tú, ya que nació con más evolución, deja que él te enseñe, deja que él sea tus ojos, ya que él es una pequeña parte de Dios que nació más evolucionada que tú, como padre podrás juzgar y hacer que sus ojos dejen de ver, sus oídos de escuchar y su piel de sentir.

Mas si llegases a obedecer lo que has leído, ¡él será tu bastón anciano!, el será la mano que guie al ciego hacia la nueva era, era hecha solo para aquellos que son carne y espíritu y tienen consciencia de aquello.

Así como hay jerarquías en el cielo, también existen en el espíritu, espíritu que somos todos, mas unos han sido y serán más evolucionados que otros, los dones espirituales han sido descritos en la biblia por grandes profetas, ya que un profeta no pudiera serlo si no hubiese sido clarividente, ya que un sanador no pudiese haber curado a un hermano con solo imponerle sus manos, tal como lo enseño Jesús a sus apóstoles y él también lo hizo, si no tuviere este don, ya que ningún espíritu pudiese hablar con la verdad o pudiésemos distinguir de ellos, si no existieran los médiums, si no existieran los llamados despiertos, dejo clara en esta parte un ejemplo tácito y coherente, en la cual tu religión enseña a temer a los espíritus, ya que es brujo aquel o hereje quien dice hablar con espíritus, si así fuera entonces que sus religiones también les expliquen si aquellos que hablaron con Jesús Cristo, el mismísimo hijo de Dios, hijo al que sirvo, hijo al que amo, -¿no hablo él acaso con dos espíritus?-, lean entonces y saquen sus propias conclusiones (MT 17:2-4).

“17 Seis días después, Jesús tomo a Pedro, a Jacobo y a Juan su hermano, y los llevo aparte a un monte alto;

2 y se transfiguró delante de ellos y resplandeció su rostro como el sol, y sus vestidos se hicieron blancos como la luz.

3 Y he aquí les aparecieron Moisés y Elías, hablando con él.

4 Entonces Pedro dijo a Jesús: señor, bueno es para nosotros que estemos aquí; si quieres, hagamos tres enramadas: una para ti, otra para Moisés, y otra para Elías”.

Quiero aclararles esto, esto que muchos ya han leído en la biblia, muchos pero ninguno se ha detenido a preguntar, y así aunque no haya pregunta, esta es la respuesta, la transfiguración no es otra cosa que lo que llamamos desdoblamiento, esto es un proceso en el cual un espíritu se aleja del cuerpo, manteniéndose unido a él a través de su alma, este viaje también conocido como viaje astral es y ha sido practicado por muchos voluntaria o involuntariamente, y en esta ocasión Jesús lo hizo voluntariamente, sólo un médium de nivel uno, puede hacer lo que llamamos una invocación de primer nivel, lo cual es la visita a otro plano, plano que ya no necesita la carne, plano también llamado puerta de los maestros, visitó entonces aquí según lo que dice el gran libro a dos espíritus o -¿acaso no fue así?-, lean detenidamente y lean un poco, -¿acaso Moisés y Elías estaban vivos?-. 

Ahora hago otra observación, solo un médium de primer nivel puede invitar a otros a puertas no permitidas para el hombre común, como la puerta de los maestros, y entonces les hago otra pregunta, si Jesús llevo consigo a dos de sus apóstoles e hizo que frente a ellos dos espíritus hicieran presencia, ¿qué debemos pensar al respecto, que él hizo algo malo acaso?, porque ya dicen las religiones, los espíritus no existen, si no existen con quien hablo entonces Jesús, o digan ustedes de acuerdo a lo que conocen y de acuerdo a lo que han leído, ¿acaso Moisés o Elías estaban vivos?, no pretendo con esto ser irónico, solo realista, ya que este es un libro que pretende abrir los ojos y no más, somos más que carne hueca, me detengo aquí ya que con esto he dicho lo que quería decir, ciego aquel que no vea, sordo aquel que no escuche.

 

Tú que te lamentas, tú que dices ser pobre, porque la vida te ha golpeado o crees que lo ha hecho, ve un día, elige cualquiera, no creas que la vida te ha dado la espalda, que el mundo te ha dado la espalda, párate a la entrada de un hospital, observa entonces pasar la gente y pon mucha atención, y si no encuentras a alguien que esté sufriendo más que tú, regresa a tu casa y no vuelvas a leer este libro, ya que en ese lugar en el cual tus pies te sostendrán un par de horas, encontrarás que no eres el único que sufre, encontrarás que la vida es un ciclo, ciclo del cual no puedes huir, aprenderás entonces y tu terca cabeza entenderá que aquello que considerabas el fin del mundo, no es nada más que una palmadita en la nalga de un bebé al cual acaban de limpiar el trasero.