Mshibama

El comienzo de una historia

Criado en un hogar un poco apartado del centro, de una ciudad mediocre y retrógrada, teniendo apenas 12 años, salí al patio de mi casa en dirección al sanitario que entonces era una letrina apartada de la casa, a mi llegó alguien que se identificó como una paradoja de mí mismo; parado frente a mi pude conocerme exacto como soy ahora y de aquello han pasado ya 16 años. 

Me quede estático, en el centro del patio entre la puerta de mi casa y la letrina; mis ojos dejaron de ver el espacio y tiempo donde me encontraba y me vi rodeado de gente, dos hijos un varón y una mujer en ese orden, me vi como amigo y enemigo de personas que aún no conocía y que hoy forman parte de mi vida, me vi lejos de casa refugiado bajo del techo de una familia pudiente, así comienza mi historia.

Esto se me fue dicho y hoy lo comparto con ustedes, es lo que no se ha dicho y sólo una vez se dirá. 

Dijo:

 <<Todo lo que viviste está escrito en mí, ya que somos el mismo en diferentes tiempos y espacios>>

-Explícate-

<<Sólo calla y observa>>.

Comencé un viaje en el cual nada existía, ni ustedes, ni planetas, ni constelaciones, ni ideas, ni pensamientos;  un espacio absoluto en el cual toda idea es una creación, ocho seres frente a mi mientras aquel a quien llamaré mi “YO puro” haciendo una señal de silencio y apuntando hacia aquello que quería que observe.  Estos seres eran una sola esencia pero cada uno tenía consciencia y deseos distintos, la vibración de cada uno determinaba su poder, una de estas consciencias habló, no sé con exactitud cuál, diciendo

<<Somos lo único que existe y henos aquí observándonos sin saber para donde ir o que hacer>>, otra de las consciencia sugirió <<quién de nosotros podría ser guía si nuestro orden de nacimiento, si nuestro orden de existencia y de tiempo no es relevante frente a nuestro poder, el menor es el más poderoso, el mayor el estratega, el de en medio el causal, creo que la decisión no sería unánime>>, otra de las consciencia con voz femenina tomó la batuta de la conversa sugiriendo que aquello a lo que llamaremos jerarquía sea decidido por una competencia.

Se observaron y la idea fue aceptada, se separaron entonces y cada uno dio forma a su propio espacio a lo que llamaron universos, sus ideas se escuchaban en el vacío, ya que sólo aquel que demostrase ser el más puro sería reconocido como el sabio absoluto, “el Dios de Dioses” (DT 10:17, SAL 50,82).  De esta forma comenzó la creación, y cada uno, cada ser meditó respecto a qué hacer, nuevamente la voz general fue escuchada

<<Cada uno de nosotros es impuro, aún en una pequeña parte, hagamos que esa parte impura sea separada y que regrese a nosotros como esencia, como parte pura de Dios y por fin escuché un nombre, la voz femenina preguntó

 << ¿Qué sugieres Atom?>>

-¡me asuste!, al escuchar el nombre, quería dejar de ver, sentir y escuchar lo que estaba sucediendo, pero era tarde porque mi curiosidad humana fue más grande y decidí seguir observando, aunque sentía que mis ojos y oídos sangraban, y escuché entonces el segundo nombre

<< Shangreyd, eres fuerte pero codiciosa, siempre hablas de tomar decisiones, cuando en realidad quieres que las tuyas prevalezcan>>.

Vi la primera forma, me encontraba a millones de Kilómetros y aun así, si comparamos a todo nuestro universo y multiplicamos su inmensidad por tres sería mi forma de describir su tamaño, una gran masa de luz, absoluta, vacía, desde su centro emergían rayos de fuego rojo, azul y negro, tomaban forma, sentí como los planetas, órbitas y lunas se creaban dentro de esta esencia de rayos de colores, una vez que su creación tomó forma, salió frente a él y dijo:

<<He aquí mi parte impura>>

Observé entonces uno de los planetas y dentro de él vi seres gigantes iguales a nosotros, mas pude sentir que tenían vida pero la muerte no existía en ellos, y así uno a uno cada Dios hizo lo mismo, estas fueron sus creaciones.

Éste el orden en el que todo dio inicio.

Atom: “Titanes”, semejantes a nosotros de más de 6m de altura, con una fuerza y velocidad insuperables.

Shangreyd: “Grises” humanoides inmortales de 1.50m, de contextura física panzones y cabezones, creados en dos grupos: puros absolutos y oscuros absolutos que lidian una batalla cósmica eterna entre sí mismos.

Maxiel: “Altos” humanoides delgados de 2.20m a 2.50m aproximadamente.

Aclam: “Ueus” seres gigantes con una forma gelatinosa y un gran cetro en una de sus manos.

Backram: “Cornios” humanoides delgados de 3m o más, con una especie de corona en sus cráneos.

Atlom: “Seres tipo agua”, este Dios también conocido como el observador, pidió permiso a sus hermanos para ocupar un espacio en cada uno de los universos creados dejando claro que a él no le interesaba jerarquía o título alguno; solo quería deshacerse de su parte involucionada.  A los seres creados por Atlom en la tierra los conocimos como Dioses del agua o sirenas.

Metatrón: Se paró frente a todos, pude observar que era el más joven, dotado de un cuerpo parecido al nuestro con un rostro hibrido, rasgos femeninos y masculinos por igual, una formación metálica sobre su cuerpo semejante a una armadura, tres pares de alas que retumbaban un eco entre los universos cada vez que las agitaba.

<<Yo no deseo participar de su juego, Yavé será el ganador y será conocido como el Dios de Dioses y el mayor en orden y jerarquía frente a nosotros>>.

Nuevamente escuche la voz unánime,

<<La decisión ha sido tomada y el menor debe obedecer>>

después de que el tiempo se perdiera frente a mis ojos podía verlos ahí, grandes seres con sus grandes creaciones, no me había dado cuenta antes pero cada movimiento de sus labios, cada acto o cada decisión se reflejaba en mi cuerpo etérico primero como siglos, luego milenios, luego eones.

<<Dividan mi cuerpo (dijo Metatrón con voz agresiva), y mi existencia como Dios desaparecerá y sólo seré un sirviente; y decido servir a Yavé >>.

Su cuerpo se dividió en cinco esencias y cada vez que una esencia tomaba forma, también ocupaba un lugar y recibía un nombre; y a la derecha de Yavé fue formado Miguel el arcángel, el guerrero, el que tendría el conocimiento y hacia él el respeto igual que aquel de quien nació, Dios en nombre, arcángel en jerarquía, sirviente en rango;  a su izquierda Gabriel, arcángel en nombre y jerarquía, el que observaría, el mensajero; tras él Rafael, el guardián de la historia, arcángel en nombre, arcano menor en jerarquía, es, fue y será el que escribe los árboles por los que la vida toma su rumbo; a la derecha de éste detrás de Miguel fue creado Uriel, un hibrido con rasgos delicados, arcángel en nombre, arcano mayor en jerarquía; en el centro de ellos un trono cien veces más grande que sus formas físicas nació, apareció sentado entonces aquel a quien no pude ver su rostro, aquel que al observarlo mis ojos quemaban, al intentar ver más arriba de sus brazos los que reposaban en los descansos del trono que ocupaba (hablo de Yavé); frente a este trono y a los cuatro pilares custodiándolo todavía sobraba mucho del Dios que fue dividido y en el centro de lo que sobraba observe un destello de rayos negros que tomaban forma de una masa que se movía de un lado al otro; Yavé estiro su brazo derecho metiéndolo dentro de la masa de energía, cerró su mano empuñando esta energía oscura, regreso su brazo hacia él y colocó esta masa enorme que tenía casi el tamaño de los arcángeles creados e hizo que repose sobre su brazo izquierdo, colocó entonces su mano derecha sobre él y por primera vez lo escuché hablar, mientras la masa tomaba forma, la misma forma de un arcángel pero más bello con facciones únicas, con un cuerpo que pudiéramos considerar perfecto, cabellera dorada, ojos (he visto muchos ojos en mi vida, pero ninguno como esos).

<<Tu nombre será Luzbel>>

dijo al ser mientras absorbía en sí mismo la oscuridad que éste tenía, rayos blancos casi transparentes irrumpían la masa que ahora tenía forma y nombre, transmutando su color de oscuro a claro mientras esta oscuridad entraba en el cuerpo de Dios,

<<Serás un querubín, ese será tu nombre y rango, y has sido creado de la misma forma en que yo fui concebido>>.

El sobrante de esa esencia se dividió en seres minúsculos en comparación con los arcángeles primeros, éstos eran seres inferiores, solo sirvientes de los anteriores, solo sirvientes de los primeros cinco, de ahí dijo Yavé:

<<Antes de dar forma o un espacio a lo que voy a crear debe existir un mediador, antes de que las formas dejen de ser creaciones huecas y tomen consciencia que exista alguien, un único, nuestra primera alianza, nuestra primera creación>>

todos observaron un punto ciego, a lo lejos de los seis universos ya creados y un destello de color diferente se derivaba de cada uno de los Dioses, llegaron entonces en igual proporción y toda esa energía se solidificó en un solo ser;  escuché nuevamente la voz unánime que mencionó tres letras fundidas en una sola palabra

<<SAE, el único, el hijo concebido desde mi por consciencia de los siete, el Dios que no será llamado Dios, el que existirá pero no será conocido, el que no tendrá deseos, sólo consciencia y una orden en ella>>

Por fin escuche lo que ya había escuchado, mientras todo empezó a girar alrededor de la nueva creación, como los planetas que giran orbitando nuestro sol, Yavé mencionó

<<Todos han creado, todos dieron forma, ahora yo les pido, tras aprender de sus errores, vi lo que hicieron y debo decirles que no son dignos de ser llamados Dioses, mas eso somos y así nos reconocerán>>

Se silenció y todos reprocharon

-¡apunta con tu dedo y dinos pues que errores hemos cometido!- 

<<He aquí sus errores, ¿cómo evoluciona un Dios en sí mismo si es inmortal?, se ha decidido y escuchado y he visto, y todos ustedes crearon lastima de sí mismos, dieron perfección a seres nuevos que son DERESENT de ustedes, crearon pequeños Dioses, yo les digo hermanos hagamos un ser, un ser distinto al que sus seres moldearán, al que sus seres regirán, a los que sus seres protegerán y guiarán si fuese necesario, les enseñaré como debieron empezar y encontrarán en mi creación el inicio y el fin>>

Desde dentro de él, Yavé sacó de sí mismo lo que llamaré su parte impura, y dijo

<<Que inicie el caos>>

Todo explotó en un universo vacío y rayos y truenos emergían de esta energía oscura, explosión tras explosión, partícula por partícula empezó a crearse y vi entonces masas de tierra después de miles de años de observar, siendo formadas y dijo

<<Ésta será mi morada, y será lo único que no podrán alcanzar, ya que ninguno será digno de ver el rostro de su creador, ya que ninguno me podrá ver de frente porque sus ojos serán quemados y observaré a cada ser vacío que cree girar a mi alrededor>>

De pronto fuego nos rodeó, y la casa de Yavé ahora tomo el nombre de único, para nosotros tomaría luego el nombre del sol, frente a nosotros pude apreciar una masa que aún humeaba y se solidificaba y se absorbía a sí misma, millones de años más tarde esta masa, negra y café por fin se vio fría, inerte, vacía, las seis voces alrededor de Yavé preguntaron

-¿Esto es lo que ofreces, lo que has creado es vacío, y has elegido la más débil de tus estructuras para mostrarnos nada?-.

<<Atlom, se escuchó la voz de Yavé mencionarlo (con una voz que retumbaba en los siete universos ya formados), dame un poco del elemento que creaste para los tuyos>>

ríos y mares se formaron, en los espacios huecos de la masa negra y café y en ellos las explosiones continuaban, el choque de lo creado por dos Dioses, formó vida, seres tan pequeños como un punto, y de ellos todo empezó, millones de años más tarde los mismo puntos que veía antes ahora eran bestias, sin consciencia, sin reproches, sólo existencia, para resumírselos estoy hablando de dinosaurios, y aquí observé millones de años más tarde un ser acuático que podía volar y fijé mi vista en él y lo vi evolucionar y lo que serían sus alas tomaron forma de manos, y lo que fuese una cola muy parecida a la de un renacuajo, se convirtió en columna vertebral con una prolongación  de huesos, carne y pelo (cola), entonces miró a Maxiel y dijo

<<He aquí mi primer molde, dale a este molde solo un 3% de la sabiduría que diste a los tuyos>>

así los moldes empezaron a verse entre ellos, a diferenciarse del resto, a reconocer el peligro frente a ellos, a reconocer las jerarquías frente a ellos, se alimentaban pensando en cómo cazar y que herramientas usar, este ser empezó a crear y así dijo luego Yavé a Shangreyd,

<<Te observe y diste a tu creación el tamaño más pequeño para hacerlo débil, y los creaste en grupos para que se destruyeran a sí mismos, pero no les diste la orden, orden que hoy toma nombre de MUERTE, dame ahora te pido con delicadeza el tamaño y debilidad de lo que creaste>>

Los seres nuevamente cambiaron, su cola fue desapareciendo, y su cuerpo perdió parte de su pelaje y caminó más erguido, y su inteligencia aumentaba cada vez más, y luego dijo

<<He aquí el nuevo molde, Aclam dales armas, dame lo que creaste para protección de los tuyos a lo que llamas metal, solo ponlo a su alcance y ellos sabrán qué hacer con él>>

Así fue y el ser que vivía en comunas se convirtió en cazador y decidió entonces que el molde nuevo era el más cercano a lo que buscaba y decidió eliminar el peligro que rodeaba al ser que llamó HOMBRE.

-¿Qué haces?-, le preguntaron cuando hizo explotar una gran roca impactándose contra los volcanes activos

<<sólo observen>> les dijo; las grandes bestias fueron cubiertas por fuego y lodo, y miles de años después bestias gigantes que sobrevivieron al holocausto, empezaban a morir por los gases que yacían a la altura de sus cabezas y el hombre que yacía en la tierra aprendió a usar bestias a favor propio y Dios dijo:

<<Backram, dame la estructura ósea y física de tus creaciones para el molde nuevo>>

Así nació el nuevo ser, y el humano tenía inteligencia, un cuerpo muy parecido al nuestro, pero ahora era más débil, más vulnerable y adaptable, y entonces dijo:

<<Atom, dame la forma física de los seres que creaste; observen, he aquí el hombre que ha sido creado a imagen y semejanza nuestra, he aquí el comienzo>>

De este último molde Yavé tomó punto de partida para su creación, y dijo:    

<<Creemos al hombre a imagen y semejanza nuestra (creo diferentes razas, y colocó cada raza en un ambiente distinto) y todos vigilaremos a nuestra creación y todos elegiremos a quien dirigir>>

Sólo 144.000 de entre todos los creados recibieron parte de él, el resto no sería inferior pero solo serían marionetas huecas, destinadas a ser regidas, a ser gobernadas, a evolucionar, ya que los 144.000 a diferencia del resto tendrían consciencia absoluta de que son él y por fin vi al hombre creado, y conocí a las razas que los guiarían, a los seres que los protegerían, entendí que cada una tendría conocimientos diferentes y seria guiada su consciencia, su evolución sería distinta, y entonces Dios dijo:

<<He aquí el molde que he elegido>>, y creo dentro de su reino a su izquierda no muy lejano a él al que llamó Adán.

Los territorios que le dio a Adán eran solo luz, para que todo lo que quisiese lo tuviera, para que todo lo que quisiese se le fuera dado; una gran puerta de oro era lo que dividía a Adán de la inmunda tierra, creo entonces una pareja para él a la cual llamó Eva, delimitó entonces Dios a Adán y su pareja

<<He aquí tu territorio, todo lo que ven y deseen será suyo, mas si atravesasen esa puerta, si buscasen al hombre creado antes que ustedes, serán condenados a vivir como ellos>>

un día Eva se acercó a la puerta de oro, miró entonces por sus barrotes y vio hombres y mujeres que caminaban sobre la tierra con vestidos y vio maquillaje en sus rostros, y vio lugares creados por sus manos, lugares a los que ellos llamaban hogar y entonces Eva se atrevió a desafiarlo, fue y encontró una mujer muy parecida a ella pero su cabello era rojo, esta mujer se llamaba Lilith, y volvió a desobedecer al creador una vez más, y la llevó hasta la puerta y luego hasta su pareja, y este vio en ella, deseos que nunca había tenido, y la vio vestida y a lado de ella a su mujer desnuda, y él se vio desnudo, y ambos comieron de la manzana, y ambos degustaron el fruto prohibido, y cuando el que los creó los observó y dijo:

<< ¡Qué has hecho Eva!, entraste a la casa que se te fue dada, al error >>

Entonces Dios los vio juntos, los castigó, y expulso a Adán y a Eva a una tierra árida, y les dijo aún aquí serán benditos, pero tendrán que trabajar con fuerza bruta la tierra, y a la mujer ésta y todas como ella, tendrán un recordatorio marcado en sus cuerpos cada mes, la gran puerta de oro se cerró y frente a ella dos arcanos menores (Afael y Amael) que no se alejaban del reino y el hombre aprendió a ser hombre y tuvieron hijos, y llamaron a sus hijos Caín y Abel, estos fueron los dos primeros hijos de vientre santo, hijos de padre santo, y araron la tierra y la trabajaron iguales.

 

Caín aprendió más sobre la tierra y la uso a su favor, Abel se volvió pastor, el resto de la historia lo conocen, -claro, pero ¿y hasta donde creen ustedes conocerla?-, revisen entonces en Génesis 4 y 5.