No me quiero quedar

El ser humano está acostumbrado a dar para recibir. 

Muchos aun no aceptan a mí a la cabeza, prefieren al Loco.  Al igual que Af, también me iré.

-¿Te quieres ir?

         No me quiero quedar.

-¿Están cansados de estar aquí?

         Tanto como ustedes.

         Placer de cada ser, fumar es el mío.  A un invitado no le preguntas si quiere, solo le sirves. ¿Por qué bebía café y leche con mi tabaco?  El metal absorbe lo dañado, hacia él el café, protege las paredes y la leche lleva lo dañado hasta el final del organismo, si tomas leche después de fumar, con algo de café, descontaminará tu cuerpo.

-¿Fumabas solo?

         No. La soledad no es buena consejera.

-¿Puedes hablarme de Nec?

         ¿Qué te preocupa de él? Todo gran espíritu al final de camino existe. ¿Dudas acaso?

-No.

         ¿De mí cuánto sabes? Intenta. Si tú preguntas, yo también lo haré, dependerá de tu confianza y de cuanta yo pueda proporcionar.

-¿Qué implica que seas el regente?

         Que otro grande antes de mí soltó sus cuerdas y yo tengo que recogerlas. No me gustan los ineptos, no soy como Afael, muchos tocarán mi puerta, pocos serán acudidos.

-¿Guías solo a través del médium?

         No te he dicho eso. Nunca he estado para todos.

-¿Qué es un ser no inepto?

         Ahora tú dejas de ser un ser inepto. Vamos a aprender ¿cuánto has logrado desarrollar? ¿Cuántas veces has escuchado que el “por qué” es parte de la mediocridad? Coexistir.

-¿En algún otro lugar del mundo se presentan como se presentan aquí?

         En todo lugar del mundo. Tenemos múltiples nombres y formas. En otros lugares no tengo alas, al menos no las ven, en otros lugares han creado otra forma para nosotros, no somos lo que ven, hombres con alas, de armaduras. Somos lo que quieren ver lo que enseña de nosotros. Cada plano es distinto al vuestro y en cada uno somos diferentes, en unos tenemos cuernos, en otros cola y alas, en otros no tenemos alas, en otros somos dioses y en otro estamos aquí, sin importar como veas.

-¿En cuál te sientes a gusto?

         En el que soy a gusto. No tengo ninguna vida con ese nombre, solo me siento y ya, tu pregunta está mal formulada. Ya no somos parte de su existencia, somos seres nada más, no estamos bien, ni a gusto con nada, solo existimos, solo somos parte. Aquí sabes lo que es la monotonía, en nuestro plano real no existe, no eres monótono ni tienes alas, no eres hombre ni bestia, no eres ángel. Deisy, somos sirvientes y un sirviente obedece y cuida de sus patrones. ¿Qué quieres saber de mí?

-¿Por qué estás tenso este momento?

         No estoy tenso, he tensado el cuerpo.

-¿Hay que confiar en las palabras de todos los ángeles?

         No podemos mentirles en este plano, si  lo podemos hacer conscientes de lo que haremos, al igual que ustedes, hacemos trampa.

-¿Por qué hacen trampa?

         Por ustedes. “Perderás un brazo”, así le dijeron.

-¿Tú eres así?

         No.

-¿Por qué eres tan frío de carácter?

         No puedes vivir tanto sin convertirte en alguien como yo.

-¿Qué te hizo así?

         Tu carácter no se debe a la distancia, ni el mío. Sé de qué hablas.

         Algo te dejaré. No importa que crean de nosotros, como nos vean, aun uno de los más amargos puede sacarle una sonrisa a alguien. Todos los ángeles tenemos la capacidad de dar y quitar.

-¿Por justicia?

         ¿Justicia? Ustedes crearon la justicia. Dime en que manada de perros estás y te diré como aúllas.

 

         ¡Otra vez será! No mujer.