Es más sabio

Hay información que no puede salir de mi boca. Puedo traer bocas que la puedan dar. ¿Qué tan confiable es esa información? Mucho es controlado por mi antes de salir de su boca, no traeré a nadie sin antes no haya aceptado que yo sea el juez. 

¿Qué es más sabio, llevar la tortuga al mar u observarla llegar por si sola? ¿Cuántas tortugas ves? Es simple. ¿Qué es más sabio, caer o levantarse? Es más sabio escoger y decidir, escogemos y decidimos nuestra construcción o nuestra destrucción, lo que construye el alma son los buenos sucesos que el cuerpo vivió, lo que condena la misma son los errores que tendrá que pagar, los errores que toman multa son los que se cobran en el cuerpo viviente.

 

¿Por qué piensas tanto? El pensar forma ideas, las ideas forman nudos, los nudos forman desconfianza. Sé que hay cosas que no puedes explicar, sé que hay cosas que no aceptas, lo primero es aceptar el porqué del fastidio. Te voy a exponer algo, sales mañana de casa y un trabajo consigues, completa la historia… no me guardes nada, vuelve ¿por qué todo se iría con Luzbel? Es ciencia o conciencia. No soy tu enemigo. Si tienes clara tu vida y lo que quieres en ella ¿qué te llevaría a meterte en problemas? Pregúntame mis miedos, tú te has quejado primero. Ya he dado tu respuesta, debes aclarar lo que quieres en tu vida, sacar del camino las piedras pequeñas y grandes, no dejes que ninguna piedra bonita con punta se atraviese en tu camino, sujétate a un afín propio y serás vista y respetada, quien se da respeto a sí mismo, valor se ha dado, ante el resto y ante Dios. Mis miedos, tengo miedos, los tengo cuando estoy en carne, no aquí, me han dado una mujer, me han dado una escriba vieja, me han dado tarea, es una buena tarea, te gusta aprender y es bueno, una conversa saca en marcha un buen pretexto. Asumiste mi miedo, asumiste, tú no eres mi miedo, mi miedo es que todos ustedes se vuelvan perfectos, es el miedo a perder lo que me gusta, aclaremos…  ¿Qué te gusta a ti? No sabes. Entonces no estás clara en que quieres. Mi miedo es más básico ¿cómo reconoces lo que quieres para ti, lo que quieres que te rodee? Reconociendo lo que te gusta, solo así y respetando tus gustos. Temo que sean perfectos, pues me gusta su estupidez, es un estúpido miedo. He preguntado que te gusta y tú no lo tienes claro, todo se resume a un gusto, desde un hacer hasta un hijo y sus haceres, hasta un hombre y lo que hace, hasta un alfiler o un mueble, todo debe estar ordenado o buscará ordenarse por sí solo. ¿Qué te gusta más, chocolate o café? ¿Qué te gusta más, niño o niña? ¿Qué te gusta más, mueble o silla? Aun así estás condicionada a sentarte donde más te gusta, un mueble… entonces te gusta más el piso, el ambiente sería otro gusto, no donde sentarte, sino donde estar, no mezcles los gustos, mezclarlos es creer que el uno viene siendo parecido o similar al otro y la mente y el corazón nos pueden pasar malas jugadas, ten claro que te gusta y mantén tus gustos vivos en ti, no confundas los gustos de  las apreciaciones, apreciar no es igual a gustar.  Piensas en cosas materiales, sigues dejando a un lado los seres. Quiero enseñarte a que enseñes, lo primero es enseñarte a enseñar a no caer ni equivocarse, caer y equivocarse no se resume a muchos resúmenes humanos, el humano lidia con mucho, pues ya ha generado los gustos materiales, los gustos ambiguos formados con el tiempo, pero olvida un gusto en particular “los quienes”. Hay lo que gusta al corazón y lo que lo llena, en el tiempo los gustos cambian, debemos saber que han cambiado, reconocer que así ha sido y definir nuestros gustos. La empatía no es igual al gusto, compartir, com-partir, se saca mucho com-partir un banano y comerlo entre dos, los gustos no se imponen, se comparten. Ve tú y mira a quien gusta de todo lo que a ti te guste y te aburrirás pronto, pues alguien tarde o temprano querrá lo que tú tienes. Cada ser es único, cada ser debe permanecer único, si tiene un mimo a su lado pronto querrá golpear al payaso. Deisy, no importa cuán alto o cuan bajo. Ningún ser humano que no conozca sus gustos tiene una definición de sí mismo, los gustos se respetan, ninguna otra cosa, los gustos finos se moldean con el tiempo, se elige por conveniencia que tan fino debe ser nuestro gusto, que tan moldeado debe ser y se fija una estancia del mismo, cuando el gusto ha sido definido, vivimos con lo que nos gusta, y convivimos también, defiendes lo que te gusta teniendo claro lo que disgusta y exponiéndolo a tus gustos. He aquí un café, si no te gusta de este color, lo pintas, no lo maquillas, le dices a tu gusto que te gustaría mejor en negro y el gusto entenderá y se vestirá para ti del color. A veces deberás insistir, el objetivo final es que el gusto haya ganado.  Los caprichos nacen de la rebeldía, te he dicho se sutil, observa y da observación y repite… y repite… desvanecer un color toma más de una mano de pintura, un capricho es rebelde, un capricho es el que se menciona una vez porque es mi antojo y así serás porque así quiero que seas, no te ves sutil, más bien puedes verte algo agresiva. Ser sutil termina en “salirte con la tuya” si quieres  que use tus términos, pero lo has hecho correctamente, lo has hecho sutilmente, has pedido al universo y este te ha concedido, no les has impuesto tus ganas, tienen una idea algo ortodoxa de gusto e insistencia sobre capricho y arrogancia, tienes las caras opuestas en cada simbología en tu mente, capricho es la imposición inmediata de lo que mis deseos exigen, deberías exponer eso, gusto es lo que por petición de mi mente y serenidad en mi he encontrado para mi estilo de vida, para lo que quiero para mí y los míos, para lo que quiero que los míos tomen de mí, insistiré para que así sea. Si latigueas a una bestia, esta solo se sentará y caminará más despacio. Hay que ser más espontaneo con las bestias, hay que ser sutil. No es cursi ser sutil, si lo eres con quien debes serlo. Si eliges criar un gato, deberás darle leche de vez en cuando, si votas un zapato al gato para que obedezca, un día solo se irá, volverá porque sabe que tiene techo, pero escapará cada que te vea cerca de un zapato, mas el cariño que has elegido dar a una bestia en mención no es el mismo que darás a un mueble o a una bestia ajena, definir los gustos es definir cuanto doy y limitarme a dar más o menos. ¿Qué está armonizando tu mente? Armonizar, organizar algo que genera desacuerdos personales o nuestro entorno. No puedes querer lo que no te gusta, ahora veamos qué tan claro está. Quieres defender lo que te gusta ¿ante quién? Las cuentas se ajustan para que salgan del cuello sin problema, ser realista es igual a ser exigente, todo se mide por igual, no hay preferencias por o para, pues nadie es mejor que nadie, ni mayor ni inferior, no se teme  a lo que vendrá, se organiza ¿Qué hacer ante lo que vendrá? Estudias el temor, debes tener claro que es lo que temes defender y tomar valor siendo sutil.