Asignar

Debes entrenar a quien vas a asignar, de arriba te piden una condición, aquel que va a portar lo que portas, debe saber lo que sabes, el saber de quién entrenas es igual al 10% del saber que tú educas, tú predicas. Si entrenas a alguien ese alguien debe llevar por lo menos el 10% del conocimiento que tú tienes para ser considerado digno de ser heredero de portación, es poco, pero depende del maestro. Si se trata de tus hijos, entrénalos si quieres o déjalos que se desarrollen por sí solos y que ganen ser dignos de ser portadores, es mejor ser digno de portar a alguien, hay muchas pruebas para quien es heredero, entre ellas está la muerte y la traición (Arí es el mejor ejemplo).

 

Todo espíritu que llega a maestro, quiere pasar luego a tierra prometida, aquel que pasa a tierra prometida es llamado Dios, los ángeles tienen un ciclo similar, ellos no pueden entrar a tierra prometida, pero nadie les quita la evolución, una vez que un ángel llegó a maestro una parte de él queda en su casa y la otra parte regresa a caminar entre nosotros, entre ellas la de Aristhus y la de Arí, ellos están buscando el siguiente grado, el grado que alcanzó Afael, un Ángel Dios. Deben ser portados, pero deben ser reconocidos como maestros, ya no son solo el portado, son el portado que se sabe que es un gran maestro, no puedes tomar por maestro a Macros por ejemplo o a Rifithus o a Juliette, si ellos llegaran a maestros dejarían una parte de ellos y otra parte a la tierra, esta parte que devuelve a la tierra sigue purificándose para llegar a tierra prometida, su tierra prometida no es la nuestra, su tierra prometida es el título, son Arcanos Mayores de Primera Generación. Aristhus, por ejemplo, solo es un Arcano Mayor, no es visto como Dios, deben ser Dios, su Dios, por eso Af es llamado Metatrón. ¿En qué ayuda lo que un portador haga para superar una de sus tareas o castigos? En que se concentrarían en cumplir solo la parte del maestro y no la parte de la purga. Si tienes que purgar algo no te concentras. Si ellos tienen algo que pagar y lo logran purgar en veinte años de la vida de su portador, solo le quedan quince más y en esos quince tiene que cumplir la parte del maestro ¿y si no es aceptado como uno? Un ángel que quiere llegar a ser llamado Dios o a regresar a Metatrón como tal tiene que lograr ser llamado maestro por quien lo porta, debe ganárselo. Si tú alzaste el castigo de Shussan, como escriba, ella ahora puede pelear por ser maestro. Si no se hubiera logrado debería volver la escriba, ya no se siguiera, se hubieran acabado los libros porque tu escriba no lo logró. Solo cuando se rompe el ciclo de un escriba, el siguiente puede empezar a escribir, Efesthus escribió todo, ella no, el dictó todo, su parte de escriba llegó, cumplió y tomó Shussan, Shussan llegó, cumplió y solo ahí se puede nombrar a otro, si ahora fallara Lilian, ya no hay más libros, la información se pierde, no vuelven a dictar, pero todo tiene una trampa, los protegidos.