Recibimiento

Un amigo perdido, un afato nuevo. He venido a verte, espero sea grata mi visita ¿Qué curiosidades te aquejan? No tienes palabras. A diferencia de ustedes, carne, nosotros irradiamos luz para sus caminos, ustedes emanan gases para el camino de otros, no seas condescendiente con el mundo muchacho, el mundo no es condescendiente contigo.

 

         Salomón estuvo cerca a ustedes, algo me dijo que necesitabas algo, pregunté qué, pero al igual que tú, ellos no lo saben, te puedo dar la búsqueda y hacer que encuentres lo que quieras, pero si estás alrededor, y rodeado de renacuajos que ya se creen sapos, no podrás entrar en él. Tienes más poder del que cabe en una cuchara. Tú y yo tenemos mucho de qué hablar, tenemos más en común de lo que crees o creerás.