Chunchi

La misma temperatura de la sangre es un defecto, mientras mantengan el calor y la estabilidad no se podrá procrear, no confundas el calor con fiebre.

            Vi a un gran pintor tener frente a él un modelo muy parecido, pero falta algo…  en asambleas grandes, aun cuando la voz era baja, las manos en los oídos permitían escuchar sumamente claro, evitábamos hablar para que la gente no sintiera que gritábamos, y aun hablando más bajo, sé que sigues escuchándome.

            Cuidar en casa es bueno, sé una buena mujer y cuida en casa, los insultos son buenos de vez en cuando, las horas deben cuidarse si quieres cuidar la salud, hay horas  para cada cosa, incluyendo las comidas, cuando tienes niños testarudos es bueno jalar las orejas de vez en cuando y preguntar si ya hizo la tarea o si ya comió, es otra forma de cuidar.

            Es bueno hablar, no pedir por otros.

            Los hombres deben potenciar aquello también. Hace mucho ya un mono, una especie de ellas, llamada Changos, se estaba mojando en la lluvia, golpeó fuerte la madera de la casa de un pequeño pájaro, pájaro déjame entrar le dijo. El pájaro se fue para adentro y le dijo no. Me estoy mojando, déjame entrar. No… Así pasó el tiempo y por ningún motivo el pájaro dejaría entrar al chango… La moraleja es: mientras más se moja el chango más duro se pone el pájaro.

            El desorden en sangre, cuando no es mayor, hay que dar un par de millones más ahí, la cantidad no es suficiente, hay un jarabe, lleva dulcamara y lleva un aceite también, chunchi se llama la araña de la que sacan ese aceite, no da un millón, da cientos, eso sí, debo decirte, tendrás la potencia de un toro un par de semanas y la vaca tendrá que aguantar.

            Luis, pregunta si hay pan en la tienda y Luis dijo ¿tienes hambre?... Si… Pregunta tú, a ti te va a alimentar, no a mí.

            El ser humano guarda palabras en su mente, palabras que se sienten como angustia o desesperación, es bueno al despedir mirar y preguntar qué escribo y no reprimir la pregunta.

            Para la colitis, nueve litros de agua, tres en una olla, el resto en otra, teatina, amapola, pétalos de rosa blanca, pétalos de rosa rojos, antibióticos para niños, dos pastillas de estas las molerás y las mezclarás en el agua cuando esta haya terminado de hervir, cuando esta haga burbujas pondrás toda la mezcla por igual, ambas aguas deben hervir, las mezclarás y esperarás hasta que tu muñeca soporte el calor, no tu mano, no tu dedo, pondrás en una tina pequeña y te sentarás, te mueves un poco por cinco minutos, siete noches seguidas. Debes tomar pelo de choclo, las hierberas te dirán como hacerlo, solo pelo de choclo, sin ninguna otra cosa, treinta días. Después del séptimo día, el séptimo baño de asiento comunícate, yo diré que hacer de acuerdo a tu progreso.

            Uno es ninguno, dos al desayuno, tres… una y otra vez.

            El veneno viene ya preparado, quien diría que las arañas pueden producir esas cosas, tú has escuchado que toman ahora los ancianos, esto no tiene igual, esto regenera completamente cualquier falla, lo otro solo…

            El cuerpo del ser humano es sumamente extraño, tanto que a sí mismo un órgano no reconocería al otro, tanto que a sí mismo ningún médico puede jugar a ser Dios.

 

            Los médicos de antes eran grandes curanderos, los médicos de hoy son carniceros con corbata, por eso los llamo hombres con bata. Hay grandes hombres con bata, nadie es lo que pasó para ser quien es, pero queda escrito en su  piel y en cada gesto lo que hizo para ser quien es. Espero haber aclarado por qué no los tratamos como iguales. Lo que recetamos los médicos antiguos curaba mujer, y aun curan, lo que dan sus médicos previene y da sufrimiento al cuerpo para esperar una recaída. Analiza mis palabras y entiéndelo, no son los hombres con bata, ellos son parte del sistema del que otros hombres lucran.