Gemelos Aclam

Todos son rostros diferentes, al menos la mayoría de ustedes. ¿Quiénes son?

-Xavier.

-Paula.

         A ustedes me dirigiré ¿qué les hace falta? Entonces tenemos a los gemelos juntos. ¿Qué intentas hacer con tus ojos?

-Llorar.

         ¿Por qué? ¿Puedes verme acaso? Deja que las abra, sería mejor para ti. Nosotros somos los vigías de este grupo, espero nos agrades.

Espero algo más de ti hijo de Aclam.

Pocos hombres son concebidos híbridos y pocas mujeres son seleccionadas para  engendrarlos, siendo así, tú yaces en una edad similar a ella. ¿Cuántos años tienen?

-Once.

         Ya se los he dicho, los nuevos son ustedes, serán puros, los nuevos como ustedes serán despiertos, entre los míos no habrá mediocres. ¿Quieres vernos más allá de lo que permiten tus sueños? No debes querer hacerlo o no lo harás, cuando no quieras vernos observarás cada detalle de nosotros sin excepción, nos verás más pequeños o también nos verás más grandes, no importa cuánto creas que hay frente a ti, solo debes observar, eso que brilla sobre mí, lo que tratas de negarte a ver, es lo que soy, siendo así deberías ver más. ¿Cuántas veces parpadeó para ti la luz? Entonces ya me viste.

         Te voy a explicar, no podrá salir, bienvenido, ahora puedes vernos, tranquilo muchacho, este es tu verdadero poder, no le pidas a tus ojos más, solo observa.

         Tienen dos despiertos entre ustedes.

         Aun un ángel puede exhortar a un Dios si este tomase posesión de la conciencia del ser, ahora el niño, le di dominio sobre el mismo, ahora cuando abra sus dedos podrá sentir poder.

 

         Xavier, Paula, bienvenidos a La Orden.