Dictado 9

Arcano Mayor Aristhus

13-06-2015

Ya todos aquí cumplieron hoy lo que venían pidiendo. Af no es el único que les escucha. Pidieron y no pidieron que sus hijos sean quienes lleven su linaje y hereden lo que son.

Les dejo una regla… “quien ya ha nacido despierto; quien ya es humano aun siendo niño, no podrá portar”. El resto de linaje de sedera del comportamiento y solo podrá asignarse cuando el portador ya sea llamado maestro; no antes.

Así fue y así será.

–¿Significa eso que los portadores dejan de ser portadores hasta que no lleguen al punto en que deban?

            Significa querido amigo, que los portadores dejan de ser portadores para ser lo que siempre fueron… contenedores.

            El poder de un ángel no se porta, se contiene; por algo de estupidez se le llamo portación; aun así, estúpido o no, sonaba bien.

–¿A ellos les tocaría purgar?

            No hay purgación. Él debía llegar, le tomo trece años en este cuerpo y un poco más en el resto. El viejo loco tiende a purgar las culpas de otros; ahora purgo las nuestras. Solo queda ser contenidos y heredados.

–¿Pero eso significa que el portar… no te da?

            Eso significa que solo quien sea asignado fuera de la sangre del portador recibirá el karma del portado.

            Cuando deslindas el linaje has deslindado lo que ya ha sido curado y has vuelto a abrir la herida. Por esto nos llamaron malditos. No era una bendición llevarnos, pues quien nos portaba superaba su estado y nos pasaba a uno de sus enemigos.

–Esa maldición entre comillas es lo que nos enseñó en su momento o nos dio en su momento la sabiduría que necesitamos para poder superar.

            Así es…

–¿Y para quienes van a portar?

–Es manera también o trampa para acelerar el proceso…

            Se los voy a exponer de mejor manera… ya no hay nada que purgar.

            Quien lleva consigo y porta, podrá asignar solo a quien de su sangre se deriva… linaje pasado o linaje futuro. Si el portador decidiese dárselo a alguien más, no lo haría de buena fe. Por esto nos llamaron maldición ¿ahora fue claro?

–El superar significa permisaje sobre… y eso es lo que nos dio la oportunidad de…

            Quien ya ha superado un estado, enseñará a su sucesor que es lo que ha superado.

–¿Qué es lo que quiero decir?, fundamentalmente que no sea muy facilista el hecho de portar, ¿sabes a lo que me refiero?... que tenga que esforzarse quien porta…

–Ganarse…

–Ganar…

            No hay ganancia… yo he decidido de alguna manera no formar portadores, no me interesan mis iguales.

–No como portadores, voz sabes a lo que voy, que es mucho más…

            Esa es la parte que el resto aún no ha entendido. Iván está en lo cierto; yo no porto, no formo, ni llenare las casas de portadores. Mi intención firme es formar despiertos. Todos aquí… algunos dormidos… serán formados completos.

–No es el privilegio de cuidar, no es el privilegio de cuidarlos a los dormidos, pero hay que tener claro quien…

            He hecho una broma al respecto… hablando de los dormidos… quiero ser algo conciso en lo que voy a decir.

            Un maestro, decide que hará con quien porta. Dará una maldición a otros o dará poder a través de lo que porto a su linaje. Así fue; así debe ser. Aun así, cinco de los nuestros yacen inútiles entre ustedes…

            Tú renunciaste a Ethom (A Luis Xavier), no es un reclamo, es una conciliación.

Quiero saber, ¿qué harás con ella, o acaso puedo tomarla? (A Jimmy)

–No tienes el derecho de moverla… mucho menos el permiso.

            Por eso lo he consultado; entonces ella seguirá a tu cargo.

            Efael fue muy cercano a un Dios entre ustedes; abre los ojos…

            Con tu conciliación Ethom, vuelve a casa; solo asiente con tu cabeza… ¿Sabes lo que es asentir? (A Luis Xavier).

            ¿Qué le pasa a la pierna?

–Es mi pierna.

¿Puedes estirarla por favor? (A Deisy)

            ¿Somos acaso mujeres?; entonces deja de hablarme al oído. Gracias... deben dejar de darle trago.

            (A Esteban) ¿Sabes lo que implica? Fuiste afín a Afael, Efesthus, Efael, Efaín, llamado por otros… Herec hom damon… llamado por otros. Damo, amock, sea Enoc… son nombres con los que fue conocido; los más recordados fueron Thor, Hércules, y Sansón.

            Su fortaleza, más que en su cuerpo, estaba en el alma que lleva. Fuiste bien visto a los ojos de Af.

–¿Soroche, pacheco?

            Aristhus…

            Tus piernas, tus manos…

–Deja fluir la energía, la cabeza hacia adelante, la izquierda hacia adelante, y la derecha también…

            No, no en tu costilla, en tu plexo.

–Ah, el plexo.

            Quiero que sientan, lo que es ser portador conciliado o protegido.

            Domo eo tomare ma responsal anti o Dio, anti o Yesus a Efain… Efesthus, en carne; Efael el de alas. A demo mi poder a su causa. Hágase en mi según en Dio, sou voluntad.

–Domo eo tomare ma responsal anti o Dio, anti o Yesus a Efain… Efesthus, en carne; Efael el de alas. A demo mi poder a su causa. Hágase en mi según en Dio, sou voluntad.

            Cierra… pon tu mano frente a ti…

–¿Esta?

–La otra…

Esto es ser un portador. Abre tu mano izquierda… ¿alguien tiene humo?

–No, no tenemos…

            Jamás dejara de fluir… bienvenido…

–Gracias.

            Iván… tengo entendido querías preguntar algo… ¿qué? (Iván P.)

–Amigo, un favor.

            Se dice que los maestros hablan de igual a igual, no sé porque has tomado forma de rana… (Por la forma en que se inclinó a su lado para preguntar)

–Porque no tenía un asiento.

            Entonces, el vicio te ha movido… me retirare entonces; podías pedirlo estando de pie.

–De igual a igual…

            De igual a igual, estas rodillas no son mías y están algo lastimadas al parecer. Siento muchas hormigas en mi pie.

–¿Cuándo fue, cuando fue el señor Gurudev?

            Gurdevahaim ¿cuánto hace ya de esto?... algo más de dos mil años, algo más, ¿qué necesitas de el?

–Hay una línea directa del señor Gurudev, fue maestro del señor Majarishi Mahesh Yogi… Majarishi Mahesh Yogi fue maestro de Efraín. Le pedí que sea mi maestro hace unos años.

            Buscaste a Efraín…

–Efesthus…

            Aristhus…

–¿Eres tú, eres tu quien me inspirabas, o quién actuaba?

            Nunca actué… guie; y a esta guía le llamaron inspiración. Aun María, se congracio con mi enseñanza.

–¿A través de Gurudev, y en aquel tiempo Jesús antes de que sea Cristo?

            Podemos decir que Jesús no aprendió de nadie; solo consiguió respuestas de lo que ya sabía. Eso es a lo que cada uno de ustedes debe llegar. A descubrir lo que son capaces de hacer y a confirmar cuan posible es.

–Por ahí va.

            ¿Quién?

            ¿Qué necesitas devolver, o solo quieres llegar a su camino?          

–Tengo una protesta, está haciendo trampa.

–¿Yo? Ja, ja; yo no hago trampa…

–Está quitando todo el trago del café.

–Él ya lo quito, no le quite yo…

–Quiero saber si es que, antes ya estuve con el…

            No es lo que buscas por lo que estas; estas aquí por lo que vas a encontrar. Ni una cara es igual a la otra… ¿cómo puedes llegar a tener el conocimiento que tuvimos?; te lo voy a responder.

            Deja de buscar lo que fuimos y encuentra el camino que dejamos; no sigas el camino, solo aprende de él. Si un camino fuese duro, no es para que otros lo sigan; es para que otros no se tropiecen en las mismas piedras. Todo camino ya ha sido escrito para que recuerden donde no pisar.

–He puesto uno de los ocho.

            ¿Qué hay de ti?

–¿Perdón?

            No, estas bien a esta distancia, ¿qué hay de ti?

–Imamiah… el me ayuda a curar con las manos, me ayuda a ver. Se puede llamar… yo los llamo entes perdidos… más a ayudarlos a que regresen a lugar… a sus lugares con la ayuda de Imamiah.

            Se te dio acceso al averno, no te dijeron que tienes una llave al parecer.

–¿Una llave para dónde?... ¡al averno!; una vez me llevaron allá            .

            Eres el único aquí entre todos con una llave a la séptima puerta.

–Una vez llegue allá solo; bueno no, corrección. Llegue acompañado de él, primero fue Geovanie el que me llevo allá primera vez. Después este, pero fue sin querer en un sueño; realmente soné que fui para allá abajo; inclusive vi a personas, a personas que yo las conocí estando ahí.

            Cuando cientos de manos sujetan tus piernas, tus brazos y tu espalda; sombras se muestran frente a ti y tu espalda te muestra con claridad aun sin ver con tus ojos, cuantos demonios hay detrás de ti…

–Exacto, si es cierto.

            No hay un sueño mi querido amigo; estuviste allí.

–Al dueño de ese lugar… la última vez que estuve ahí, el casi no me deja salir, el casi no me deja salir; es más, tanto fue así que yo porto a Imamiah… ni siquiera se atrevió a parársele para pelear.

            Un ángel, un ángel que no sea uno de nosotros; pararse frente a un Dios del Ades, seria suicidio.

–Fui a ver… fui no sé, inconscientemente fui allá abajo a ver una persona, un amigo mío. Él me dijo, mi ángel me informo de que había alguien que necesitaba una, una pequeña ayuda; más que una ayuda, un pequeño permiso para sacarlo de ahí.

–¿No será que tuviste temor?

–No es eso… yo fui, fui para allá abajo, lo busque y lo saque de allí… era un suicida… es un suicida.

            Entonces esa es la llave que no tiene; tú eres la llave que no tiene.

–Fue a buscar a Azrael…

–Pero tuve que sacarlo solo.

            Un despierto, un no nacido… cuando llegas a la puerta, puedes tomar las llaves; sin embargo no se te permite no tomar todas, debes tomar cada una de las conocidas y las que no, siendo único responsable de qué hacer con ellas. Hay claro que hay copias de las mismas; aun así, pocos despiertos que yo pueda recordar han podido convertir hombres en llaves.

–O llaves en hombres…   

            No…

–O de humanos.

            He ahí la séptima frente a ustedes. Iré descubriendo que has hecho con las llaves Geovanie… ¿Por qué te mantiene lejos, porque le asustas?

–Al revés, al revés, el a veces me asusta a mí.

            Eres la puerta a la que un médium no quiere entrar. Voy a descubrir cada uno de los errores que han cometido. Quiero saber que hacen con el poder que se les dará.

            Ethom llevara otro nombre esta noche, por la búsqueda que ha hecho.

No, gracias… (Le ofrecieron un trago)

–No, yo hago con invitar.

Yo hago con fumar, no con tomar; aun así es… es suficiente.

–Salud…

            ¿Cuál es tu búsqueda? (A Agustín)

 

–El camino.

Al salir de cada casa, encuentras un camino frente a ti, ¿qué camino buscas?

–A Dios.

            Aun no me voy, no me despediré… A Dios…

–El camino hacia Jesucristo y a Dios, al Señor o al Todo.

            Jesús…

–Jesús Cristo.

            Llevado por una dama, hombres son hombres y hay mujeres que tienen huevos, ¿crees ser capaz de lidiar con él? (A Erika).

–Sí.

            Haz esto… izquierda (levantando la mano); asienta tu mano, baja tus dedos, relaja…

–Tu mano.

A mí, Ethom; tu mano derecha apuntando a la suya, así… (a Luis Xavier).

            He aquí, la primera imposición de un portador a un no heredero. Tomen en cuenta lo que se les ha dicho; quien por linaje recibe, ya será dado. Quien renuncia y da, lo dice de esta forma, solo necesita que el nombre de quien recibe, sea mencionado con una invocación simple “a mí”. Quien da, apunta tu mano hacia él.

Esta es la formalidad en la que el portador da de buena fe lo que lleva; si este lazo no se formara, el nuevo portador purgara los errores de quien porta.

–Chuta…

            Luis… Ethom…

–Ethom.

            Yo te entrego.

–Yo te entrego… acepta.

            Tu mano… Haz esto niña. Eso es lo que eres, no parara de pudir. 

            Niña… ¿Cuál es su nombre?

–¿Erika?... ¿de quién?

–De la chica de allá, la flaquita.

–Camila.

            ¿Sabes quién se te fue dado?

–Ethom.

            No… Ethom el ángel, Atom es el Dios… aprecias los nombres por como suenan, ¿qué tal suena Azaella? (A Camila)

            ¿Raro, bien, mal, gusta o no?... bien o mal; raro o no; ¿cuánto quieres de este pan o no quieres nada aun?

–No, si quiero.

            ¿No, si?

–Si quiero.

            Un nuevo ángel está en tu casa, debes aprenderte su nombre y acudirá cuando necesites, no antes, no después.

–Arifithus.

            Ya tiene portador… ¿su portador quiere dar herencia?... estoy haciendo una pregunta.

            Arifithus ya tiene dueño y una esposa algo complicada; una hija algo despeinada…

–Agucho.

–Interesante.

            (A Camila) Debes saber de ella antes de aceptarla. Ser un portador conlleva mucho poder. Eres muy niña aun, lee sobre ella. Tienes siete días, no te lleves por lo que esperan que sea; llévate por lo que encuentres, por quien fue, por que hizo, por cuanto puede dar.

            ¿Tenemos un trato? (Ella estuvo de acuerdo)

            Muchos buscan caminos, Iván, ha encontrado el suyo; no necesita un ángel para guiarlo. El más bien es de hombres con espíritu.

            Ya soy portado, he aquí mi portador; aun así, repite conmigo y solo repetirás cuando de mi necesites. “Duel nef Aristhus”

–Duel nef Aristhus.

            Ve allá y explícale que le he dado –dijo a Deisy.

            (A Agustín) Tu si necesitas algo con alas, no te gusta ser guiado por los hombres. Los sientes inferiores. Hombres que sienten iguales, inferiores. 

            No me burlo, analizo. Debo comentarte de Arifithus, es un ángel algo tedioso, des complicado, analítico y frío. La condición de lo que portas no te convertirá en algo diferente a lo que eres; pero si cambiara tu modo de ver la vida.

            Deben entender algo todos los portadores; portadores quienes llevan llave, quienes están activados, o son regentes, no importa; debo aclarar que se acabaron sus vacaciones, van a aprender a usar lo que son siendo grandes por lo que son. El viejo loco formo humildad en ustedes, yo moldearé esa humildad convirtiéndola en poder.

Si la sensación de tu corazón acepta desde hoy al igual que el resto, serás llamado portador. Han pronunciado algo mal su nombre, es Arif Fithus, le llamaron Arif por mucho tiempo, no Arifithus.

            Ordena… pon tu mano izquierda frente a mí… en vida y en muerte. Respira profundo, cuéntale que agujero tiene su mano… Bienvenido.

–¡Wow! 

–¿Por qué se hizo eso?

            Baja tu mano. Nuevos portadores, nuevos maestros, nuevos despiertos. No habrán más nuevos. El filtro debe ser firme; aun sobre el médium. Nadie sin excepción puede llamar o invitar a nadie a este grupo, sin un estudio de adecuación. Quienes ya están, permanecen y quienes sean llamados pasarán el filtro y el filtro pondrá a consideración su decisión a los despiertos.

            La orden, empieza a tener un orden; después de todo para darle orden a lo que son, se ha conformado.

            Te veo en siete días…

–Nunca más te vuelves a lavar la mano energéticamente. Un portador que ya toma conciencia de que es portador, cosa que van a aprender ellos ahora. No necesita pedirle a su energía que se active, solo necesita ordenarle que lo haga. No vuelve a hacer esto, no vuelve a tomar energía de su ambiente solo hace esto… (Dijo GJ)

–Si me di cuenta.

–Hay nuevas disposiciones y… mi lengua va a estar más floja de lo normal un buen tiempo, aprovechen eso.

–Maravilla… ja, ja…

–Deisy conversa con Iván respecto a que limite tiene.

 

–Ya le dije.