Anuncia

Tuve un padre idiota como cualquier otro, estúpido como cual más, tuve una madre inteligente, fuera de lugar para la época, eso no le traía nada bueno frente a mi padre. Un día enfrenté a mi padre, expuse mis puntos de vista y mis opiniones y encontré la sabiduría que no buscaba en él, pues fui a hablar con un idiota, después de decirle lo que sentía, lo que quería para mí y lo que no, se paró de donde estaba, se sirvió un trago y me dijo “yo te pregunté acaso, yo te dije acaso lo hagas y cuando te dije “no” era tu inclinación obedecerme, no eres un hombre, no Aristhus, no eres un hombre mientras no decidas, eres un niño nada más, no importa cuánto diga tu papá, no importa cuánto pidas o cuánto expongas de quien eres y lo que quieres, si has venido aquí a decirme todo lo que has dicho preguntando lo que quieres hacer vuelve aquí cuando seas hombre, vuelve aquí diciéndome lo que harás, no lo que quieres hacer, solo entonces te dejaré de ver como el niño que eres”. La pizca de sabiduría que me dio mi padre cuando tuve dieciocho.

         No debes enfrentar, pues no vas a lograr nada, debes exponer, no consultar. No sirve de nada que te pares como un niño frente a tu padre, pues el verá eso en ti y te prestará la misma atención que le presta a un niño.

         “Voy a vivir fuera de casa”, después de que los perros ladren, “no te pregunté, yo estoy contándote lo que voy a hacer”, “mis hijos llevarán esta vida”, deja que los perros ladren, vuelve a mirar al perro, debo insistir “no es una pregunta”. No ofendo a nadie, aun hablo en metáfora.

 

         Que tus primeras palabras hacia tus padres no sea un agradecimiento, evítalas, si se habla de deuda habla, pues no has negado nada. Hay una pequeña frase de mucha simbología entre los hombres “yo no te pedí” a menos que si lo hayas hecho… yo no te pedí que pagues, tú quisiste cargar ese ataúd y lo estás cargando, yo no te pedí ni te obligué ¿o acaso lo hicieron? Deben aprender a usar las armas que tienen, no para matar, sino para defenderse. Si no supiera lo que estoy diciendo ni siquiera sugiriera porque deben decirlo… y lo que usted ha dado a usted le pagaré… no le debo porque ha pagado, le debo porque estoy consciente de que la deuda es mía como suya porque usted lo quiso.