Dictado 5

¿Está enfermo acaso?

–Sí.

            Golpea su espalada… más arriba… ahora estamos bien.

            Deberías fumar… ¿has probado tabaco viejo?

–No.

            No golpea igual… ¿Qué haces si tus pulmones están enfermos, que he hecho yo?... agacha tu espalda, golpea su espalda, como amigo… ¡duro!, ya tenemos buenos pulmones.

            No importa cuán enfermo parezca que estés, tú le das el tiempo a tu realidad; en mi realidad, no hay nada en esta nariz, no hay nada en estos pulmones, ¿soy claro?... ¿cuánto tiempo te toma curarte entonces?

            Ha sido lo que se pide que se haga, a ti te tomaría menos, pero no con las gárgaras recomendadas. Yo observe lo blanco de tu mente… si…

            Lástima, no es mi cuerpo, cuando yo me vaya, su realidad volverá a ser la misma; aun así, “al más común de los mortales”… aprecio llevarme una frase de quien me lleva. Espero sea esa la que pueda escoger… “al más común de los mortales”, debería tomarle siete días con algo de reposo.

–¿Y qué debo tomar o hacer, o no hacer?

            Ya Gregorio ha dado el remedio, siete días en casa, techo y cama.

            No… los grandes maestres hacían trucos, un maestre no es igual a un maestro. Un maestre más bien es un Navoe, un mago, ¿qué hay de ti?

            He dicho cuál iba a ser mi comportamiento. Tienen acceso a tres preguntas prohibidas, úsenlas bien, yo beberé algo de café. Tomen en cuenta que tomaré en cuenta cada pregunta, mientras preguntan podemos conversar, ¿de qué quieres hablar?

–Yo quería que me guíes, que me des luces, no encuentro una solución jurídica al problema que estoy pasando, ¿cómo poder anclar ese bien ya definitivamente a mi favor?

            Ese “bien”… nosotros dimos parte de esto a ustedes; al parecer no los vuelve más sabios. Ya se te ha dado las cartas de mayor valor en la mesa, llamas “bien”.

–Bueno por decir el activo, bien, el inmueble…

            Yo ya entiendo de qué hablas. Si tienes las cartas más altas de la mesa, solo queda hacer una cosa… ganar. Aun para ganar hay que jugar; cuando todos en la mesa sepan que tú tienes las cartas más altas, decidirán dejar el juego y es cuando no debes dejar que dejen de apostar. Nadie sale de la mesa hasta que ganes.

            ¿Tú o la niña?

–¿Las respuestas con qué nivel de prohibición?

            Ya lo he dicho.

–Es que hay niveles de prohibición, lo que es prohibido para el…

            Míralo de esta forma, estoy cuidando el libro de quien ha salido de vacación por un par de horas; aun así, solo puedo abrir el libro tres veces… o el arcángel se dará cuenta de lo que hice.     Ya se hizo esto una vez con un gran amigo… Iván y Jhandry. El uno viajo y el otro es un grande.

Esperaba de ti… Cuando alguien espere algo de ti, cuando alguien reclame que has cambiado y espere mejoras de ti, cuando veas distinto la mirada de quien te quiere; no pelees, pregunta ¿qué quieres?       

Esto es para damas y caballeros por igual, no digas has cambiado, si no vas a decir en qué; quien te escucha tendrá miles de posibilidades y no termina corrigiendo nada a menos que tu abras tu boca e indiques donde has observado el cambio. Espero que les sirva, estas en un medio en el que escucharas esto a diario. Ni padre, ni madre, ni pareja ha cambiado, es distinta… pregunta ¿en qué?... y tendrás la respuesta y la solución.

            Recuerden…

–¿Hay como preguntar sobre la venida del Padre?

–Ya le hizo una pregunta.

–Pero nadie pregunta.

–Pero no preguntes una pregunta.

            Responderé entonces a la primera pregunta… “si”… (Todos reímos)

–Tranquilo, no pasa nada…

–Las preguntas prohibidas, no fue una pregunta prohibida, fue parte de la conversación.

            Yo debo entonces decir “ha preguntado si puede hacer una pregunta prohibida”; por tanto es parte de una...

–No, no pregunto si puede hacer una pregunta prohibida, dijo si puede preguntar sobre la venida del Padre.

            Es igual…

–No, no es igual, si fuera así ya estuvieras discutiendo que no es igual tubérculo, que ver tu culo… ja, ja. Y tú sabes muy bien acerca de ese tema.

–Tiene razón.

            No es igual “la araña lleva un huevo”, que “aráñame los huevos”. Aun así, en el anagrama se han mencionado los nombres. Somos anagramistas, ustedes condicionistas; eso nos diferencia. Deseamos que sean anagramistas, cada uno de ustedes, solo así des condicionarán su mente.

–Se dijo ya que el Padre nacería entre riquezas, pero no se especificó entre gente rica. Se dice que... a los doce años empezara a aprender o a recordar. Se está formando todo para la venida de él, se está reclutando en distinta época lo que ya paso en tiempo más moderno; pero se dice que la diferencia de ahora no es que va a morir crucificado, solo viene porque es el ciclo que tiene que cumplirse, más aparte guiara y aprenderá o…

            Entonces si el Padre debiera nacer, ¿cómo sería?

–Como lo reconoceremos porque dicen que él nos va a buscar o si él ya está.

            Tu respuesta lleva a una pregunta, ¿cómo sería?

–¿Cómo sería él?

–¿Cómo reconocerlo?

            Eso es distinto, eso nos diferencia y eso es lo que hoy les enseñaré. Un anagramista no es igual a ustedes condicionistas. La respuesta ha sido dada y es más clara y más obvia… no buscas quien o como es, no buscas que es o como llegará, no buscas de donde o como nació.

Estas en un país rico, pueda ser la diferencia entre riqueza y nacer en ella. Puedes ser rico de espíritu y de conocimiento, basto en el… deberías entender entonces que ya nació.

            Llegará tu turno Edress… dale un momento. A los doce años se descubrirá.

–¿El o nosotros?

            El… y él les dirá quién es. La respuesta exacta a tu pregunta es… busca a quien es, por cómo sería el Padre entre ustedes. Tengan claro una respuesta cuando encuentren, no lo aceptaran, solo así descubrirán que la respuesta es correcta.

            Tercera pregunta… haz refutado bien, pocos tienen huevos y pocos algo de cerebro…            Segunda pregunta… ya se les ha enseñado y se les ha dicho no porque un ángel venga a ustedes y les diga que es blanco, así es. Si encuentran las palabras correctas, el ser que llega a ustedes deberá ceder, aceptando que ya han aprendido.

No puedo decirles quien es y no lo hare valer como una pregunta.

            ¿Cómo sería el Padre, si llegara a ustedes?

–A ver si tiene siete, dentro de cinco… un puberto… doce años.

–¿Ahorita tiene siete?

            Sí.

–Seis, siete por ahí está.

            ¿Qué es un comodín?, te hemos enseñado eso.

–Como Dios.

            Es aquel que esta entre cuatro pilares siendo el. Multiplica lo que has dado por el comodín y así tendrás su eda exacta.

            A los seis años sabrá quién es; a los doce el resto lo sabrá.

            Segunda pregunta, tengan claro, no me puedo quedar por mucho tiempo.

–¿Cuál es el propósito de la venida del Padre?

            Formar un hijo, no engendrar. Dar forma, ¿cuántos cuerpos necesitas para uno?... les daré la cifra entonces, muy buena tu pregunta.

            El cuerpo de un Dios está compuesto por veinte y siete divinidades, treinta y dos para ser exactos. Parte de la conciencia impura, la más fuerte es consumida y solo veinte y siete pueden contener la conciencia completa de un Dios.  ¿Cuántos se debe formar entonces?

–Veinte y siete.

            Un Semi Dios, un Hijo nada más, necesito la mitad.

–Trece y medio.

            Doce y el mismo.

–Doce más uno.

–¿Por qué venir acá si somos una paradoja, porque iba a venir a una paradoja?

            El Padre como le llaman, es la existencia absoluta en el vacío absoluto.

–¿Y nosotros solo la paradoja?

            No, esto es parte del vacío, ustedes son las paradojas, Él es el vacío. No son ustedes en Él, es El en ustedes y entre ustedes. Esa no es una pregunta prohibida.

            Si, pueden preguntar preguntas comunes.

–¿Qué es la bóveda de Jaute?

            ¿Quién es Jaute?

–No sé.

            Hay nombres, hay historias, hay relatos y hasta grandes mitos que no se prescriben en nuestra historia. Aun así, si nos dices quien es, te diremos de donde proviene. A diferencia de ustedes, no somos Dios, tenemos acceso a la información que ustedes pidan, si la piden correctamente.

–Como almas.

            No. Este es un ejemplo, ella ha dado una historia, y ha preguntado por ella. No regí en ese tiempo, no lo conozco al igual que el médium o uno de los que ya han desarrollado el don, debo conocer quien es para ir a ese tiempo espacio.

            Somos sirvientes nada más, solo ustedes como Dioses tienen acceso a la información completa y a diferencia de ustedes, nosotros a la información prohibida.

            Debo aclararles porque Edress está aquí, él es quien vigila al dueño del libro. Tienen una pregunta más…

–¿Si el proceso de evolución del alma es llegar a un espíritu, mas no nuestro espíritu porque en este caso al portar, ya somos espíritu, cual es la siguiente fase para llegar a ser no sé, lo que nos explicaba Af, para ser alma, para estar en el medio?

            ¿Cuántos pilares necesitas para una paradoja, para un comodín?

–Cuatro.

            Repite tu pregunta… Necesitan for mar…

–Cuatro.

            Cuatro entradas de agua. ¿Qué significa el agua salada, para qué sirve?... Para purificar; entonces, ¿qué es lo que necesitas?... encontrar las cuatro purificaciones del alma.

–¿Cuerpo, alma y espíritu?

            Hay una que no conocen.

–Ahí está la pregunta, ¿cuál es?

            ¿Han entendido por que for mar?, es una palabra compuesta de dos lenguas… For…

–¿En este caso el ángel quien portas?

–Habla del mar.

            Tierra eres y en tierra…

–Te convertirás.

–Pero formar viene de forma.

            Escúchalo bien, ¿qué elementos rodean el mar?

–Tierra, fuego, aire y agua.

–No agua.

–Tierra y aire, bajo la tierra hay fuego.

–La purificación, las cuatro purificaciones.

            Más simple que eso ya lo han dicho, busca lo que el espíritu en el espíritu y el espíritu está en la tierra que son sus cuerpos.

            Ustedes son el quinto, el comodín.

–La quinta esencia.

            El quinto no existe.

–El quinto no existe, el quinto es la conciencia de Dios.

            Pues son paradojas, conciencias pura de Dios inexistentes en la tierra. Les falta un cuarto, ¿qué son entonces?... y Dios dejo un anagrama para ustedes, abrió el libro y dijo, “tierra eres”…

–Y en tierra te convertirás.

            ¿Qué elemento son ustedes entonces?

–La tierra

–Y el cuatro también es terrenal, el significado del número cuatro es igual a tierra, materia.

            Entonces, ¿qué son ustedes?... son el elemento, por eso existen como paradojas; ¿ahora lo entiendes?

            Tierra y dentro de ti agua. No vives si no respiras, tampoco vives si no hay energía en ti. ¿Qué son ustedes?

–Los cuatro elementos.

            Solo aquel que se descubre como rey y Dios de los cuatro elementos, podrá encontrar al Dios verdadero en sí mismo. ¿Qué queda después de los cuatro elementos?... Dios puro.

            Dios creo cielo, tierra, y todo elemento en el antes que a ustedes… regresar al origen, por esto los están instruyendo.

            Ya he dicho demasiado.

–Y se callaron los perros, eso no eran perros, se llaman sirenas. (Durante el final de la conversación, había sonidos fuerte similares a los de los perros aullando).

Todos somos cuatro elementos, solo que no todos los dominamos. El quinto elemento no cuenta pues es una paradoja, ahí es donde nace la paradoja… el rato que dominas los cuatro elementos, eres llamado Dios. Ellos están perdidos en un núcleo paradójico, ellos no tienen existencia pues son ermitaños absolutos. Aquel que se encierra en sí mismo y no comparte o sea y no da lo que Dios le ha dado, fracaso. Puede haber llegado a ese nivel, puede alimentarse del sol, puede haber llegado a este punto pero se perdió dejándolo para él.

Él lo que dijo fue que el Hijo necesito doce siendo considerado un Semi Dios de ahí que en todas las épocas se han formado, se habla siempre de los doce y uno, en todas las épocas se habla de doce y uno; y en esta época se habla de los veinte y siete y siempre se ha tenido conocimiento y conciencia de los veinte y siete… hasta esta ocasión.

Que hijue puta nunca habían hecho presencia tan fuerte las sirenas gritando de esa manera.

–Dijeron cállate…

– Las sirenas tienen dos funciones. Las sirenas son un ser espectral que toma forma perfecta de lo que tú más anhelas.

–Ha claro, por eso es el engaño cuando llegas a la puerta.

–Exacto. La sirena es una de las tres pruebas a la entrada a la Puerta de los Maestros.

–Están en la puerta veinte y tres.

–Creo que entre la veinte y cuatro y la veinte y cinco, no hay precisión en eso. Cuando hay algo de control, cuando se sale más información de la que debe, comienza a escuchar que llegan, es literal.

Ahora no por faltar al respeto, puedes tener como quien dice la teoría, la entra a; pero no tienes más allá de eso, no tienes la llave para entrar. Acá encuentras de alguna manera el porqué.

–Es lo que le decían a x, en la masonería puedes tener los libros, puedes tener todo, pero no tienes la llave.

–¿Y quién tiene la llave?

 

–Acaban de darte pues… en que se resume… cuatro, cuatro, cuatro…