Aprender

         ¿Ya sabes que eres o sigues aun divagando? Di-vagando, aun estás dormido, un vago duerme, deja de decirte vago y encontrarás respuestas, quien busca las respuestas no las encuentra, quien pide respuestas las obtiene ¿por qué desencriptar en un libro lo escrito si puedes preguntar a quien ya ha desencriptado? ¿Misión? Nadie tiene misiones, a menos que tú decidas salvar un perro, entonces te habrás condicionado a una misión que deberás cumplir, puedes ponerte una misión de estudiar hasta morir, cumplirás, tal vez no. Las misiones son puestas por los hombres, los dones son puestos por Dios, tu Dios nos ordena vigilar eso, no preguntes que misión tengo, pregunta cómo desarrollar lo que a Dios me ha dado, suena diferente, pregúntale a Dios para qué te da algo si no lo vas a poder usar, es la pregunta que debes hacerte antes de pedir ¿Señor por qué me has dado algo que no puedo usar? Envía a mi camino a quien me pueda enseñar a usar lo que me has dado, Dios considerará que necesitas si pides lo que necesitas, aun la máquina de coser más fina viene con manual de instrucciones, el problema es que viene escrita en chino, debes entonces buscar a quien ya sabe manejar dicha máquina y aprender de él.

         Depende del hombre que tan parada esté la mujer, dependerá de que tan fuerte esté la mujer lo parado que esté el  hombre.

         No se enseña a nadie a ser fuerte a temprana edad, a menos que vaya a aprender algo. Las que agachan la cabeza como borrego tienen lo que merecen, solo eres parte, no eres el guardián de nadie. A veces es bueno ver y ver. Debe arder la cal en esa zona, aun  así no se puede quemar, no cal-cules, que el cálculo de tu vida no sea ese, no se debe calcular las cosas, yo calculé todo, que te recuerden. Calculador es igual a frío, hasta ahora no has sido frío, ella no ha dejado. Hay mujeres jodidas y mujeres que quieren enrectar al hombre que quiere torcerse, no hay divisiones, peleas hay en toda familia, incluso los de lejos harán honor a los padres que tuvieron, a los amigos que tuvieron, tuvieron buena vida, seguirán teniendo en lo que a mí respecta.

         11h11, nuestra hora, siempre se nos avisa, durante ese minuto pueden pedir lo que quieran, deben hacerlo con sabiduría.

         Deberías aprender a ser más pasivo, entonces aprenderás a usar tu ira, dalo por hecho, dalo por aprendido. Puedo dar humildad a los suyos, no les falta generosidad, les falta humildad, ser humilde es aprender a reconocer los errores que llevan encima. Algunos tocarán tu puerta y llorarán, algunos pedirán perdón a su manera. El hombre que domina la ira, ha dominado al diablo, tu problema querido amigo es no explotar tu ira, ser pasivo es llevar paz en el corazón, para eso hay que decirle puta a la puta y cabrón al cabrón, hay que hacerlo con sutileza, aun así hay que hacerlo, si algo no está bien, se dice, no se guarda, lo que guardes en el camino a casa llegará contigo a casa, entonces se volverá un problema allí. Que tu lengua se vuelva un arma que dispare el momento que ha sido rastrillada, si rastrillas varias veces una, puede que se dispare llegando a casa, es el principio que te daré, rastrilla y dispara y si alguien rastrilla, dispara a quien lo ha hecho, no guardes, no lleves nada a casa, ser sincero es ser sincero, ser sincero es diferente a no ser hipócrita, hay sinceros muy hipócritas y hay hipócritas nada sinceros, ha sido claro lo que he dicho, dispara el momento, así no traerás nada a casa. Lo que se rastrilla en casa, se dispara en casa, lo que se rastrilla fuera de ella, se dispara fuera de ella.

         Hay mujeres que necesitan escuchar lo que en el día ha pasado, hay hombres para los que esto es algo estúpido, no eres el único hombre que piensa así, solo hasta madurar nos damos cuenta que se debe hablar, nos guste o no. Ha escuchado lo que para ti es insignificante “no somos adivinas” eso es algo por conveniencia, los hombres tampoco somos adivinos, aun así escuchamos “todos los platos están sucios y me duelen las manos”, no han pedido, se han quejado. El  hombre que reacciona a las insinuaciones es de dudosa sexualidad, un hombre no reacciona a insinuaciones a menos que sean estrictamente sexuales, para un hombre frío es frío, saca la basura es saca la basura, se ha amontonado la basura del viernes, no es saca la basura… los hombres tampoco son adivinos, hay que saber hablar, el hombre trabaja por órdenes claras, un jefe no dice hay que entregar los archivos el viernes, un jefe dice prepara los archivos que los entregaremos el viernes. La jefa del hogar es la mujer, viva o no dentro del hogar, si amigas, las dueñas de las casas son las mujeres, aunque trabajen, aunque se pongan pantalón, órdenes claras al jefe de casa o al que paga las cosas de casa o al que comparte los gastos de casa, si queremos una relación saludable, órdenes claras y cuentos de trabajo “Jesús se para en la ventanilla” y te aseguro que no se lo has contado, cosas así, tan simples como esa, quieren escuchar, lo que te haya provocado risa y coraje en el día, dale cinco minutos, se te hará costumbre. Es diferente y claro ¿qué pasó de nuevo en tu trabajo? Órdenes directas. A quien no habla hay que hacerlo hablar, para eso hay que saber preguntar “¿pasó algo raro en tu trabajo? Sí, la puerta del trabajo se abrió sola”. El hombre guarda por conciencia los hechos sucedidos, no los tiene presente todo el día, los registra y los guarda, si abres el registro encontrarás las respuestas, a un hombre le toma sesenta días ser amaestrado, en totalidad, ya sabrá que preguntas harás, por tanto no necesitarás hacerlas, llegará solo a casa y sabrá que contar, debes entrenar primero el cerebro del hombre, si no entrenas al hombre, funcionará durante siete días, te aburrirás y ambos terminarán aburridos, sesenta días, la programación cerebral de un hombre se realiza en sesenta días, mismas preguntas, después de ese tiempo llegarán las respuestas solas y se volverá ameno, pues ya no necesitará las preguntas, hagan la prueba. A cada quien lo suyo. Te hace falta reír mujer, eso te toca, aprender a reír, si alguien se cae ríe, si te caes te va a doler, ríes. Un hombre depende de la sonrisa de su mujer. Para que algo funcione deben conocerse las dos partes de una relación, el hombre busca una sola cosa al llegar a casa, una sonrisa, con o sin maquillaje, una sonrisa, así la mierda que vino pisando en el trabajo o en su casa se disipa, pues no la encontró en casa, hay que aprender a conocernos. Somos tan viejos como el tiempo, conocemos ambas caras y ambas no han cambiado, la diferencia es que ahora las mujeres son libres, la libertad se ha mezclado con la falta de tradición, con el irrespeto mutuo, con la igualdad tergiversada. Las geishas pintaban su rostro con una pequeña línea hacia arriba, no importa que tan triste estuviera, su acompañante voltearía a ver y encontraría siempre una sonrisa, tampoco hay payasos en el corazón de las mujeres, aun así, si un hombre ve algo oscuro en la inmensidad de sus problemas y encuentra oscuridad en su casa, no querrá llegar a su casa, aun si encontrase una sonrisa oscura, algo hipócrita, será distinto.  Estudio al hombre desde que comparto con él y de eso un par de miles de años, si les doy un consejo no es para que lo lleven  a cabo, es para que consideren, es para que intenten probar que pasa. La mujer es el alma del hogar, el hombre es solo el cuerpo hueco y un cuerpo que se queda sin alma, perece, por eso se las hizo madres.

         Vas por buen camino, esperemos no te tuerzas, pronto guiarás el primer sello y serás exorcista oficialmente, por eso te están probando. Hay chapulines en el grupo, soy quien sanciona, hay cosas que no deben salir de mi boca mientras no sea el momento, has generado el momento, así que esto no ha salido de mi boca, quince días a quien no sea participativo saldrá de inmediato, quince días para decir un hola. Todo marcado dentro de orden es parte de la orden, comodines, al final quedarán doce, ya hay dos menos, ya hay un pandora menos y hay una en formación, al final serán doce y el médium, doce fueron, cuatro más se irán, quince días para participar, quien no participa se va, aun así la orden sigue siendo la orden, hablo de los generales, quince días, quien no participe se va, tú serás llamado al igual que otros en la gran reunión, si sobrevives hasta entonces serás llamado a orden, entonces algunos saldrán y los nuevos serán los doce, te he dado la fecha en la que todo estará en orden.

 

         Producimos un envejecimiento tres veces más rápido del cuerpo cuando estamos canalizados, por eso un  médium no puede soportarnos por más de una hora, básicamente hablando han pasado ya tres horas inconsciente, cuando estamos canalizados, si los cuerpos están débiles empiezan a quejarse, pues el metabolismo se acelera, si tiene hambre, tendrá tres veces el hambre que tenía, al no ser mi hambre se refleja en su cuerpo, no en mí.