Libro Dorado

Algo para dejar

            Tú eres Iván, Joan dijo que brillabas, entiendo la broma. Tú eres… (Orlando)…, no definió bien quien eres, mas bien definió que eres. Pedí sentir la presencia  de maestros, no veo justo si tengo que compartir con los hombres, compartir con la estirpe más baja. A veces visito este lugar con un médium en el camino. Quería saludar, conocer el respeto de Iván… llegó corriendo de la nada… Ikaim abre la puerta, no saldré más, y así lo hizo, después de todo no hay opción una vez dentro, me contó sus éxitos y sus logros, también de sus excitados y en burlas dijo, sigo buscando un por qué…

Ya recuerdo quien eres, dijo que estabas preguntando, concentrando en lo que eres y en lo que quieres ser. ¿Saben lo que se avecina? Esta vez sus ojos serán preparados para ver, Aibrock no es parte de su batalla, sigue siendo un buen aliado, mas habrán otros que llegarán a ustedes, físicos como ninguno, listos para la trampa… Se les ha dado la “Bóveda de Jaudy”, la llave entra, la misma cierra la siguiente puerta, la puerta hacia el frente del alma queda abierta, de regreso no, no puedes encerrar a un espíritu al igual que  a un ángel, la puerta del otro lado tarde o temprano se abrirá sola. Estaba esperando, son grandes maestros ya, a algunos les falta moldearse a sí mismos. Es un gusto poder verlos.

-¿Tienes algo para dejarnos?

            Buena pregunta. ¿Qué quisieran recibir?

-Un comentario, una idea, no he pedido nada que sea material, solo el saber algo más.

            ¿Qué da forma al conocimiento?

-Conocimiento como tal la experiencia, la sabiduría da el espíritu.

            ¿Quiénes tienen espíritu?

-Un hombre que ha evolucionado y se convierte en humano, o por lo menos está en el camino a ser humano.

            A que he venido dicen muchos, a muchos les digo no he venido, me sacaron… pero ya que estoy aquí daré a cada cual lo que corresponde.

            Af ya ha marcado a muchos de los que conocemos, yo lidie un tiempo con estos dones… ¿cuánto quiere recibir quien nada tiene?

Afael marcó hombres y dones, Afael dio la marca anima, así como yo daré en este humo, así podrás ver, desde hoy, por mi marca y por la marca que Afael nos concedió, lo que otros no verán, a quien marques podrás verlo, no como el placebo, podrás leerlo hacia el frente, mirando de frente, me debo darte este don, pues el don de leer el café ya fue otorgado, aquel a quien quieras observar, de quien quieras saber, turbio o grumos, los grumos se forman claros, deberán tocar el cigarro dado por ti con tu mano derecha, pedirás que mueva el tabaco entre sus manos, al menos tres veces, si la persona fumase, pide de una sola pitada fuerte de aquello, si no, sujetas el tabaco entre sus dedos de esta forma (:::) y lo enciendes, el tabaco animado fumará por sí solo, míralo, no debe estar hacia abajo ni hacia arriba, solo se consumirá, pide que toque tres veces su humo, en la primera tendrás el presente, mira en las masas y entenderás personas, caminos, riesgos, actitudes… en la segunda verás lo que viene, no ves para mí, lo que viene es lineal y solo asciende, no dejes que respire sobre el humo o tendrás otra respuesta… el tercero en cambio te dirá que pasará cuando alcance, a esta distancia ya podrás ver que el humo ya se ha alterado mucho y se sigue alternado más, este es el lugar en el que estoy, míralo, nubes y una gran puerta, tu don es uno de los dones benditos dados al hombre, ten claro hombre que no a cualquiera se le son dados. Cuando tus ojos se afinen podrás ver historias corriendo dentro del humo, no crees películas en tu conciencia, deja que quien tiene su tabaco te lo muestre, has preguntas capciosas y encontrarás respuestas en ellas de acuerdo a lo que ves y a lo que ves venir.

El tabaco, el café y las runas son exactos, otras fuentes son dadas y hoy no es tu noche, no es esta en la que te darán, tú y yo tenemos una cita diferente, las escribanas, los escribanos por siglos han heredado dones, soy digno de permitirme dárselos

 ¿Sabes acaso que son las runas? Las verdaderas runas, las runas primeras, huesos humanos de hombres sabios u hombres despiertos ya fallecidos, falanges de sus dedos completas, dos pares de tres, preguntas concretas a una falange marcarás entre ellas, como el hombre a la mujer a ser leída, preguntarás que camino viene a él, que camino viene a ella, que quieres saber de este, tus respuestas serán más que claras, las historias se marcarán en ellas, las runas son exactas. Para convertir piedra en hueso la piedra debe descansar en tela tres días en río correntoso, luego tendrán la misma facultad que el hueso, busca runas parecidas a falanges o busca runas medianas, no importa, marca las runas con “X” y con “+”, no importa el color de ellas, sus dimensiones sí, marca la patriarca, la patriarca es el hueso grande, sacada eventualmente de esta parte de ellos (metacarpo), mientras más suba frente a ti la patriarca, más grande será lo que llegará a la persona, pero si frente a ti dibujas una raya, tu concepto bajo y alto será el mismo, si saliese más allá su crecimiento no pararía jamás, si cayese en el centro se estancaría, si cayese hacia abajo deberás decirle que fracasará y unas muy raras, humo montado,  un cruce de humo que baila, o runas montadas, una sobre otra, piensa en vientre frente  a la mujer a la que le leas, si piensas en vientre y sueltas las runas a no más de esta distancia, páginas continuas se juntarán indicando el tiempo venidero a un embarazo, dos, pero dos runas, dos tiempos separados, mide la runa como tiempo, uno, dos, tres, tres, cuatro… dime cuanto es… ya te he enseñado bien, una, dos, tres, cuatro, cinco ¿Cuántas runas hay? La inexistencia en los tiempos se toma en cuenta por la falange, la distancia entre la una y la otra divide los tiempos, uno, dos, si esta no estuviese sigue ahí, tres, cinco… si la lectura fuese a un hombre y se cruzasen significa prosperidad, a menos que este pregunte, si pregunta en concreto con una pregunta exacta de que quiere ser leído, la energía sobre el elemento será mayor, hoy las runas quedan en ti, pero tú debes hacer tus propias runas, quien lee hace su propia lectura, quien lee ofrece su propio tabaco, el café ya tiene dueño, Afael no me permite decirlo, él lo dio a uno de ustedes. Los lectores no dirán quiénes son, tendrán el don, no se podrá compartir, ni será de herencia, nadie más puede tener el don marcado, no los dones de lectura, los dones de lectura fueron dados al hombre antes de nuestra existencia siquiera y así debe permanecer, ni siquiera a amigos, mas si a aquellos a quienes se les ha asignado don, sabrán que don tiene quien cerca de él está, nadie más fuera de aquel circulo, creo que fui claro. Será para ti un juego consiente, quien leas no sabrá el derivado de tu don, solo lo verá como un placebo, que su conciencia crea aquello, tu conciencia puede formar amigos, runas más largas, runas más chicas, decide qué cara ponerle a cada runa, las piedras cuadriculadas pueden tener diversos significados.

-¿Cuántas runas son?

            Las que elijas, tres y tres, deben ser exactas, ni más grandes ni más chicas, son las runas marcadas, la patriarca, que dice bien o mal y las que quieras formar, mas ten claro, ningún juego de runas puede llevar más de cincuenta y cuatro de ellas.

-¿Por qué lo veo como un juego de dominó?

            Porque lo es, cuatro caras, no dos, solo la patriarca tiene dos caras, cada runa tiene cuatro caras, cuatro significados diferentes, uno por cada cara, ya se te han sido dadas.

 

            Joan habló mucho de ustedes, me siento honrado y espero haber sido prudente, después de las escribanas me iré. Di a la escribana que consiga caracoles.