Cronos

Epístolas

Epístola 1

 

Solo estoy de paso,

llevo tiempo sin sentarme entre hombres con alas,

él me confundió con alguien más.

¡Madera! ¡Madera!

Fui exiliado hace mucho,

no tenía permiso para interactuar con ustedes.

Dicen que me conocen por otro nombre,

dicen que nuestros nombres tienden a hacerles daño.

Yo creé algo parecido a ustedes,

más grande, más fuerte, por eso me conocen.

¡Los titanes!

Él también tenía sus titanes,

todo menor sigue el ejemplo de sus mayores,

no me confundas.

¡Cronos! ¡Atom! ¡Cronos!

¡Máquinas!

¡Cronos!

Llevo mucho sin escuchar ese nombre.

Todos están aquí ¡No!

Entonces es transitoria mi visita

¿Quién gobierna su mundo?

¡Ustedes! Entonces ya no estamos entre ustedes

¿O hay alguien?

Les dejaron el mundo así.

¡Cucarachas del tamaño de un elohin!

Nunca te gustó limpiar tu casa, hermano,

siempre fuiste débil.

Se supone que estoy sentado frente a iguales,

pongámonos a la misma altura entonces.

¿Qué pudiera darle yo a mis iguales?

¡Nada!

No hablo de nada que satisfaga los egos de los hombres,

ni siquiera hablo de poder,

al parecer me han permitido ver lo que han hecho

y solo me permiten darles conocimiento

¿Qué conocimiento puedo proporcionar para ustedes?

¡Mi historia!

Conozco a todos ustedes, desde antes…

¿qué les han dicho?

¡Raza inferior! ¡Minúsculos!

Los míos tuvieron un lugar, no un espacio.

Todos bajamos, todos,

decidimos acabarlos ¡y siguen aquí!

Ahora son híbridos

¿quién soy yo para juzgar?

Soy hermano de su creador,

eso me deja juzgar.

¡Híbridos!

Se lo advertimos antes de que los formara,

le dijimos lo que harían con este lugar,

han destruido bosques

y han usado la tierra para artilugios

¿Cómo llaman a esto?

¡Casa!

¡Por esto no deberían existir!

Destruyen todo,

dan forma a sus vanalidades.

Nos pidió a cada uno una parte,

de mi pidió la forma de los míos,

son idénticos, algunos más, algunos más.

Tú sigues siendo viejo,

tú no tienes alas, híbrido, no en este espacio

¡guardián del primer tesoro de Afael!

¡La muerte!

Lo que llevas en ti fue creado para destruirnos si topásemos su territorio

y son ustedes quienes toparon su territorio

¿Qué has hecho al respecto, hermano?

¡Y no hay respuesta!

Deben excusar mi carácter,

no he visto hombres en mucho

y creí nunca ver híbridos.

¡Íbamos a destruirlos, no lo creado, sino el error!

¿Cuán madura fue la naturaleza que creó todo el entorno, todo lo sabio?

Todo lo que merece existir sigue existiendo,

tierra parada protegiéndolos,

mi naturaleza destruida para sentir firmes sus pies

¿En que los ha convertido esto sino en débiles?

Sus carnes son dóciles, ya no son bestias,

Son… ni siquiera son lo que él formó de ustedes,

son algo extraño a mis ojos,

talvez hizo esto para protegerlos,

no debían mezclarse con los de alas,

me encuentro aquí frente a hijos de alados,

no hay ningún hombre en esta sala o ya no existiría

¡he ahí su protección, híbridos!

Mientras mi transición pase quisiera conocer algo más de ustedes,

ya no son la raza…

¡Esto es un bucle nada más, un bucle de tiempo!

Ustedes son dueños de eso al parecer,

¡Cuerpos débiles! ¡Hambrientos!

¡Sedientos! ¡Contaminables!

Ya no tienen nada de la majestuosidad de las bestias,

mi problema está en no saber en qué clase de bestia se han convertido.

He mirado más allá, encontré un bosque cerca de aquí

¡y lo están destruyendo!

¡Oh sorpresa!

Mestizos, híbridos, su mundo ya no debe ser el mismo,

ya no hay jerárquicos encima suyo,

ustedes pisotean a los que están debajo,

mientras mayor su poder de hombres,

más grande el tamaño de sus pies.

¡No recuerdo por qué estoy aquí!

Fui encerrado…

¡Cucarachas cada vez más grandes!

Híbridos de alas destructores de bosques,

no merecen tener nada.

Él pidió de mí su forma…

…¡volver al bucle!...

Esto es lo que pasó conmigo…

¡Cucarachas del tamaño de elohines!

Le advertimos que esto pasaría...

¿Qué tiempo es este?

Al parecer él me confundió,

todos cayeron a manos de elohines y seres de cuernos,

similares a ellos, de piel y forma distinta,

ya no son hombres, son algo distinto,

pero tú no tienes alas,

¡guardián del primer tesoro de Afael!

¡volví! ¿verdad?

Preguntaste que pasó con los míos,

no fueron asesinados,

yo soy una conciencia semi inmortal,

aun entre ustedes no puedo perecer

y estando aquí soy el recuerdo de lo que ya pereció,

los míos no corrieron con la misma suerte…

¡Cucarachas del porte de elohines!

Le advertimos que esto iba a pasar,

deforman la tierra.

Ya pasamos por esto, mientras más tiempo…

tiempo, ese es el problema…

¡Esto es mi tártaro!

Él me encerró…

Guardián del primer tesoro de Afael,

su muerte no me pudo tocar y él me encerró.

Ya les he dado más de lo que deben recordar.

¡Cucarachas del tamaño de elohines!

 

Tiempo, eso es lo que hizo…