Libro de Plata

Dictado 1

–Es Atlom… yo tuve unas ganas de tomar agua, y tomar agua, y tomar agua y tomar agua… tráigame cinco licuadoras de agua por favor. Quieren verme tomar agua, yo puedo.

–Una jarra mija…

–Sí, la otra vez que llego Atlom, te hizo tomar agua a voz.

–Seis licuadoras de agua. No hay un jarro suficientemente grande… traigan la licuadora ja, ja.

–Le hizo tomar el agua a ella para el hablar.

–La primera vez que hablo Atlom, cogió una jarra, pero una jarra de boca ancha, metía allí y mientras hablaba estaba con el agua dentro de el… con la cara dentro del agua, hablaba y hablaba y hablaba y se tomaba el agua. Hablaba y tomaba el agua… con la jarra en la cara.

–Hasta que encontraron el pato.

–La puerta de Atlom es simpática. Está llena de dragones…

–Oigan pero ayudaranme a sacarle a Atlom de aquí porque si no tengo que limpiar hasta irme; porque yo me se ir con ese man y llego y mi cuarto inundado, se rompe alguna tubería, llega alguna cosa y me paso trapeando dos horas… ya lárgate y chao… explotan o lo que sea… es raro… bueno no es raro…

Joan… muchacho…

¿A que han venido?

–Salud. Es como estar en Yunguilla con esa arena feísima.

Volveré a preguntar ¿a que han venido?

–A saludar.

–A escucharte.

            ¿Y qué quieren escuchar?

–Yo vine a preguntar; si es que es posible…

            ¿Qué quieres que sea posible?

–Saber lo que voy a preguntar… saber la respuesta.

–No preguntes si hay como preguntar, haz la pregunta.

–¿Quiero saber a quién porto?

            ¿Quién eres?

–Yo soy Glenda.

–Ordóñez… gracias.

            Muchos han muerto, otros siguen vivos, quienes deben estar no están y quienes están no quieren hacerlo. Tu y yo somos muy parecidos al menos en nuestros nombres, a mí me sobra una L… a ti te hace falta.

–Atom.

            Creo entendido es el único que yace en dos cuerpos a la vez, el obtuvo esa propiedad de mí. Decidió estar en dos partes a la vez; cometió un error entonces, se lo pidió a Azrael y Azrael formo dos cuerpos de el… con un corte de un solo tajo.

            Eres una de las mitades, debes definir cuál polo de ella eres.

–¿Y de quien estamos hablando?

            La pregunta es algo necia… sabes quién soy… dilo.

–Atlom.

            ¿Qué me sobra, y que te falta? Ya lo he dicho… la escribana ya lo sabe.

–Atlom, por eso dijo que le sobra la L.

            Dos tierras viejas. Tú ya eres piedra… tu eres tierra y barro; entonces la renuncia no vino de ti.

            Sigues en pie, ten claro que yo soy quien revoca las cartas. Cada renuncia, estos son mis oídos entre ustedes, esto soy yo (agua)… Jesús hizo vino de esto, (mostrando la jarra de agua que estaba tomando).

            Tres gotas de vinagre por cada litro de agua, dale una carga con tu mano derecha, aquello a lo que llamaron vino era sidra… He ahí la conversión.

            Les he dado lo que le di al hijo del hombre, él lo probo… vosotros pruébenlo.

            ¿Qué puedo hablar por ustedes?... ¿Qué quieren saber?

–¿Qué se puede decir?

–¿Tu sabes quien fue Daraek?

            ¿Quién solicita la información?

–Yo, Alexandra.

            Uno de los Polo… sangre del mismo Polo.

            ¿Cuánto han mentido de él, cuanto saben de él?

–Nada…

            ¿Para qué quieren saber?

–Por referencia.

–Por conocimiento.

            Todo conocimiento se usa para un fin. ¿Cuál es tu fin?

–Saber ¿qué es lo que debo superar o en que fallo o que paso?

–Una referencia de continuación.

–Para poder continuar… así es.

            Te veo grande muchacho… tu y yo, ya nos conocemos… estabas algo más inflado cuando te vi…

            No te salude antes…

–Ni yo tampoco.   

            Deberías preguntar el término. Todo escribano es la continuación del anterior y las letras lo dicen; así como Nec luego escribirá…

–Daraek.

            EK…

–¿Tiene alguna significación especial el EK?

            Quien continúa…

–Ya, ok.

            No hay nada que pueda ser la respuesta que esperas, sin embargo necesitabas el conocimiento… son las dos letras… el sigue lo que Nec termino y otro vendrá después de él, si tú lo lograses.

            No puedo afirmar que lo harás o que no lo harás; después de todo, somos quienes escuchamos las renuncias por mas involuntarias que estas sean. Ten claro la tolerancia entre los hombres, no es igual a la nuestra, la nuestra viene con pruebas.

            Una jarra de Dioses o… o una casualidad (dijo refiriéndose a los diseños de la jarra en la que estaba usando). Luego les enseñará la jarra.

            No pongan preguntas en sus mentes; expónganlas.

–¿Hay algún don que puedas activar?

            ¿Cuál es tu nombre?

–Jorge… hijo.

            Entonces él es Don Jorge Polo… Y tú, Don Jorge hijo.

            No activas un don, lo pronuncias… si lo pronuncias lo tienes. Un médium que copia dones, los copia para sí mismo, no los activa en nadie… solo hace acuerdo a ese alguien de que su don ya está ahí.

            ¿Cuántos dones puedes tener?

–Los que quieras activar.

–Los que quieras recordar.

            No activas…

–Recuerdas.

            ¿Cuándo recuerdas? Cuando vas a iniciar una discusión, recuerdas. Siempre recuerdas ante una necesidad. Solo cuando necesites un don, este despertara; si no lo necesitas, la curiosidad no es buena consejera.

–Pero, para lograr eso…

            ¿Cómo funciona un vendedor?

–Saca el argumento el momento que necesita convencer a su cliente.

            No… el mejor vendedor, crea una necesidad. No necesitas que la necesidad este ante tus ojos, también puedes crearla. Como le llamaron ustedes… puedes hacer trampa.

            Los médium deberían verse… Fasuel quiere enseñarles algo pero falta un médium en casa. Físicamente cuando estén los tres Fasuel les enseñará a ser un médium. Un médium de primer nivel preparara médiums de segundo. Un médium que ya no existe formara primeros.

–A eso me refería.

            He ahí los alumnos, he ahí el maestro.

            ¿Qué eres?

–¿Que eres?

            No que ex… ¿que eres?... He buscado en ti desde que he llegado… deben haberte advertido. No debes sentarte frente a mí, ya que quedaremos alineados… Se les olvido ese detalle. Siendo así, tienes derecho a preguntar.

            Han preguntado ¿porque no responde, porque Af llega y solo habla, porque los ángeles llegan y hablan, porque un Dios llega y habla? La respuesta es porque ustedes no se entrevistan, solo llegan a escuchar. Solo quien está en frente merece una entrevista y puede hablar y tendrá derecho a que se responda. Te has puesto en buen lugar, espero haberles enseñado algo.

            Tienes derecho a preguntar…

–Si no tengo preguntas.

–Pregunta…

–Aquí, nadie juzga…

            Yo hare entonces una pregunta ¿Qué eres?

–¿Qué soy?

            Esa es la respuesta. Quien no tiene claro que es, he de preguntar…

–¿Qué soy?

            Y quien está en frente, deberá responder. A esto he venido, a enseñar a hablar con los hombres con alas. Si no quieren seguir escuchando palabras, alineen las sillas entre quien pregunta y quien habla y obtendrán las respuestas.

            Eres un nacido vivo, hombre al parecer. Eres un hombre bueno, muy traicionado pero bueno. Eres un problema con tus sentimientos humanos. Te quieres suficiente a ti, mas no sabes quién te quiere, y eso te atormenta. En resumen: eres un buen hombre, pero tus sentimientos están demasiado turbios.

            Todo es una alineación, debes alinear tus sentimientos frente a quien los quieres. Debes dar un porcentaje de cuanto quieres a cada ser, desde una prenda de vestir hasta un padre… cada uno tiene un porcentaje. Los hombres definen los porcentajes por cientos. Si excedes el cien, de ese tanto por ciento, estarás confundido. Dale un cinco a cada uno, un diez a quien más quieres; pero no te olvides de ti. No puedes querer a nadie más que a ti, el resto que reciba lo que sobra… eso te hará feliz, debo decirlo de esta manera; mas ten claro “ningún hombre es feliz, pero se puede estar bien”.

 

            He venido a enseñarles a hablarnos, y me voy habiéndolo hecho. Veo que cada vez son más…