Si no hay César, no hay espíritu

         Su voz es la que sugiere al médium traiga a uno de nosotros ¿Para qué? El corazón del ser humano solo tiene una forma, no importa que jerarquía busques, que poder quieras tener u obtener, solo es visto como digno el que sabe en sí mismo lo que es y aún no definen lo que son por miedo, ni siquiera a ustedes mismo, sino al qué dirán, no es que no llegamos porque hay algo mal en ustedes, no llegamos porque hay algo en desorden dentro de ustedes que deben aceptar o rechazar, ya tienen edad para definir lo que son. Dios mira a los hombres y a ustedes también y solo mira a aquellos que pueden verse, tienen miedo de verse a sí mismas, acudan a nosotros cuando sepan lo que son, qué y quienes son, la definición del cuerpo y de la mente son importantes, no pueden intentar huir de lo que son y hablo netamente de la carne, no del alma, no de un don, Jesús ya había enseñado esto, César al César y eso es la carne, el espíritu al espíritu, ya han progresado algo en él, aun así, si no hay César no hay Espíritu.