Libro Dorado

Dictado

Gabriela no es protegida, pero puede ser adoptada, tiene herencia de bruja, al tener herencia de bruja y que una de las que fue considerada de las más grandes brujas de su tiempo, ni siquiera bruja, hechicera, pueda adoptarla o pidiera ser su protegida o custodiada, sería bastante interesante, algo me dice que quieres hacer algo semejante a lo que hicimos con Orlando y eso lo dice Miriam, es porque me cae bien, y dice que si hay como hacerlo. Necesitamos a la portadora para poder hacerla migrar, tal como Orlando lo hizo, no hay otra forma porque eso a mí me castiga, ella puede soportar a Miriam sin problema. No van a darse cuenta antes.

Se dice que quienes más fuerza tienen arriba son Edress y después de él Efesthus, lo que a Edress le falta es rango, pero es el más fuerte de todos, luego Miguel y Afael, pero a este último no se le permite ser, ni mostrarse. Efesthus llega a ser tan poderoso como él.

Cuando ellos vivieron, Miriam se acercó a ellos para prevenirlos de la traición de Macros y Efesthus sintió a la bruja volando, se levanta sale y se para y Miriam le dice dame permiso, necesito hablar con tu padre, Efesthus viendo contra que se iba a enfrentar toma forma de ángel y le dice no, mi padre descansa y en lo que ella se acerca, él trata de atacarla de frente y ella fue tan veloz que únicamente se vio como si lo atravesara, sujetó sus alas y las amarró con su propia cadena y él se desplomó, puesto que es el punto débil de un ángel, entonces cuando esto pasa y ella iba a dar el golpe final, sale Aphaesthus y le dice detente, eres bienvenida, ella suelta la cadena y sube, la única ángel que vio postrado a Efesthus en el piso, claro que ellos desde antes se tenían bronca, porque él le prohibió a Shussan acercarse a ella,  Shussan literalmente fue criada por ella, más que “amigas” había una relación maternal, Shussan fue quien en vida fue la esposa de Efesthus.

Al igual que Azalea, Shussan huérfana, entonces se internó en el bosque y vio como una mujer vestida de negro descendía desde un árbol y cuando se paró frente a ella le dijo “no temas Shussan” tú eres igual que yo, Shussan contestó: “pero tú eres una bruja”, no lo soy, contestó, tú y yo somos iguales, pero tú todavía no despiertas como uno. Miriam se acercó y en el momento en el que le toma la mano su cuerpo tomó forma de ángel y le dijo esto es lo que eres y le explicó y le dijo quién de los que conocía era como ella, le habló de Efesthus, Af, Aristhus. Le dijo, ven conmigo quiero enseñarte algo, y llevó a Shussan a una especie de río, ella caminó en el agua, se paró en un punto y puso tres bolas de hojas verdes y hojas secas y cada vez que las tocaba y prendía todo se tornaba cada vez más oscuro, Shussan tenía miedo de correr y ella se mostró como ángel, sus alas eran inmensas, y es ahí cuando empieza a enseñarle, desde ese momento, cada noche Shussan huía a una pequeña cabaña en el bosque, donde vivía Miriam.

Cuando Shussan creció se casó con Efesthus y él se decepcionó de su padre por un problema acontecido, se alejaron a su propia casa con sus hijos, Miriam decide visitarla y los dos sintieron la presencia de Miriam y Shussan la nombra, Efesthus le pregunta ¿cuánto sabes tú de la bruja? No la llames bruja, respondió Shussan, ella es como nosotros y Ef afirma “ella ha corrompido su propósito, ni siquiera merece ser llamada igual, mucho menos compararse con nosotros”. Efesthus sale y enfrenta a Miriam ¿Para que has venido a mi hogar? ¡vete! Miriam le dijo, he visto muerte en tu camino, he visto muertos a los tuyos y te he venido a advertir, es pronto, aun puedes hacer algo ¡Silencio bruja, yo no quiero escuchar tus presagios! ¡vete! Cuando Efesthus regresa le dice a Shussan ¿con que derecho la defiendes? Ella me crió, responde… ¿cuánto aprendiste? Lo suficiente para derrotarte ¡no me busques! Le grita Efesthus, ahí es cuando Shussan se despliega e intentó tocarle y Efesthus puso la mano sobre ella y la bloqueó y ella ya no podía volver a tomar forma de ángel, es aquí donde el propio hermano de Shussan, por orden de Macros, la asesina y a sus hijos también, no pudo defenderse, no gracias al bloqueo de Efesthus, por esta razón es que él se siente tan culpable.

Shussan tenía tanto poder que era inestable, incluso más que Efesthus, pero jerárquicamente era inferior, a diferencia de Miriam.

Nadie escuchó a Miriam, en ninguna de sus advertencias, la historia sería otra muy diferente, pero todo tiene su razón de ser, tal vez Efesthus y Shussan lleven ese mal recuerdo, pero si los dos hubieran tomado forma y ascendido con el grupo, tendrían que haber abandonado a sus hijos, ya que ellos eran comunes.

Miriam no estuvo presente, no cuando fueron traicionados por Macros, se dice que murió anciana y sola.

 

Gabriela, Miriam “el ángel negro”, ya se te explicó, igual que el riesgo de corromperte por el poder, Orlando es el ejemplo que te pusimos, si no tienes la fuerza interna para soportarlo, vas a caer.