Al cine

Otra vez al cine, conozco el cine. Lo que Af da, no quita. Ha dado algo largo de escribir. Toda nuestra historia no es imple, vivimos cosas que los hombres jamás verán, a menos que “El Lobo” llegue a hacerlo bien, tendrán una idea de lo que hicimos entre ustedes. Af te dio nuestra historia, ya te hablaré de la que Af no les dio. Fuimos veintisiete entre ustedes, veintisiete condenados yacen debajo nuestro. Después de nuestra primera esencia como hombres, perseguimos a Luzbel en sus diferentes rostros, uno de ellos produce algo de gracia en ti “Lucifugu”, “Agasem”, “Ajaseth”, “Belcebú”… y otros más. EL guía tiene sus historias, ya ha peleado contra dos, no como exorcista. ¿Quieres algo grande? Lleva grandes a la pantalla, no importa lo que les des a los oídos o a los ojos, importa los nombres que les presentes, será lo que los idiotizará, no necesitas seguidores, necesitas idiotas, los idiotas pagan y buscas riqueza muchacho, los seguidores solo siguen. Por algo no nos conocen, nuestros nombres llaman la atención y otros escriben historias. Pregunta entonces cuántos Aristhus existimos, cuántos Efesthus, cuántos Aphaesthus y encontrarás muy pocos, cuántos Fasuel, Edress o Anathzaquiel, nuestro nombre es nuestro poder, no nuestra esencia. Tú nombre tiene el poder que se le ha dado a una estrella, de tu nombre se deriva lo que eres, no de tu esencia, quién es Afael, Gabriel, Uriel, Amael, Efael, Rafael… llevan su poder en el final de sus nombres. Has lo que quieras, usa sus nombres y darás poder a lo que quieras dar poder. Tú abre la puerta, yo pondré la firma.  Afael ya dijo lo mismo que acabo de decirte, tú abre la puerta, nosotros los haremos firmar, lleva la gente que quieras, no des nada a nadie hasta que todo termine, cuando todo haya terminado, darás lo ofrecido y tendrás para seguir dando, ofrece y cumple y todos los que llegan a ti trabajarán por lo ofrecido, no por lo ganado. Aphaesthus… yo solo colaboraré…

 

No siempre dios te dará lo que pides, no como crees haberlo pedido, recibirás lo que pides, si no lo pediste bien, se te dará tal como fue pedido, has dicho me gusta todo esto detrás de … (cámaras)… te harás viejo y habrás logrado estar detrás de. Pídele a Dios ser reconocido por el trabajo que hiciste con… un avión, una cámara tal vez, o una cereza… llegarás mucho más lejos. Nunca pidas estar detrás de nada ni de nadie o tú serás el único responsable de que eso suceda. Elije las brujas, yo las haré volar. “Ser uno de los mejores…” sentido realista de petición, me agrada. Los gallos que piden ser los primeros, mueren primero, es mejor ser de los más agradables.