Libro de ethom

El Camino del Maestro

 

Ángel Ethom: En realidad la paciencia es un derivado débil de la hipocresía. Tengan claro su Dios es compasivo, no paciente, y ustedes salieron de Él. 

 

 

Libro Dorado

Poco interés

 

-Eo imvo, eo imvo Ethom.

- ¿Puedes comunicarte?

            (Asiente con la cabeza)

-Si tu nombre es Ethom ¿Qué nos puedes compartir? La garganta del médium que usas, está siendo usada por primera vez, si abres su boca puedes buscar su fonética, sin mover mucho sus labios.

            Soy Ethom.

            Es un lugar agradable.

- Bienvenido ¿Qué nos puedes compartir?

            ¿Qué quieren saber?

- Espíritu ¿cómo magnificar su poder?

            Están preparados, magnificarlo ¿para qué? ¿Qué quieres hacer? ¿A dónde quieren llegar y para qué?

- Ser dioses.

            ¿Para qué?

- Para poder ser como Jesús.

            ¿Para qué?

- No como espíritu, como hombre, lo que hice fue darte una prueba, ya se supo, antes de que llegaras se anunció que poco interviniste con la redención del espíritu, pero que tenías mucho conocimiento del hombre, de la carne.

            ¿Cuánto se sabe? Excremento, basura, no saben para que fueron creados, muchos de ustedes lo ignoran y aun así se quieren llamar dignos, falta mucho por recorrer, los maestros van más adelante, pero todavía les falta.

- ¿Qué puedes aportar al desconocimiento de los maestros?

            ¿Qué quieren saber? No saben que quieren saber ni lo que buscan, menos lo que necesitan.

- ¿Qué necesitan?

            Crecer.

- ¿Cómo crecer?

            Llegar a un punto donde ya no sean dependientes de la carne ni de sus instintos porque simplemente le llaman necesidad.

- Ahora estás en una parte del trance llamada doble conciencia, te necesitamos completo Ethom, repele la conciencia del médium para escuchar tus palabras no combinadas con las suyas.

 

 

Erika

            Llevo mucho sin salir, déjame ponerme al tiempo. Entonces tú eres la nueva portadora, el reemplazo de quien fue ¿qué necesitas de mí?  Nos hemos visto muchas veces, reconozco nuevos maestros.  No hay cosa más desagradable que uno de ustedes queriendo vernos, hay quienes hablan de frente, también quienes escuchan de espaldas, ya te he hablado, aun te asustas, debes perderme el miedo o mi voz no pasará de un susto ¿cuánto quieres saber? Soy el igual al agua en ti, puedes darme un elemento o no, no será de importancia, vienes de una cuna torcida, llevas una vida feliz, más reclamas tu propia vida, no necesitas de mí, solo quieres conocerme, para afrontar tus miedos no necesitas de mí, puedo sanar los temores de tu corazón frente a tu hija y es lo que has pedido y se te dará, pero tus miedos solo son superables por tu conciencia, a menos que expongas el miedo ante mí. Es fácil, tú y él, esto es ahora, él a tu lado ¿crees que algo así de insignificante pudiera lastimarte? Tú error ha sido tratar de salvaguardar tu miedo frente a tu resistencia de seguirlo combatiendo, un hombre es el soldado personal de cada mujer, cuando tengas que hablar y exponer tu punto de vista, lleva un guardaespaldas contigo, si no puedes hablar con alguien vuelve inestable su seguridad y se volverá vulnerable, no existe mayor protección que la que ya se le ha dado, que la carne sea protegida por la carne, solo así lo que la carne pida a los otros se les dará, tienes mucho que reclamar, mucho que pedir, has tratado de seguir viéndote sola, vete ahora al lado de un soldado, que si bien no puede opinar, puede partir cráneos en tu nombre, él lo haría sin dudarlo. Los hombres no han dejado de ser bestias y las bestias que se dicen ser hombres deben ser tratadas como bestias, solo así descienden a  algo inferior que un animal y se ven a sí mismo como insectos, hazle saber que es un insecto, no una bestia, a una bestia no se la puede tocar, pero un insecto será aplastado si la circunstancia lo amerita, padre es el que te cría y tienes más padres que ese del que hablamos, ser intimidado no es ser guiado, más allá de eso no te voy a decir quien fui, solo digamos que existí. Hubimos entre ustedes solo tres híbridos, yo antes que ellos y ellos antes que mí, Afael, Aristhus y yo, no encontrarás registro alguno de nosotros, pues no tenemos concepción de hombre, a diferencia vuestra, fuimos enviados a la edad humana de un serafín y nos formamos solos entre los hombres, fuimos puros, el resto fueron concebidos, no miro con desprecio el hecho, pero se reconocer quien es mi igual y quien cree serlo, ten claro, Miguel no nació como hombre, no en nuestra primera vida, el solo fue portado y ya, Uriel igual y algunos otros también, no de nuestra orden, tú no necesitas saber de mí, tú necesitas saber para que existimos, es bueno que preguntes o encontraré en mi lectura cualquier cosa que quieras esconder y no será agradable para ti. Rafael, Afael, siendo uno solo, formó hombre entre ustedes y alma y espíritu, yo soy algo más impredecible. No me conoces, has elegido un regente y es un igual a mí, solo reconozco a dos como iguales y ya te he dicho quiénes son, uno de ellos ya no está entre ustedes, has elegido al que queda, yo no doy nada a los hombres, a menos que el hombre sea digno de recibirlo, tú pregunta fue buena, pero no ha salido de tu boca sino de la mía y por eso no será respondida a menos que tú la pronuncies. Tienes sangre de una de las diosas entre ustedes, herencia bendita de sangre, solo la genética digna nos recibe, ninguna rata lo puede hacer, somos selectivos aunque mis hermanos no lo digan, que no veas tu concepción igual a la de tu sangre, pues su portación es la de un dios, he aquí lo que debes saber, soy el único ángel que lleva por terminación “om” en su nombre, soy tan dios como Metatrón, como Atlom y como Atom, el nombre de cualquiera de nosotros toma el poder de la derivación de su nombre, somos iguales todos los ángeles, descendemos del mismo, aun así nuestro nombre fue dado por nuestro poder y jerarquía, solo reconozco dos iguales y ya lo he dicho y ellos me reconocen también. No importa el orden de poder entre los tres, solo digamos que no nos pedimos favores, los hombres necesitan los favores entre sí, pues teniéndolo todo en frente no tienen nada ¿Qué puede necesitar un ser que no come ni bebe? El error del hombre es no existir y es lo que tratan de enseñarles, has preguntado cómo encuentro el camino, el camino es existir, todo lo que busques existe frente a ti si tú existes. Si está el guardia principal frente a ti, no necesitas del guardia físico. No he venido a casa de insectos, hay sabios aquí, aun así debes desprenderte de quienes no deben escuchar ¿para qué sería útil mi conocimiento? Mira frente a ti miles de partículas, todas parecidas entre si y solo de entre cientos de miles, mil de ellas llevan una genética distinta a la del resto de los hombres, son iguales en físico y en mente, son vagos o muy estudiosos, son muy estúpidos o muy sabios, aun así su genética no está predispuesta a su forma física, ya que esta no fuera nada sin su energía, el arma depende de la genética de quien la lleva, solo una genética por herencia decidirá que portarán, quienes serán y para que servirán. El primer mal de los hombres es la existencia ¿qué es la existencia si no el alma? ¿Qué es el alma si no un anagrama? A es igual a uno, primero, solo lee al revés, ustedes el primer mal, esto no representa algo oscuro, solo que son la parte oscura, alma o primer mal, eres alma, ya que Aristhus te ha dicho que eres un alma vieja, es distinto a ser un alma común, tu genética no es común, la del resto aquí tampoco lo es, son diferentes ¿Cómo saber que es diferente? Solo quien es diferente nos sigue y nos escucha, quien no solo sabe de nosotros y huye.  Cada uno de nosotros es el derivado perfecto de un elemento, cada elemento está representado por una frecuencia, cuando escuches hablar a uno de nosotros, no escucharás nuestras voces, sino una molestia en los oídos, así sabrás que soy yo, la frecuencia en el medio del ruido provocado por un motor es parecida a la frecuencia que yo emito, el fuego es el elemento que represento y mantengo, no importa cuánto o como lo veas, cuando quieras llamarme hazlo por este elemento, yo lo puse antes ya de mi venida, me invocaron en esta casa sin saber que vendría, no le temas al fuego jamás, todo átomo tiene una excepción, puede quemarte o no, debes perder la conciencia del dolor, igual que una flauta, aun así no me llamarás tocando el fuego, prende algo como sinónimo de llamado, estoy vigilante de lo que logras, un gran ladrón no roba, hurta, la sanción es menor, pues el delito no existe si no hay un ataque directo, estoy hablando de lo que fui, soy como el médium de esta época hurtando dones, preguntaste cuantos dones tuve, todos los que pude copiar sería mi respuesta, no lo entiendes, nuestro portador toma de inmediato nuestro don regente, no te he dicho que puedes hacer, te he dicho lo que ya haces.

(Deisy) Es peculiar que Aristhus no haya mencionado que solo los tres tenemos la misma capacidad, necesitaba que yo te lo dijera, he referido el tipo de don dado a los tres primeros existentes, se nos dio este don como una idea, una sola idea simple, los hombres llegarían a nosotros y nos verían como maestros y un maestro no puede enseñar lo que desconoce, entonces tu Dios tomó la sabia decisión de darnos la competencia, todo aquel que llegase a nosotros nos mostraría quien es y nos mostraría su don, este se activaría en nosotros por completo y solo sería utilizable si lo enseñásemos a quien hemos copiado, cómo desarrollarlo por completo, he ahí el don de dones, tres portadoras lo tienen, uno de ellos al parecer está completamente activo, aun así no se le ha sido mencionado deben haberte explicado, debo mencionar que detesto la hipocresía, entonces ocultar algo también me parece hipócrita o tal vez solo mal preguntado. Has copiado a quien copia, pero pones el espejo en frente ¿te ocultas de mí? Dones dados a las mujeres, maestra, eso te vuelve diferente, mi portador aún no tiene título, eso la vuelve inferior.

Debes buscar un título, gánatelo, ser varona, no mujer o nada conseguirás, sabes lo que soy y quien soy, toma de mí lo que necesites. Soy algo más pausado en mis tiempos, un maestro que nazca de mi mano o a mi lado será completo o no será  maestro, Aristhus tiene la misma filosofía, por eso si tuviese sombrero me lo hubiera sacado frente a su portador, esto ha sido un halago, a ti aun no puedo halagarte y no justifico el hecho, pero eres nueva en esto, que no te agarre la vejez siendo nadie. Doy a mi portador lo que pide, cuando quieran información sin puertas o anagramas, caprichos ocultos por los hombres o por nosotros, incluso por los dioses, debo recomendar que me llamen, tengo permisos y conozco a los hijos de Afael antes que ustedes, se les ha dicho que los grandes aparecerían cuando haya hombres grandes, no antes. 3 9 o M, decide la ubicación, la letra de los seis símbolos, por esto la terminación de nuestros nombres es importante, por esto se le fue pedido a tus padres te dieran un nombre con M, aun así no obedecieron, debes saber algo al respecto, si no, sé un poco más curiosa. Los he visto y me han visto, no te he dado un nombre, te he dado una letra nada más,  cuando quiera darte un nombre te lo daré y para eso debes haber ganado ese nombre. Si bien mi lengua es grande, mi sabiduría difiere de algunos de los míos.