Libro de Plata

Dictado 1

No den miedos a quien los pueda usar en su contra.

–Lo hizo a propósito.

Ni siquiera los muestren, o quien los reciba entenderá… ¿Quién me llamo?

–Yo Bernardo.

         De plano, ya nos vemos todos los días…

–Lo de la formación de los médiums, ¿tú nos debes enseñar?

         Yo no les debo nada…

–¿Cuál sería la pregunta correcta?

–Yo no les debo nada a nadie.

         ¿Tú nos enseñarás?

–Tú nos enseñarás.

–Eres tu quien nos enseñará.

         ¿Tú nos enseñarás?

–¿Tu nos enseñarás?

–Y sigue repitiendo…

         Yo guiare, enseñar suena a una entrega de buena carne que resultan siendo guiñapos… nadie les enseña.

–Está claro.

–Se puede guiar.

–¿Qué debemos hacer?

         Falta uno de ustedes, no ha dejado, falta una de ustedes…

–Ya se fue.

         No puedo dar a nadie lo que a tres pertenece.

–O sea tiene que estar aquí ella.

–Sin embargo…

–Ya se complicó porque ella viene…

–Y son los dos.

–No, son los dos pero la falta, porque ella es el médium de primer nivel quien enseñará o no enseñará, quien guiara no guiara a los dos que se están preparando para ello. Entonces se comprendió el mensaje.

         Un día podrás ganarla…

–Eso te iba a decir… claro.

Un médium no existe…

–En este caso el Geovanie.

–No, un médium no existe, espérate que termine…

         Eso es todo… (Dijo bromeando).

–No existe uno, existen tres o más.

–No, no, no.

–Fasuel en el caso yo pensé que era completamente…

–¿No estar vivo, no tiene existencia?

–No… a estar canalizado…

         Siendo así, en este caso los médiums son los médiums; no los médiums y Orlando. En este caso los médiums son los médiums, entiéndanlo así.

         Solo te llamaran por lo que eres cuando estas en el grupo al que perteneces.

–Dejas de ser médium, pasas a ser persona que estas portando. Dejas de ser la persona que… o sea no existe médiums como tal, eres la persona que está ahí.

         Aja…

–Dejas de ser tú…

–Ha aprendido algo ya; el, no yo.

–Le han enseñado bien.

–¿Quién te enseñó, que te andan enseñando loco… ja, ja.

         Vino convincente…

–¿Con Vicente de qué?

–¿Quién es Vicente?

Lo que dijiste vino convincente.

–Con vin cen te…

–No con el Vichi sino convincente.

–¿Cómo uno puede instruirse de mejor manera.

–Aprendiendo.

         Discerniendo. Lo haces bien o no. No te llenas de información, dejas libre algún agujero para introducir en el la información, no sean en agujeros diferentes o dolerán…

         Aquel que está lleno de preguntas, no le caben las respuestas.

–Eso ya lo dijo Af.

         Recuerda quien fue Af para mí.

–Fue tu padre… de alguna manera. Eso aprendiste de él.

         Esto sabe horrible (dijo refiriéndose a algo que se le ofreció para probar)

Llamo a uno de los niños para ofrecerle un dulce, luego de que se lo dio, el niño cayó al suelo y Fasuel dijo:     

Lo que se quiere se pide…

–Cosas que pasan.

Me obliga a enseñar, no temía enseñar; pero a veces los golpes enseñan.

–Que turro que hiciste…

         No fui yo… No deberías dejar que hable con un demonio. Todo demonio recibe reprendas de los ángeles. El corazón de un niño se angustia si el corazón de un demonio esta con él; de ahí los nervios. 

         Hablarle del ángel es un principio. Un ángel no se ve en sub recuadro, mucho menos un Arcángel… ¡No he sido yo!... ya he dicho.

–Que nos puedes instruir hoy, si nos puedes adelantar…

         Ya lo he hecho…

–Hay que saber pedir.

         No… en un principio un médium no existe.

–Estamos jodidos…

         Un médium es tan muerto como cualquier muerto y tan vivo… como cualquier muerto. Un médium así mismo no se ve vivo y para el universo ya ha muerto.

–Mientras esta canalizado.

         No.

–Mientras existe.

         Gracias… comparte esto escribana: la información debe ser dada para todos los médium por igual, todos. Dos médium blancos, uno neutral, un médium invitado. Tengo entendido que tú eres una invitada  (a Deisy).

         No llevamos una lista como Santa Clause, pero sabemos quién es parte de ella. El médium no formara un médium de segundo nivel, solo lo lastimaría. De ahí que no existes en la lista…

–Esto está como Harry Poter… soy el papelito extra…

         Entenderán entonces médium neutral… Mira el color en el que te has vestido…

–Sí, sí estoy del lado oscuro –dijo bromeando.

         Eso no diferencia de quien puedes canalizar… solo es polaridad.

–Aja, solo es polaridad… equilibrio.

         Distanciado un médium del otro, todos serán neutrales. 

–Mmm, es cuando están juntos que necesitan… polaridad.

–Exacto, son un complemento.

–¿Y en el caso del médium invitado?

         Son mutuos…

–¿Reemplaza a?

Si no existiera la polaridad, el extra sobrando y el artificio presente.

–¿Siempre va a ser necesaria la presencia de los tres para canalizar o no; o será independiente?

         Se llamara tres ocasiones a los médium…

–A los tres.

         A los cuatro…

–Por eso a los tres y el invitado.

         Si a tercer llamado los médiums no están juntos, uno será revocado. Su don será revocado y uno nuevo nacerá; más bien, se marcará.

–¿Por qué?

 

         Por el médium mayor y no hablo del cuerpo. Yo marcare cuando falle, yo pateare si llegara a faltar.