Mshibama

La entrevista

 

Entrevisté al portador del tercer cuerpo de Azrael para que compartiera sus vivencias con nosotros, lo que manifestó fue lo siguiente:

Desde que tengo uso de razón sabía que hay algo más allá, tengo memoria desde que tengo 1 año 6 meses de edad, recuerdo perfectamente a mi familia y a todos quienes estaban en mi entorno.

-¿Qué es lo que debemos hacer?- le pregunté

Debemos estar completamente seguros de donde venimos y hacia donde vamos, que al final es un círculo, venimos de Dios y vamos hacia Dios a través de un círculo interior; creo firmemente en que nosotros debemos hacer un cambio en nuestra vida, no se necesita ser poderoso, no se necesita ser gobernante, no se necesita ser nada; simplemente estar seguros de que somos humanos o de que debemos llegar a ser humanos al final de nuestros días.

La definición de humano como tal, es la de un ser inteligente, un ser sabio, un ser que ha trascendido en la vida, es lo que nosotros vamos siendo o aprendiendo a ser día a día, no es que nacemos siendo humanos, vamos preparándonos para llegar a ostentar con orgullo ese título, mas o menos como el ser un señor, lo cual no se aprende en la universidad, o con el estudio, se aprende siendo correcto, independientemente de la religión que uno profesa, el ser un humano es ser correcto, ser parte de todo el género, de todos los seres con una pizca de inteligencia, y digo una pizca porque nosotros no tenemos nada frente a lo que tiene Dios y toda su creación eterna.

 A través de los años se han ido tergiversando los conceptos, la inteligencia como tal del género humano ha venido para mi concepto evolucionando con el transcurrir de los años, siglos y milenios, pero la inteligencia material;  la inteligencia espiritual de alguna manera también ha evolucionado pero en menor rango, la inteligencia espiritual lo que te da es sabiduría, y una persona que no ha pasado por la escuela puede tener mucha más inteligencia espiritual de la que tiene un PHD, matemático ganador de un premio nobel, etc.

La inteligencia como conocimiento es una mínima parte de todo lo que significa la inteligencia, o la sabiduría que sería el concepto real, es lo que la humanidad ha ido tratando de desarrollar, tenemos grandes hallazgos científicos, ahora se puede clonar a un ser viviente a medias porque aun no se ha podido lograr completamente, pero esto no nos da la inteligencia espiritual, la sabiduría, simplemente es un hecho que se basa en el conocimiento científico material, un gran matemático puede resolver una fórmula de universos paralelos, un sistema multidimensional infinito pero nunca puede llegar a conocer a Dios si es que no empata las dos cosas.

Leí en una ocasión una parábola hindú que decía que la esencia del hombre es como una llave de canuto, cuando metes la llave, una mínima parte entra en el hueco que es tu ser material, y la mayor parte queda afuera que es tu ser espiritual, que es lo que tienes que hacer durante toda tu vida, el reconocer que tienes algo más que te está atando a Dios que es mucho más de lo que tienes este rato como materia, que me pareció interesantísimo porque es eso a lo que nosotros deberíamos propender en el mundo, y este mundo tal vez sería mucho mas correcto y justo de lo que es actualmente.  Considero difícil pero no imposible el poder meter eso en la mente del resto de la gente por los egos, el materialismo y la sobrevaloración que se tienen algunos en función de su conocimiento, poder material o político, pero es a lo que se debe propender para llegar a cambiar al mundo, para que sea un mejor espacio de vida que es lo concedió Dios en la creación. 

El hecho de que el hombre se dé cuenta de que viene de Dios y va hacia él, o que durante su estancia mínima en un mundo material, aprenda a reconocer a Dios en toda la creación y aprenda lo que debe para llegar a él, eso es en esencia todo lo que deberíamos hacer; este mundo está materializado, y al serlo nos pregunta ¿Cuánto tienes, cuánto vales?, ¿Qué eres o quién eres realmente?

El otro día pensaba en el famoso verbo “to be” del inglés, los americanos le juntaron las dos cosas, las cuales son completamente diferentes, es decir estoy aquí presente, sentado frente a una mesa, en el planeta tierra, en la ciudad de Cuenca, pero no soy eso; el ser es muchísimo más, entonces normalmente estamos confundidos con el materialismo del mundo en el estar, no en el ser;  la gran confusión que armaron con el idioma inglés, al juntar el ser y el estar, el ser es muchísimo más, es a lo que debemos llegar, a ser humanos y para ello debemos entender el ser, no el estar, ya sea en un sitio determinado o el tener porque también se confunde el tener con el ser, es decir tengo mucho dinero, tengo 10 casas, 20 carros, tengo mucha gente trabajando para mí, “tengo”, pero nunca se han hecho  la  pregunta ¿quien soy?, soy dueño de una empresa, ¡no!, tengo una empresa, soy dueño de mil millones de dólares, ¡no!, tengo mil millones de dólares, pero ¡no soy los mil millones de dólares!, ¡soy un ser que debe llegar a la humanidad! y allí se pierde la humanidad, muy independiente de lo que nos pasa a cada uno, o de las necesidades individuales que pueden ser grandes o pequeñas, podemos sentir injusticias, de hecho tenemos injusticias en el mundo por el mismo materialismo que existe, pero estas injusticias al darse cuenta de quien es cada uno, serían mucho menores, porque desde el momento en que tu tienes mil millones de dólares, y yo no tengo un centavo y tengo un montón de deudas pero sois un ser y te das cuenta de que eres un ser que tienes necesidad de una humanidad, de ser correcto, de ser caballero, de ser justo, en ese momento vas a pagar salarios justos, no vas a acumular las riquezas sino vas a diversificarlas, no estoy en contra de que una persona tenga mil empresas siempre y cuando pague los salarios justos y de comer a toda la gente que trabaja en esa empresa, cada quien haciendo lo suyo en lo que es bueno.

-¡Esto acorta las distancias!-

De hecho, quienes trabajan para esa persona van a tener las cosas que necesitan para sobrevivir como ser material y para servir a su entorno, familia, vecinos, etc., para ayudar a la gente, entonces las distancias se acortan y muchísimo, mientras haya el materialismo como tal entre el ser y el tener entonces las distancias se van a seguir separando mucho más porque nunca vamos a llegar a una humanidad completa entre las personas que tienen y las que no, pero se va seguir ampliando la brecha mientras el ser no prime sobre lo material.

Sé que lo que tendré que hacer en un momento determinado se me dirá, sé que todos tenemos una misión, sé que también debo tener una misión, lo que estamos haciendo ahora puede ser una parte de la misión, porque hay algo mucho más grande que se debe hacer y el día en que llegue el ángel de la muerte a llevarme, espero haber cumplido con las cosas que me fueron dictadas antes de venir a este mundo.

Para mí y de hecho es algo que no se ha dicho nunca, siempre se asume de que la muerte es algo malo, igual mueren los buenos como los malos, no es que los buenos no se quedan en este mundo y los malos jamás mueren, todos tenemos que morir, lo cual no es bueno ni malo, es solo una etapa que debemos pasar y si no estuviera él estaríamos perdidos en el momento en que pasamos, casi como cuando llegamos a este mundo, un niño sin sus padres no sobrevive, más o menos de la misma manera cuando trascendemos después de la muerte si no tenemos una guía que es el ángel de la muerte, si no tenemos un acompañante que nos dirija, que nos muestre el camino, vamos a perdernos igual, entonces más bien deberíamos estar agradecidos con él y no tirarle tantos improperios, tantas piedras sino más bien agradecerle y esperar que esté a nuestro lado cuando nos vayamos, que nos guíe, él o algún delegado de él.

Mi abuelo un hombre sabio, no por los conocimientos que tenía, sino porque decía las cosas que debía en su momento, sobre todo en esa etapa cuando uno se está formando, él supo y nos enseñó a ver con la frente en alto a la vida, y a pesar del problema que venga el seguir adelante en función de que Dios nos está dando una enseñanza con eso, que nos está dando una patadita para que regresemos al camino.  Nosotros vamos escribiendo nuestra historia, Dios nos tiene el camino trazado para aprender lo que debemos aprender, para adquirir la sabiduría que debemos adquirir siendo más propio en el concepto; todas las cosas que nos pasan es porque nos estamos desviando de lo que debemos aprender, porque nos desviamos de la sabiduría que debemos tener al final de nuestra vida, pero las cosas que debemos aprender están definidas, la dualidad que no es comprendida, -si es que ya está prescrito nuestro destino o nosotros vamos escribiendo nuestra vida-, se pone en polos opuestos, pero siempre hay un punto medio, inclusive conocer a ciertas personas durante toda tu vida, conoces a las personas que debes en el momento que debes, pero si no te desviaste del camino y aprendiste lo que debías ya no las conoces porque si ya sabes que dos más dos es cuatro, ¿para que vas a repetir ese grado?, simplemente ya no las conoces y saltas al siguiente paso para adquirir más sabiduría, el tener contacto con una persona está en función de lo que vayas a ir asimilando, porque las personas que conozcas no están escritas sino la sabiduría que debes adquirir.  Como dijo SAE aprender a escribir recto en renglones torcidos.

Todo es una línea lógica, no sabemos mucho de donde provenimos, pero no sabemos hacia donde vamos, eso no lo sabremos sino hasta cuando pasamos a la siguiente etapa, y eso es una mala influencia de Lucifer, nosotros antes si sabíamos a donde íbamos.

-Él siempre nos coloca juguetes delante para distraer nuestra atención- mencioné

Es que de alguna manera esa es la finalidad de él, el que no lleguemos a Dios, ¿cómo podemos llegar a Dios si no podemos adquirir la sabiduría que debemos adquirir?, hablando de un ser específico, Hitler, quien tuvo tantos traumas, tantos miedos en su vida, que se obnubiló por el poder, por lo material, por ser el centro del mundo, fue de alguna manera tentado y caído en la tentación, él para mi concepto nunca aprendió lo que debía aprender del mundo, no trascendió, no llegó a Dios, mató a 6 millones y medio de personas y no llegó a ¡nada!, a parte de crear un caos en el mundo no fue nadie, lo mismo que le pasa a Lucifer, creó un caos en el cielo para no ser nadie.

-La ignorancia es la mejor arma del sabio-

Es interesantísimo que un hombre sabio se haga el idiota para hablar con un idiota que se cree sabio, Lucifer se cree sabio, pero es un idiota, y lo malo del genero humano es que somos más idiotas que Lucifer porque nos dejamos tentar, porque dejamos que nos obnubile con las cosas materiales o con el mundo material; ¡somos más idiotas!, cuando nos demos cuenta de que Lucifer es un idiota, el mundo va a ser otra cosa, y nuestro paso por el mundo va a ser mucho mas trascendental, lo que nos quiso decir Jesús a la final y que todavía no le entendemos, no es tan difícil simplemente hay que recapacitar un poco, pero no nos damos tiempo para eso porque estamos preocupados en lo que es material y no nos sentamos a pensar.

-como lo cita la biblia cuando Jesús dijo "Bendito seas Padre por ocultar todo esto a maestros y sabios, y mostrárselo a los humildes"-

Hay confusiones en la biblia, ¿a quienes asumimos como humilde?, se dice a la gente pobre, a la que no tiene que comer, a la afectada por enfermedades, gente que tiene grandes problemas materiales.

-¡tergiversan el término!-

Si, porque a la final hay gente pobre, gente que se muere de hambre, que es mucho mas atada a lo material, atada a esa venda que nos pone el mundo material a través de Lucifer, que no son los humildes de los que hablan en la biblia, los humildes son las personas que simplemente saben que no saben nada, que saben que tienen que aprender, que saben que tienen que llegar a un punto de conocimiento y todos los días está luchando para eso, puede tener muchísimo dinero o puede no tener nada.

-¡el verdadero poder radica en la sabiduría y la ignorancia!-

Claro, el que no se cree porque tiene o sabe algo, el que sigue siendo el ser creado por Dios y que sabe que Dios es inmensamente grande, es inconmensurable, y que nosotros somos una pizca de su creación, que no cree tener el poder de manejar masas o de tener el conocimiento completo, o de ser mas que el que está sentado a lado porque simplemente el que vive sabiendo que debe aprender, entonces nos damos cuenta que ha habido una tergiversación de términos que nos han ido creando la misma sociedad y la misma acumulación de ansias de poder de ciertos grupos, que es lo que nos ha llevado a donde estamos este momento. 

El crear conocimiento de la iglesia católica, en que pusieron como regla el que todo el mundo debía confesarse ante un sacerdote, 1200 años después de la venida de Cristo la iglesia dice que tienen que confesarse ante un sacerdote, y ¿por qué?, simplemente eran las ansias de poder, de un poder que estaba perdiendo a través de los cruzados, para saber todos los secretos de las coronas europeas, eso era lo que tenían, entonces era una ansia de poder en un momento en que la iglesia católica estaba en decadencia con Alejandro VI y lo que iba perdiendo frente a los cruzados, la única manera de detenerlos era sabiendo los secretos, y como sabemos los secretos, ¡Dios nos dijo de que…!, entonces esas cosas mal llevadas en función de ansias de poder es lo que nos ha hecho estar donde estamos, entonces ser humilde no es una persona pobre, el poderoso no es quien tiene más dinero, hay mucha gente pobre que maneja masas de una manera muy simple, y hay gente con dinero que le paga a un pobre para que maneje masas.

En esencia tienes un poco de lo que soy y estoy convencido, por eso debe ser que quien decidió estar conmigo, ¡está conmigo!, no pudo haber escogido a mejor persona, ni yo le molesto ni él me está fregando, simplemente ¡estamos!, eso es lo que me dijo:

<<No me pidas nada que no te voy a dar, no me llames que no te voy a atender>>

He respetado eso y tampoco tengo deseos de estar con él, ya que todos tenemos un fin, que en un momento determinado Asrael me haya escogido para estar con él, eso no me cambia como esencia, yo no soy el, él no soy yo;  él es un ser muy importante en la creación, a quien respeto y a quien hay que agradecerle por su trabajo, su función dentro de la creación, pero yo no nací siendo él, simplemente decidió estar conmigo, como se dice juntos pero no revueltos; no tengo porque tratar de ser él ni cumplir su función, mi función o misión será mía en un momento determinado, y si tengo algo de Salomón como se dijo anteriormente, creo que la sabiduría de él se dividió en 30 mil partes y una de ellas me tocó a mí, y todos tenemos algo de esa sabiduría, y bienvenido sea, eso es algo que nos hará mejores humanos en su momento, pero yo no soy él, él fue y está donde debe estar, con la enseñanza de él o con lo que nos pudo haber tocado llegaremos a ser mejores, pero hasta ahí llega su influencia, cada uno de nosotros tenemos un fin aquí y un fin allá;  tenemos una misión en la vida y tenemos un espacio al otro lado, el cual llegaremos a recobrar, a retomar el pupitre que dejamos cuando venimos acá en un momento determinado, cuando lleguemos a cumplir nuestra misión si es que nos permitimos cumplir nuestra misión.

Lucifer anda escondido tratando de influenciarnos mal, de confundirnos, y de hecho estoy seguro de que algunas cosas de lo que hemos ido oyendo pueden haber sido mal asimiladas, ya que cuando dictó trató de confundirnos, contó su historia haciéndose la víctima y el mayor servidor de Dios que existe.

Cada uno de los cuatro pilares de luz tiene una función específica, la cual fue dictada eones atrás, y ellos están en la luz, ellos son esencias puras, y en su momento alguien dijo lo opuesto, y ¿cómo es que ahora esas esencias puras que no tienen ninguna ambición o pecado, nos hablen de que Dios tiene que caer?, eso para mí se va en contra de toda lógica, de todo lo establecido, entonces eso no puede ser dictado por alguien que proviene de la luz, sino utilizando medios como siempre materiales y la confusión.

-Alguien me entregó un anillo y me dijo que se lo regalara a un hombre, y que con ello todo lo malo que esté por pasarme, le sucederá a él, pero no creo que eso sea lo correcto, ¿porque he de deshacerme de mi experiencia, si son las caídas precisamente las que me enseñan a caminar?-

El anillo que tengo de protección lo estoy usando en la mano izquierda, y lo estoy cargando con todo lo bueno y lo malo del plano material, pero no considero que en un momento determinado puede pasarle lo malo que me ha sucedido a otra persona, porque el anillo se carga con tus experiencias no con tu esencia y no es la esencia de lo que te han hecho, se trata de energía, que para ti puede ser bueno y para otra persona malo, porque tu camino es diferente al tuyo, y su sabiduría es diferente a la tuya, a la que debes tener al fin de tus días, entonces al darle un anillo a alguien tratando de que sea bueno o malo para esa otra persona no le estás afectando realmente, a menos de que le estés maldiciendo

-Hay algunos objetos que se quedan con tu carga o tu energía negativa-

Es la forma como tú estás canalizando esas energías, si es que tu canalizas esas energías, como lo que he hecho con mi anillo, he sentido cosas malas y lo he canalizado para que inviertan la polaridad, es una cuestión de cómo canalizas las cosas, si te vienen cosas malas y las canalizas tratando de que se invierta la polaridad de lo malo a lo bueno, de lo negativo a lo positivo, el anillo va a quedarse cargado positivamente, a pesar de haber sido cargado con cosas malas, eso lo vi en un sueño.  Eso es diferente a que te regalen un anillo que tu no sabes que está cargado negativamente, que sientes en tu ser energía negativa que te va molestando, te va pesando o que te va haciendo un daño porque no lo sabes, pero si te advierten lo que va a pasar entonces invirtamos la polaridad.

-¿Cuando supiste o cuando sentiste que había algo más, que había otro mundo aún desconocido?-

Como anécdota a los 3 años, de alguna manera sabía lo que era la muerte, no en el sentido de que se pierda una vida o se pierda lo material, sino que se trascendía hacia otro espacio, recuerdo que había una monja Catalina, su papá vivía a la vuelta de la casa, y un bus atropelló a su padre y murió, la monjita lloraba la pérdida de su padre y le dije:

<<¿Por qué llora?>>

-Porque se murió mi papá – respondió

<<Pero debería estar contenta>>

-¿Por qué?-

<<Porque antes usted en el convento y él estaba en la casa y podía visitarle una sola vez los fines de semana, en cambio ahora él está todo el tiempo con usted>>, esto le comentó después a mi mami:

-Una siendo religiosa, con una vida católica y no me había dado cuenta lo que estaba pasando-

Entonces fue una cosa que la golpeó y de hecho me quiso mucho toda la vida, luego fue mi profesora hasta que murió.  Pero sabía que es lo que significaba la muerte de alguna manera, no en el plano material sino el pasar a otro plano, en mi niñez tuve toda la vida la idea de que había algo más, de que debía cumplir algún cometido en la vida, no sabía cuál, siempre me interesé en leer sobre temas un poco más difíciles o no comunes para el resto de la gente, tenía mi percepción sobre todo de la llegada de la muerte;  a los 18 años andaba deprimido por “x” causas y le veía a mi abuelo entrar todas las noches durante 30 días, cruzaba la puerta que estaba cerrada, llegaba, se sentaba al pie de mi cama y me acompañaba hasta que me tranquilizaba y me dormía, eso fue durante 30 días consecutivos, después de eso, recuerdo cuando una prima de mi mami estaba en agonía, llegó a mi cuarto, a mi casa, la sentí no le vi, y le dije:

<<Bueno ya has sufrido bastante, has tenido una enfermedad bastante larga, has hecho bastante, ya es hora que descanses, quédate tranquila, en nuestro momento todos te seguiremos pero has cumplido con tus metas en la vida, es hora que descanses>>

Sonó el teléfono para avisarnos que ese momento había expirado, se fue tranquila, de hecho en la caja tenía una sonrisa, y esas cosas son algo que han ido marcando mi vida;  creo en un Dios, en un solo Dios infinito creador de todo, creador de todos, lo material y lo no material que es a quien debemos servir siempre; y que todos estamos aquí por alguna razón, no somos simples accidentes o hechos materiales que se han producido, hasta el más sencillo de los hombres tienen una razón para existir, si no es una razón directa es un medio para provocar un hecho, más o menos lo que se habla del efecto mariposa, cualquier situación nos lleva a un hecho importante que a la final nos marca o nos hace ser lo que somos.

Siempre he creído y es una enseñanza de mi abuelo; Dios actúa a través de otros sobre nosotros, ¿de que manera?, tenemos un camino que seguir, la vida es un cúmulo de aprendizaje, el ir tomando experiencias para adquirir el conocimiento y/o la sabiduría para trascender en otros planos, cuando nos desviamos de ese camino porque tenemos muchos o no tenemos recursos, pero de alguna manera vamos mas a lo material que a lo espiritual, en ese momento Dios nos va encaminando con cosas que nos van pasando, muchas veces cosas que nos afectan, nos deprimen, nos dan problemas, pero es por un bien general; el poder llegar a tener el conocimiento general que debemos adquirir al momento de la muerte, lo que decía mi abuelo:

-el día en que no tengas nada que aprender, ese día es el día de tu muerte-

Entonces siempre nos van dando las pataditas para que regresemos al camino, para que volvamos al sendero de aprendizaje que nos tiene marcado Dios en el libro de la vida, que de alguna manera y en los últimos tiempos he podido ver, ¡y sé que se rescribe!, de alguna manera está definido cuál es el fin de cada uno, pero a medida que va a avanzando la vida va rescribiéndose ese camino en función de nuestras salidas del sendero, al final aprendemos lo mismo que debemos aprender pero de diferentes maneras, no siempre es el camino que nosotros queremos, si es injusta la vida en medida que nos vayamos saliendo del camino, mientras conservamos el camino la vida es justa y es correcta, si es que nos salimos del camino sigue siendo correcto pero es injusto para nuestro parecer, para nuestra mente material, pero desde nuestro ámbito material siempre vamos a estar viendo injusticias, siempre percibiendo injusticias con nosotros, con quienes nos rodean, e inclusive con quienes no tienen contacto con nosotros, pero es algo que debe darse para que se vaya cumpliendo con el fin, con el plan de Dios.

¿Porque tenemos miedo de decir el nombre de Lucifer?, Lucifer es una cucaracha para mí, él perdió el derecho que tenía como ser eterno, en el momento en que hizo lo que hizo y se paso de lo que era, un ser jerárquicamente superior a nosotros, a uno muy inferior a lo que somos, entonces ¿porque el miedo a decir su nombre?, si le permitimos influenciar nuestra vida,  lo hará, pero si le negamos la entrada a nuestra vida, no podrá afectarnos; que otras personas a nuestro entorno se dejen afectar y hagan cosas para que a nosotros nos pasen cosas malas es diferente, pero tenemos que canalizar esas cosas malas para bien, para aprender, hacer que ese sea el peldaño que nos impulse, un factor extra de sabiduría para seguir ascendiendo hacia Dios, ¿y cómo les volvemos peldaños?, simplemente perdonando, el perdón hace que esa actitud se vuelva un peldaño, porque si les devolvemos rencor, estamos jugando el mismo juego y nos quedamos patinando ahí.

 

¡Ama al prójimo como a ti mismo!, y el amar es perdonar, y si no perdonamos nos quedamos patinando y cayendo en la trampa de Lucifer, eso es lo que no entendemos, la carga espiritual que nos hace salir mal las cosas o que nos hace tener malos ratos, no podemos controlarla, y lo que no podemos controlar debemos poner en manos de Dios, simplemente tenemos que ser buenos en el sentido espiritual, como para tener la gracia de Dios para que las cosas que no controlamos, simplemente no se vuelvan en contra nuestra. Si hay un karma de las generaciones anteriores a nosotros, si es que llevamos un pecado de nuestros ancestros y esto nos pone en situaciones difíciles, nosotros no podemos controlarlo, ese fue mi pedido a SAE, esperar que Dios les disculpe a ellos y nos evite tener los malos ratos por cosas que nosotros no hemos hecho.