Tamara

Tú y yo nos conocemos. Al subir mi maestro dijo que me había puesto tarea, quiero saber a qué se refería. Supongo que es mi nueva portadora.

            Maestros, me han traído a una reunión divertida ¿cuántos? Un gran maestro me enseñó que no importa a que dinastía de maestros pertenezcas, todo maestro es un maestro, no puedes contar por igual los cardos y las flores, un cardo no deja de ser flor, pero es más peligroso que una.

            No esperaba esto, no te esperaba a ti.

            Mi maestro era Afael en la tierra, como hombre formó a hombres e intentó formar mujeres, una mujer no es vista menos a menos que sea un hombre, esta parte no implica cambiarle la forma a nadie. Aun en mi tiempo y en este tiempo las cosas no han cambiado, una mujer que conducía una carreta llegaba a su hogar, si era mujer o era cabeza en casa. Heme aquí entonces hablando con los maestros también, una mujer deja de serlo, no cuando cambia su estado a hombre únicamente no, cuando se ha convertido en la cabeza de un hogar es llamada hombre. Dios creó hombres y el complemento vino después, no tenían las mismas tareas del hombre, pues no trabajaban, sin embargo tenían un bien en común, ser uno con todo y lo único que encuentran como uno solo entre hombre y mujer son los hijos, no hay otro bien que los una, no existe, cuando un hijo se ha dado y la mujer se vuelve pilar de un hogar, ese momento es varona. No necesita ser sola pero debe saber que lo está, solo la mujer que sabe que está sola y acude al hombre que está a su lado llega rápido a varona, yo te lo puedo decir fluido, mi maestro no me enseñó así, pregunte a Aphaesthus que era una varona, observó una casa, la esquina de ella, había un hombre algo afeminado, me llevó un año entender, no era el hombre al que me mostraba, sino la viuda, la que tuvo que lidiar con él.

            ¿Qué es una reunión de maestros? También pregunté, aun no era digno de ser invitado. Hay mucho silencio, hay viejos hablando, hay jóvenes diciendo mucho y hay hombres diciendo nada, seres de todos los lugares llegan a visitar, el lugar es grande y las luces se encienden, la reunión de maestros no lleva una reunión distinta, pero si lleva a espíritus a regocijarse, es la decisión de un maestro de espíritu o astral, vi a Máxium en persona, lo conocí, una iguana subdesarrollada, fue la forma en que se mostró, sin cola, pregunté por qué eres tan feo, respondió y tú porqué lo eres, nosotros vemos a otras razas por lo que son y ellas nos ven por lo que somos. Cuando observas a un perro y preguntas porqué ladra, este se pregunta y tú porqué hablas humano. Aprender a reconocer el universo y las bestias que viven en él le permite ser tolerantes con él, he aquí como llegué a conocer cada una de las razas, cada una de ellas sin excepción, todas hablaron, todas jugaron conmigo, el día de hoy jugaron conmigo, es bueno, es hostigoso, pero sabes que lo que viene después es bueno, solo es bueno, no siempre vale la pena.

            Como me hablan el resto de seres, como dejo que mi cuerpo los escuche sin discriminarlos, los grandes maestros para las grandes misiones vinieron del cielo, incluyendo a Jesús ¿de dónde descendió el hijo de Dios y a dónde ascendió también? Te escucho mujer.

            Hay teoremas y hay teorías de conspiración, heme aquí diciéndoles muchas de ellas son ciertas, si no hubiera sido por la mano de Máxium, Jesús no existiese. Tú Dios puede decir ve y se fecunda, un hombre debe tocarte para volverte fecunda, un ser astral solo debe darte a beber algo “y el arcángel del Señor anuncio a María” ¿Qué es un mensajero para ustedes? Alguien que lleva una carta o una encomienda, deberás poner esto su vientre y el vientre se volvió fecundo, después quienes dieron vida al cuerpo lo reclamaron y ascendió sobre una nube, heme aquí explicando que cuerpo fue dado y que cuerpo fue reclamado. Hay información que solo llegará ha oído de los maestros, pues solo ellos tienen el discernimiento grande, hay información que tú y yo compartiremos y lo haremos desde ahora, pregunta entonces, todo lo dicho en estas reuniones no es cierto pero si lo es, aquel que pregunta agranda su discernimiento y aquel que no, mantiene su duda.

- ¿No deberíamos tener un trato igualitario con los animales?

            Cabras y corderos eran sacrificados, pues tu Dios así lo pedía, la sangre de un cordero salvó a los hijos de Dios cuando la peste fue enviada a ustedes, aquel que quiera salvar a una bestia es tan bestia como una. El hombre debe dar prioridad al hombre, si el hombre no es cuidado al hombre, será condenado como bestia al morir ¿sabes cómo muere una bestia? Deja de existir al morir, puedes cuidar una bestia, mimarla si quieres, pero ese amor, ese valor no puede exceder al que le des a otro ser humano u hombre. Las bestias deben alimentar al hombre, pero el hombre debe diferenciar entre las bestias de compañía, la mujer, y las bestias de campo, las bestias de casa, no me expresé bien, el hombre y la mujer.

            Que nada te haga sentir inferior, lo que escuches no tiene valor a menos que tú se lo des, mira al hombre que te gusta ¿cuánto valor le das? La puerta se ha cerrado, se ha provocado un incendio y solo tú tienes la llave, al abrir cual sería tu primera preocupación. Es fácil discernir, solo hay que poner ejemplos en frente, el resto sale por lógica.

            Como escuchar a los hombres de cabeza grande, a los hombres de cornamenta, a los babosos, no los hombres no, ustedes les llaman hombres de gelatina, así como son feos para ti, tú eres horrible para ellos…

            No es tiempo de guerra, no aun, todo gran reino debe bañarse de sangre para seguir intacto, es largo de explicar y no tienen acceso a aquello. No te confundas por escrituras en los lugares que buscas, por las grabaciones, por lo que escuchan que dicen y por lo que dicen que escuchan, se clara en tu corazón frente a qué harías, date ejemplos a ti misma, pon ejemplos sobre el resto y habrás aprendido a sortear, el sorteo a un hombre se da por diez capítulos frente a tus ojos y frente a los ojos de quien miras, cada capítulo lleva a algo diferente, algo que hará, algo que no hará, que puede hacer, como puede hacer, como puede ser derrotado, fracasará o subirá, si te paras en una de las líneas, en cualquiera de ellas tú ya tendrás la respuesta a lo que sigue. Tú novio vendrá a verte, tus padres no están en casa, puede que veamos la televisión, puede que subamos al cuarto, dos de los caminos están escritos, tú ya los conoces, el que pase después de los caminos, el que conduce a la habitación o el que conduce al televisor será tu decisión, lo que viene después nace por lógica, aun así frente al televisor se puede improvisar una habitación, no es el cómo llegan las cosas, son las decisiones que tomes lo que crea el ambiente de cada camino. No tengas vergüenza, tampoco miedo.

- ¿Sientes y escuchas todo?

            No todo.

            Hay decisiones que lleva al hombre a destruirlo o hacerlo más grande, tú decisión es doblegar tu cabeza ante ellos, si escucho todo, no hay parte ni para el uno ni para el otro, cuando aprendas a tomar tus decisiones tendrás que haber salido de casa, tú y yo lo sabemos. Cuando quieras ser solo tú no habrá padre ni madre, deberás estar sola o mal acompañada.

- ¿Cuándo Af te enseñaba había veces que te sentías mal cuando no entendías?

            En la primera ocasión que tuve la oportunidad que el gran Aphaesthus me entrenase tuve que pasar un año hasta que empiece a enseñarme, tuve que ir todos los días.

 

            Trecientos sesenta y cinco ejemplos torturantes, uno peor que el siguiente, hasta que dijo estás listo muchacho, dijo debo contarte una historia ¡contó mi historia! Lloré por impotencia y por coraje y no fue la primera vez debo decirlo, Aphaesthus se ha vuelto algo blando con el tiempo, ahora habla, adopta, aunque en la tierra adoptó a alguien más, fue un buen padrastro, así te debo decir, desmonté bestias, recogí huevos de gallinas, peleé espada con espada con alguien más grande que yo, me disloqué un hombro, la clavícula, me lesioné las piernas, los pies y torcieron mi nariz, todo eso para ser aceptado, ya debes saber cómo desperté, entonces eso está demás, me probó y en cada ocasión yo volvía a caer, no encontraba las palabras correctas, y si, era mi error, quería aprender del mejor, tenía que ser el mejor, no importa cuántas veces parezca que juegue, que te ofenden, hay algo ahí para ti, llegué a mi maestro después de que le pidiese que me despertara y lo hizo y me envió a casa esa noche: maestro he venido para que me entrenes, ve abajo busca dos tubos dúplex, no sé a qué le llamen ustedes así, las espadas de entrenamiento eran pequeñas espadas de entrenamiento llamadas dúplex, sujeta una espada y observa, la espada empezó a brillar, me sentí en la gloria, dije por fin, no recuerdo más. Un golpe en mi nuca de esa espada que brillaba me durmió, desperté algo adolorido y con hojas de té en mi cuello, ve a casa muchacho, dile a tu padre que algo salió mal en el entrenamiento. Maestro quiero ver espíritus, fue conmigo a un puente, estaba infestado de lodo podrido ¿sabes que le pasa a un hombre al estar expuesto cuatro horas al lodo podrido? Empieza a alucinar, debo decirte que hasta los árboles tenían espíritu y me hablaban. Hubo muchas formas, muchas maneras. Maestro necesito entender lo que sabes, me llevó hasta una gran piedra alimentada por fuego, me dijo observa, soltó dos huevos en ella, los revolvió, puso algunos condimentos y dijo come, lo hice, luego dijo repite lo que viste y lo hice, entendí. Pedí a mi maestro me enseñe entender lo que hacía, en ese momento hizo huevos para mí y yo hice lo mismo ¿sabes cuándo aceptó, cuando empezó a enseñarme? Maestro no tengo más manera de preguntar, esperaré llegue de ti el conocimiento que puedas darme y estaré listo para recibirlo, cuando tu decidas que yo estoy listo, esa tarde no volví a mi hogar y mi maestro dejó que le llame Af, simplemente fue cuando yo decidí sentir que aún no estaba listo y cuando yo decidí que ningún maestro me enseñase, él lo decidiría, no yo, sólo y solo cuando lo decidí, el decidió que estaba listo para aprender. Yo soy amigo, un guía en tu vida, puedes escucharme, igual que cuando me escuchó mi maestro, solo cuando estés lista, solo cuando no quieras hacerlo, cuando te canses de todo, de todo tu alrededor, aquel que llega a maestro ya ha trascendido la vida y llega a la muerte y la muerte es su amiga y la muerte lo observa y le dice sigue, sigue, no es necesario morir para aquello, quien aprende a vivir ya ha muerto, cuando estás muerto tu cuerpo inerte no se preocupa por nada, los días pasan y se pudren nada más, he ahí el principio de morir, deja que todo pase a tu alrededor, usa de él lo que sea más importante, lo que sea grande, intervén solo si es necesario, da algo solo si te piden, recibe algo solo si es correcto, no busques nada, no pidas nada y el universo considerará que te hace falta sin que lo busques. ¿Quieres ser estable, quieres que no falte nada en tu hogar? No lo busques, no lo condiciones, no lo esperes, no lo critiques, no lo veas, déjalo ahí y déjalo pasar, el universo considerará que algo falta para ti y observará que es lo que falta, entonces te lo dará, esto se aplica en la economía de un hombre hasta la estabilidad de su hogar, mas saca una mujer que observa y no molesta, que una que fastidia. Eso no te hace menos, pero debes aprender, la condición de una mujer la lleva a estar al lado de un hombre tarde o temprano o amargarse toda su vida esperando ser feliz. Ya lo sabrás, ya te darás cuenta. Cuando tu hombro izquierdo o derecho se calienten o los sientas incomodos soy yo visitándote, solo ahí es hora de que sientas que estoy, cuando realmente sienta que me necesitas.