Lados

Mi jerarquía, Miguel primero.

         No importa quien diga, no importa quién mienta tener poder para darte algo o decirte lo que tienes, no tienes lo que crees tener y el error es que crees que lo tienes. Tú y yo sabemos que no necesitas justificar ningún error con un demonio a tu lado, solo los hombres débiles de corazón necesitan demonios, tú tienes débiles los huevos, no el corazón. Estemos a la misma altura. No gastes tus preguntas en vanalidades de hombres, mira más allá. Al igual que ustedes estudiamos de los hombres sus errores, sus caídas, sus juicios y perjuicios.

         <<Dices que existen estudios irlandeses sobre la explicación de que a Dios no lo encontrarás en templos ni nada de eso, sino en su creación, en sus montañas>>… Baruch, me suena a Lu, suena algo afeminado en sus afirmaciones, como siempre. Lu es el hermano que ningún hombre quiere tener, pues es tan hermana como una mujer. Él ha tomado sus preferencias de los hombres, al igual que nosotros un gusto en cada época, él obtuvo su gusto por un orificio.

-¿Necesitas una punta de lanza?

         Quien tiene alas para que quiere una lanza muchacho.

-Para poder llegar a donde quiere.

         Ya estás donde quieres si ya conoces donde estás, crees que estoy en el médium, si estuviese en él, mis ojos tuvieran fondo ¿dónde estoy entonces?

         Los malos vicios se aprenden,  suficiente para hacerte llorar. No hay milagros de un ángel, solo la forma correcta de hacer las cosas. Aunque parezca apagado, su centro te devuelve el calor, hoy sus cosas no tienen alma.

         Morirás sin encontrar lo que buscas, pues nadie lo ha logrado… ¿qué buscas?

-¿Puedes dar la capacidad a un hombre para que pueda escribir?

         Un hombre no sé, una mujer ya lo es. Quien el oído fino tiene, palabras gruesas encontrará, solo hay que recordar un poco. Ordena a tus oídos ver y a tus ojos escuchar, entonces sentirás que se hace uno con la palabra y podrás escribir y la gente a tu alrededor podrá ver cómo te desvaneces frente a ella si intentan ver tus ojos.

         No hablemos de muertos, a menos que algo claro de ellos quieras saber. No preguntes si al final del día la gallina puso un huevo, nadie sabrá con certeza dónde lo puso.

         Tú decides como ver las cosas frente a ti, no es el cómo y el que se haga, es como tú ya lo has hecho, no vas a hacer algo, vas a recoger los frutos de lo que ya está sembrado, no preguntes al universo si harás bien, dile gracias al universo por lo que ya tienes y convertirás una obra en un acto.

         A veces los perros en el camino son los más cercanos, que tu corazón no trunque tu visión jamás, lo que materia es a la materia se debe y la única materia en importarte debes ser tú, aun si tuvieses, cuando tuvieses o después, mujer e hijos a tu lado, si tú piensas en cualquier otro ser que no seas tú mismo ya habrás fracasado, no luchas por darle nada a nadie,  sino a ti mismo, el resto obtiene consecuencias colaterales, buenas o malas de lo que hagas de ti.

-¿Cuál es el camino para el alquimista?

         Reconocer el camino, te enseñarán como hacerlo. Paolo, un alquimista que no lo es. No importa como esté la botella, no importa que este frente o detrás, la alquimia… ¿cuántos lados ves?... dos… ¿dónde?... Abajo y lateral… lo que ya has visto no se repite o serás un hombre común. Todo en tu universo tiene dos caras, solo dos, no importa como lo veas o de dónde, pues esta cara es la primera y aquella la segunda, no hay alto ni bajo, ni hacia arriba ni hacia abajo, no hay de frente ni de lado, hay dos caras que toman una sola forma en un tiempo y espacio, tu deformas tu tiempo y espacio dando forma a lo que quieres. Alquimia, dar forma, tú cambias la esencia de lo que tocas, si lo vuelves más fuerte, cada vez que lo lleves a ti, más fuerte será, por esto oro hacían de piedras. Procura cambiar lo débil en fuerte, ya empezaste, das las llaves de casa a guardianes… es un inicio. Los guardianes bajo un pago guardarán aun a una esposa si fuera necesario. No es el camino correcto, pero es el justo. Tu Dios más que correcto es justo, más que legal o ambiguo es justo, más que crítica o castigo, es justicia. No me verás en sueños porque yo no quiero que me veas ahí, tu formación aún no está a nivel de buscarme, dos veces te he invitado y la tercera no te dije que me iba, tampoco te he dicho que estaría lejos. Yo te he llamado y has venido, entonces llámame como lo estás haciendo. ¿Cómo llamas a Dios? Pides por él, pide por mí, a quien dentro está no lo llamas como un perro, lo pides a tu lado y ahí está.

Mucha información, poca formación. ¿Cuán grande eres? Lo que yo quiera ser, bastante no alcanza, bastante es término de abundancia, sería tu significado entonces que eres abundantemente grande, no es bueno ser abundante, todos querrán comer de ti. Cuán grande eres, cuán grande quiera ser.

-¿Cuál es la diferencia entre ambición y codicia?

Am, visión amplia, ambición, decir mucho, co-dicia, quien codicia mucho dice, poco llega, quien ambiciona tiene una visión amplia, cuando la ambición  se pudre se convierte en codicia.

Una riña con Efesthus, he ahí la repulsión, parte de ella, una cadena puede estar cerca de mí, no me puede atrapar. Mi nivel es superior, aun así no descarta que pueda lastimarme, a menos que el gato juegue con la cucaracha, otro sería el aplastado.

- ¿Cuál es la marca que tengo?

 

         Hay premios que son solo de uno, pocos pueden observar también. No la verás, tomará forma por sí sola cuando el momento llegue, el momento aún no ha llegado. Desperdiciaste tus preguntas hoy, en una próxima ocasión rebusca en tus libros lo que hemos dicho a los hombres, no preguntes si llegaron, pregunta que cagada hicieron para no llegar.