Ni luz ni carne

Ya conoces la historia previa a mi descenso, aquel que es Dios, Dios absoluto a quien servimos, me escogió entre todos antes de bajar, fue suficiente con que observara para que todo quede escrito en mí. 

<<Serás al que buscarán de entre todos, serás el que tenga el conocimiento absoluto, no más grande que el mío, mas será similar al de mi hijo, y a ti llegará la esencia de cada uno de los que fueron creadores y hablarán contigo y los verás y te darán poder y te brindarán su amistad y conocerás sus puntos débiles y también sus puntos fuertes, tendrán tanta confianza en ti que te darán todo lo que necesitas, no defraudarás su confianza a menos que yo lo ordene>>

Así fue, un simple soldado, pero antes fui un niño, huérfano criado por padre y madre rey y reina, hermano de un hombre que no mencionaré ya que su espíritu aun vaga en la tierra, padre de quien ustedes conocieron como Macros. 

Nunca quise ser rey, mas él y yo fuimos soldados, los más fuertes, pero antes fuimos niños, yo era el niño que jugaba junto a la fuente, en el patio de la casa que tú observas (dijo dirigiéndose al portador de Leukaf-sama), llena de piedras negras rodeando la fuente, tus ojos observan detrás de la ventana, ventana de palos que se abre a su frente, a su espalda un bosque, bosque cerrado, y de frente un reino, vivíamos dentro de él, y fui  criado como hijo, y fui querido como tal, un día entre los pasillos llego a mí un ser alto, enorme, extendió su mano y me llevo con él, observaba todo oscuro y todo blanco a mi alrededor:

<<No temas, mi nombre es MAXIUM -me dijo- y tú eres AFAEL>>

-Había reconocido entonces quien era, y yo había recordado también, <<fuiste enviado a la tierra y tu nombre ahora no es tan diferente del que llevabas arriba>>

-Por ello dejo que los que me quieren me llamen AF, ni luz ni carne, ni Afael ni Aphaesthus, solo AF-

Fue una noche, el hombre comiéndose al hombre, destruyéndolo;  me mostró la decisión del padre y la del hijo, me mostró seres gigantes entrar a la tierra y a nosotros batallando con ellos, por primera vez al lado de los grandes, de los creadores, de los padres de todo, y así a una época no muy distante a la mía, intensa y me cegó;   junto a la fuente esperaba sin cuerpo, solo una masa viscosa me absorbió dentro de él y quien ahora ya tenía consciencia en mí, aprendió que el universo se trata de alianzas de los Dioses, de estrategias de las que soy parte, luego a mi llegó a quien llamaron cornio en la tierra, luego gris con un nombre muy peculiar parecido a uno ya conocido en la tierra y me conocieron y me dieron información y me formaron como viejo siendo un niño, fui llamado viejo desde que tuve solo 26 años y hoy aun me llaman así  “El Viejo Loco”, y conocí la carne y la respeté y caí en la tentación  de carne por parte de una de una de las nuestras, por parte de una mujer y cedi y fui vulnerable y fui abandonado por todo lo que quería,  el dolor fue más que yo, y me volví loco, mi locura no era más que la inconsciencia de mi cuerpo frente a la consciencia de mi espíritu, el ángel en mí hablaba, más ya no era yo, ya no era el nacido, para los niños a los que llegaban las historias cada una de la fábulas era más sorprendente que la otra, pero fueron llamadas así fabulas, y alguien tomó esas fábulas, siendo una copia y les puso nombre y apellido, pero eran mis fábulas, las que yo narré para ustedes, has escuchado  ESOPO, “El cuervo y el lobo”, recuerdos de la infancia ya que a ellos siempre quise llegar, mi legado ha sido escrito y a ustedes las siguen viendo, “El burro y el caballo”, y todos me escucharon y me conocieron, mas no supieron que era yo, y me seguirán oyendo y aun así no entenderán.

Muchos otros novelistas llevaron mis fábulas hasta los niños, les he mencionado el más conocido.

La hora de todos ustedes está cerca, Ecuador será salvado porque aquí habitan cada uno y la mayoría de ustedes, de los que son luz, de los que aún pueden ser rescatados, el resto se han burlado de sí mismos como Dios, y la mujer pretende ser la espina dorsal del hombre y manipularlo; cada una de sus partes, sus manos y mente, ¡fui hombre y como hombre y carne que fui te digo!, fueron creadas como tentación, una sátira para el hombre, serán convertidas en algo grande con un lugar en la tierra cuando no debió ser, hay de aquella que llena su boca diciendo, he aquí la palabra, cuando si en realidad llevaran al pie de la letra la palabra, estuvieran sentadas en su casa esperando a su marido, he ahí la palabra como está escrita en el libro al que ustedes respetan, y la mujer ignora, -eres mujer no irrespeto tu ideal pero esté claro, se claro en ti-, ya que busco al hombre que entregará el libro al hombre, llegará el momento en que tu consciencia humana superará la consciencia de la mujer, será el momento en que tú colapses, él hará que dudes y usará alguien a quien siempre han usado los demonios que te han rodeado para hacer que agaches la cabeza, mas en esa parte del camino ninguno de nosotros podrá ayudarte a conllevarla, y ya no será una, serán dos, tendrás que decidir alzar la voz y mantenerte firme en tu ideal, sin importar cuanto duela, lo que a quien amas le parezca correcto o no.

Fui padre y consejero, fui hombre, viví como ningún otro, fuerte, grande, inteligente y mediocre, fui riqueza pero fui pobre, fui rey pero no era nadie, ustedes no son nadie y cuando se cree ser alguien, ya no eres Dios, la búsqueda de agua limpia no existe, ya que el agua proviene de la grieta y la grieta es piedra y polvo.

-¿Puedo saber algo, obviamente la biblia es manipulada, pero la esencia de lo que dijo Jesús se basa en el amor y hay cosas que aprendo que se contraponen?-

<< ¿Qué es para ti el amor?>>

–No podría definirlo-

<< ¿Cuánto te amas?, dime cuanto te amas a ti mismo y te diré cuanto amas a Dios, si no te amas a ti mismo no amas a tu Dios, y si no amas a tu Dios, no puedes amar a nadie más>>

 –No te puedo decir cuánto-

<< ¿Te amas o no?, es una decisión única y sola, una sola respuesta sin el cuándo o el cuanto>>.