1.       Ángel Aristhus: Estupidez Humana: Caer para levantar, pero levantarse con tanto apuro y ego que no se recuerda por qué se cayó.

2.      Ángel Aristhus: Estupidez Humana: No querer hacer algo en contra de los principios propios y pasar investigando y tomando ejemplos de las causas, consecuencias, efectos y excusas que justificaron a otros en el error en el que dices no querer caer.

3.      Ángel Aristhus: Estupidez Humana: Llorar por algo que pasó, llorar por algo que no pasó, llorar porque algo puede pasar, llorar porque algo tiene que pasar. En fin, quien asume con mediocridad lo que debe conllevar para existir a sí mismo se ha negado la gracia de Dios.

4.     Ángel Aristhus: Estupidez Humana: Estudiar la mitad de la vida para que al llegar a la meta los hombres decidan cambiarte el nombre. Lo que vale ante los ojos del padre es quien eres, no en que te convertiste al final.

5.      Ángel Aristhus: Estupidez Humana: Asumir que otro ya asumió que decir o hacer ante una situación obvia. Lo obvio muchas veces es como un animal en entrenamiento, si no estamos pendientes y damos las órdenes que corresponden, aunque las acciones deban ser obvias, la bestia nos llenará todo de mierda al dar la espalda.

6.     Ángel Aristhus: Convierte tus motivos en causas no en problemas.

7.      Ángel Aristhus: Quien quiere estar a la vista que se siente frente a mí y quien quiera escucharme que se siente a mi lado.

8.      Ángel Maestro Aristhus: Estupidez Humana: Decir no querer enfermarse y caminar descalzo.  En la vida obtenemos lo que provocamos.

9.     Ángel Maestro Aristhus: Estupidez Humana: Caer para levantar, pero levantarse con tanto apuro y ego que no se recuerda por qué se cayó.

10.  Ángel Maestro Aristhus: El hombre confunde su éxito con su excitación. Quien encuentra el bien en lo que tiene, habrá tenido éxito, quien se llenó de lujo por los antojos propios, ajenos u obtenidos por envidia, vive por excitación perdiendo la razón de su búsqueda.

 

11.    Ángel Maestro Aristhus: Dime cuanto has hecho y te diré cuanto mereces.