Principio astral

         Jugar con lo desconocido. Estás casado muchacho, tienes mujer, entonces ya sabes que es jugar con lo desconocido y has lidiado con lo desconocido. Cuando un hombre ha cambiado su estado a pareja ya lo desconocido es más que lo conocido, más bien se vuelve cotidiano. Sería estúpido por parte de los humanos creer que existe algo desconocido, heme aquí enseñándoles algo, lo diré en frase para que se entienda mejor: Estupidez Humana: Aquellos que temen a lo que desconocen sin darse cuenta que lo que no se conoce es aquello que no se ve. Entonces… ¿por qué hay tantos de ustedes?

         Hay quienes vemos, hay quienes vigilamos y hay quienes decidimos observar, hay quienes queremos observar, pero hay tiempos que no se deben mencionar, cuando mencionas un tiempo antes de hora, este deja de existir, aun no necesitan ayuda, aun ella no lo necesita, cuando lo haga y la presencia de alguien sea indispensable, ellos sabrán que estuvo ahí, pero deberá ser señorita para aquello, antes no es nada, pero tiene quien vigile, mucho se les ha dicho de como cuidamos o como vemos a los suyos, lo que no se ha dicho, entre todos ustedes hay una marca, una diferente a la otra, en cada marca hay lugar y en cada lugar hay un espacio y un tiempo, hoy son ustedes los invitados, pronto serán otros, cuando estos otros sean dignos de escuchar y su cerebro esté listo para hacerlo, se sentarán allí en frente con algo de nervios y podrán ver, antes no, no importa el linaje, la sangre o herencia, ahora el ejemplo es claro, aun alguien cercano a la sangre del médium no tiene privilegios, no importa que tan cercano sea o que tan lejano, aun alguien cercano al médium solo podrá llegar cuando sea su tiempo, dieciséis años han pasado para que sea el suyo por ejemplo, espero haber sido claro. Eviten las preguntas, esperen las bendiciones.

Se habla mucho de los cuatro primeros, no te reconocí, cambiaste tu nombre, Agaón, cuando un ser comienza a ser lo que es y toma su propio nombre, aun para nosotros, deja de ser y ya ha encontrado el camino. Tú has encontrado el tuyo ¿qué necesitas saber?

- Prefiero evitar las respuestas, prefiero encontrarlas por mí mismo, no importa cuánto tarde.

         Has entonces tus preguntas, dijiste que querías encontrarlas en mí mismo, estoy frente a ti. Un gran maestro me enseñó a dibujar, dibujaba bien, mas debo decir que mi maestro dibujaba caballos por perros y perros por gaviotas, entendí que mi maestro no era un gran pintor, pero yo me había convertido en uno, en un gran pintor, porque fui un gran aprendiz de un Viejo Loco, entendí que el dibujo solo escondía mi locura y me equivoqué, todo dibujo enseña un suero y un suero va directo a las venas, los primeros dibujos en la piel se hacían con sangre y con glucosa de un árbol. Mi maestro me llevó a un pueblo, un pueblo grande a mí y a cuatro más de nosotros, el pueblo era conocido por ser abandonado, nadie iba aquellas tierras, nadie las pisaba, demonios y espectros caminaban por la noche en aquel lugar, eran fuertes y eran bravos, entonces decidió dejarnos ahí, solo él conocía el camino de regreso, me dio un baúl pequeño, había sabia en él, suero y algo de sábila, tocó mi pecho, no tienes el poder, no temes, pero eres tan poderoso como los que están aquí, todos tienen un elemento y un astral tiene uno diferente al del resto, un astral sabe dónde tocar, un astral se quema en la piel, me dijo entonces ve y dibuja cuando se acerquen a ti, decidí hacerlo, llegó la noche ya y la luna estaba sobre nosotros, tres demonios frente a mí y tres espectros a mi espalda, no entendía, no entendí, sujeté entonces una tabla y me puse a dibujar, se me ocurrió una idea, una grande, representé a cada uno de los que fueron conmigo con una bestia, con una diferente cada uno, la bestia que había puesto sobre ellos, mira al maestro, aplica una bestia en él, un halcón, un tigre tal vez, no necesitas tocarlos, tu energía lo hará y ella conducirá a la bestia y su energía a donde tú quieras plasmarla, plasmé en la tabla a las tres bestias y sujeté las tablas con mis manos, las tres bestias se pararon frente a mí y cada una tenía el poder de aquellos que fueron conmigo en la noche, he aquí mi sorpresa, mi maestro jamás los trajo, ellos nunca estuvieron ahí, eran tan físicos como mi maestro dejó verlos y dejaron de existir para que yo aprendiera. Quien dibuja… y tú creas la imagen de cada uno, la imagen dará el poder, dará poder de lo que tú concibas, muchos dicen he tatuado un muerto para llevar su alma conmigo, soy quien creó el principio. Espero haberte dado algo.

- Entonces los astrales tienen, por así decir, que seguir el mismo camino o secuencia o hacer lo que hicieron los antiguos astrales.

         Un astral a diferencia de otros es lo que quiera ser o quien quiera ser, tendrá el poder de quien quiera ser, no necesitará ser ni tampoco su poder, pues ya lo tendrá, un astral es un guía que mira de lo alto, mas ten claro, en que se convierta su alma, será decisión del astral, no de su don. Ser un portador astral es ser el portador de todo, tu esencia de alma y espíritu son relevantes a aquello, aun así, tu alma solo se moldeará si el astral es completo en ti.

         No tengo el brillo de Afael, ni siquiera me acerco. Hablaste con Afael, mi nombre es Aristhus, no hay gustos ni coincidencias, más bien gratificación. Pregunté por décadas a mi maestro cual es la clave del éxito y por décadas me dijo… y nunca abrió su boca. No importa como preguntar. ¿Maestro cuál es la clave del éxito?... ¿Maestro el éxito existe?... ¿Cómo alcanzo el éxito? Y entendí como, me tomó cuarenta años entender y entendía cuál es la clave del éxito y a diferencia de mi maestro yo si se las voy a dar… la clave del éxito no importa, nada importa, ni que tan adentro estás del lodo, ni que tan fuera estás de él, cuando lograste entender que nada importa y lo demuestras al universo, él decide darte y se asquea de darte, miras igual una montaña de tierra, que una de mierda y que una de oro, solo entonces el universo no deja de darte y no te hace faltar nada, el éxito…

         ¿Señor cuántos días deben pasar para que logre entender al hombre?... ¿Señor?... ¿Señor?... Lo repetí cien veces, nunca volteó a ver. Solo cuando has muerto y has vuelto a ver entiendes que solo puedes entender al hombre cuando has muerto y a las mujeres ni aun así.

         Muchos de ustedes observan las puertas y hablan de ellas también, pero no solo hay ira y desprecio en las puertas, no solo hay rencor y odio, muchos hemos podido estar entre los demonios que capturan y los ángeles observan y nosotros observamos también, así como en su mundo, el nuestro tiene sus necesidades, sus conquistas y sus goces también, ya es cotidiano allá abajo, como imaginan el gran libro de los pecados, que fue lo que hiciste, cuando Azrael… ya no hay recuerdo en la segunda puerta… ¿Qué fue lo que hiciste? Asesiné a mi esposa, aun él piensa… ¡bien!... tú más que nadie sabe que no tengo ningún mal contra las damas, pero no desde mucha ya, empezamos a observar que ya no hay mujeres en la tierra, son tan hombres como ustedes, son machos, tan machos, que tienen los testículos en el pecho y por las vulgaridades que muchas dicen, pene en su boca, lo lograron, no discrimino a las damas, pero debo decir que ya no existe la mujer, esperemos que eso convierta mujeres en varonas, no en hombres.

Dios, Yavé, no podemos ver su rostro, pero podemos observar sus movimientos. Señor, por qué si la mujer fue sacada en parte de la esencia de tu hermano Metatrón, tiene tanta coincidencia con Shangreid, tu hermana, sé que sonrió, sé que volvió a sonreír y la tercera vez que lo hizo pregunté ¿de qué te ríes? De lo que no puedes ver, respondió.

Todos nosotros, todos y cada uno, tenemos una afición en este mundo, logré aprender de las estupidez de los humanos, porque fui tan estúpido como ustedes, tal vez más, logré entender a los hombres en su totalidad y a las mujeres en gran parte, me costó mucho en realidad ¿cómo puedes entender a una dama? Debes convertirte en una. No bajo esta expresión. Cuando no entiendas nada y todo te parezca hermoso y desagradable, todo sea tedioso y comprensible, no entiendas tu odio, pero lo amas porque irradia coraje dentro de ti, has entendido a una mujer, al menos en gran parte.

¿Qué tanto conoces de nosotros?

-No mucho.

         ¿Qué tanto desea conocer?

-Lo que necesite.

         Respuesta sabia.

         Viejos tiempos, tiempos viejos y algo de estupidez humana. Ángel bello, ángel lindo… llamó a mí la atención una médium hace mucho, ángel hermoso, ángel bello ¿Qué fuiste cuando fuiste hombre?... no importa como llegue lo que debe llegar, depende de cómo quieras recibirlo, para una madre, un hijo siempre será bonito, todos sabemos que puede saber lo contrario a veces, cada cual asume lo que cree y considera, tú puedes considerarte un hombre atractivo… ¿y qué piensas que piensan?...

         En la cabeza y solo en la cabeza hay clérigos, espíritus y espiritistas, hacen esto, es un sello, si lo presionas, la corriente eléctrica llega a tu cerebro y permite que tus ojos dilaten con más facilidad, no te concentras, solo presionas y observas el aura magnificada y que hay detrás de ella también, el hueso y el cartílago se juntan, no es para aquellos que pueden ver, jamás lo mencioné, es para aquellos que no ven o para aquellos que dejan de ver. Aquellos que ya ven, no necesitan presionar nada mas que a sí mismos.

-¿Cómo sabemos si hemos sido aceptados como alumnos?

         Desde un principio no fueron aceptados, fueron llamados, no se les dijo alumnos de un maestro, se les llamó afatos, no entiendo tu pregunta en realidad. Afael los quiere saludar.

         ¿La noche detrás de ustedes qué tan clara es? Los colores, todo lo que define ante ustedes, desde esto hasta esto, no importa que tan lleno de oscuridad esté, siempre podrá ser vaciado y hay claridad en él, no importa que tan oscura parezca la ida, a excepción de los negros, son oscuros por naturaleza, aun así, si la noche está clara y un oscuro está en ella, el oscuro también será claro, no importa el envase, importa el lugar que tenga en sus ojos.

-¿Cuál es la forma de superar los miedos?

         No temiendo. Hay muchos miedos, el principal es el miedo a sí mismos, cuando el hombre se teme a sí mismo, le teme a todo, la insignificancia del hombre ante sí mismo es representada en insectos y alimañas, el hombre que teme a una bestia pequeña, como una cucaracha, tal vez se siente como una, por eso le teme, se ve reflejado a sí mismo, quien le teme a una araña, le teme a un ser que puede estar por cualquier lugar escondido arriba o abajo, es un temor que nace del temor al padre, a la madre o a un hermano mayor, quien teme a las ratas, le teme a su entorno, le teme a lo que vendrá y a lo que puede pasar, cada alimaña tiene un miedo propio que refleja a sí mismo en aquel miedo.

 

Un niño no era tomado en atención ante sus padres y un día él llegó, alrededor de sus doce años, tocó el hombro de su padre, este yacía viendo algo frente a él… papá, ya no le temo a nada… el padre no había escuchado jamás que su hijo había tenido miedo a algo y se quedó pensado, el niño se retiró. Noche por noche, por treinta días el niño había contado al padre que un hombre salía las noches bajo su cama y se paraba frente a él y le gritaba y lo trataba bien y lo insultaba y lo alababa también, el padre no lo sabía, este, intrigado, preguntó al niño a que se refería y el niño volvió a contar su historia, pero por qué no me contaste, porque me di cuenta que todas las noches eras tú el que salí debajo de mi cama y el que hacía todo lo que me hubiese gustado que hagas mientras estábamos despiertos, ya no te temo porque dejé de temerme a mí mismo y a lo que salía de debajo de mi cama.