La cabeza de la puerta veintisiete

         Se me ha permitido dar y he visto de cerca, he dicho, si quieres viajar, viaja, no vaya a ser y ese no sea el camino que esperas y hemos de mostrarle el camino, él decidirá que puerta abrir y que puerta cerrar, una puerta con agujero o una puerta que saca los pies del lodo, cuando un hombre ha sacado los pies del lodo, los agujeros llegan solos a él, con él ya está hablado, ya se ha dicho que hacer y qué camino seguir, dime tú que necesitas.

-En el trabajo hay muchas veces en las que uno no sabe si cortar la relación con los jefes que a veces no tiene los mismos valores que yo tengo.

         Te voy a mostrar algo… ¿qué puedes ver en mis ojos?...

-Tranquilidad.

         ¿Y si ordenas entrar en ellos? … Míralos ahora en cambio ¿Cuál es la diferencia?

-Decisión.

         Me falta decidir que mis ojos no lastimen y nuevamente intentarás más ¿con que te sientes mejor? Ahora yo me pregunto que alimenta a tu familia, los ojos que no lastiman ts ojos o los que si lo hacen, que respondes.

-Los que no lastiman.

         Error, pero ya lo sabías, no son tus ojos, aunque parezca que sí. Si otros ojos lastiman, deben justificar por qué. Si algo lastima tus ojos y alimenta tu techo, debe aceptarse. Fui soldado fiel, fui general de tropas enteras, de grandes reyes, de uno en especial, me conocieron y los conocí, quemé cabezas y las corté por ellos… tú trabajo frente al nuestro es recoger las tazas sucias y decidir cuál de ellas se ha despostillado para dejarla fuera de la ecuación. No has matado a nadie, no importa si tu rey sí, eso es su problema, él lidiará con Azrael, él tendrá que pagar. Tu moralidad no mantiene tu hogar, ser inmoral tampoco mantiene tu hogar, mas un moral en un trabajo inmoral, solo perderá el trabajo. Mis ojos no lastiman a menos que yo lo ordene, puedes refugiarte en ellos y puedes verlos toda la noche si quieres, no lastimarán.

-Mi primo y yo trabajamos en un mismo grupo de una familia poderosa y mi jefe es quien dirige todo el grupo, queríamos saber qué pasará cuando el deje el grupo, quien se hará cargo, no nos incumbe, mas si nos puede afectar.

         Has dicho morbosa a una pregunta curiosa. Un rey, allá en Babilonia, tenía tres hijos varones y una mujer, el mayor de todos dirigía sus tierras y a los suyos, el mayor dirigía las finanzas, el resto solo pasaba en casa, el mayor estaba confiado de ser el heredero, todos tenían tal fe en aquello, que rendían culto y tributo al nuevo rey. Cuando el rey yacía moribundo llamó a todos, menos a su hija y esa tarde murió, los hermanos llegaron al palacio, recogieron todo lo que tenían y se fueron lejos, a las tierras de Nolbert, el rey al que serví, de ahí conozco esta historia. Nolbert los acogió y cuando vio a los tres hijos mayores preguntó qué había pasado y preguntó al mayor de los hermanos porqué yacían en su presencia, este respondió, porque quien debía ser el rey hoy viene a servirte, el trono de mi padre hoy pertenece a su hija, mi padre no buscaba un dirigente, buscaba un favorito.

-Trato de entender tu relato, pero me cuesta entender bien lo que quieres decir.

-¿Cuando voy a poder verte tal cual como eres?

         Pudiste aprovechar aquella noche, regalé mi rostro a la mujer embarazada, pude mostrarme esa noche. Pocos conocen mi rostro, mi rostro es de pocos. Algún día tal vez me encuentres en la calle como mendigo.

-¿Puedes contar un poco de tu relación con Jesús?

         ¿Qué quieres saber de Jesús?

-¿Jesús existió realmente en el mundo tal como lo muestra a biblia?

         Para empezar no tuvo existencia en el mundo, tuvo existencia entre el mundo, entre ustedes, cuerpo creado, no concebido, cuerpo incubado, no relacionado por hombre y mujer ¿Cuál crees tú que fue la gran nube que descendió a llevarlo de la tierra? Quienes dieron el cuerpo a la mujer, al final del trabajo, reclamaron el cuerpo como suyo, solo el espíritu que ahí yacía pertenecía a nuestro Dios, a su Dios.

-Y ese cuerpo es un misterio. Regresó a las estrellas de donde vino.

         ¿Cuántas razas conoces?

-Cinco.

         Lo has dicho bien. Aquí. Aclam no camina entre ustedes y Atlom está algo alejado de sus colinas, cinco razas y solo altos fecundan un hijo y reclaman el cuerpo de este. No subió a las estrellas,  el cuerpo viajó al universo de sus creadores y el espíritu es al que llaman Hijo o Jeshua. Regresó, decían, a la casa del Padre ¡oh Jesús! El Mesías, Jesús sonreía y preguntó que, yo entendí… y todos decían y todos reclamaban ¡Jesús el Mesías!...

         Sujeta tu jarro y has esto, el mesías… ¿qué es mecer?... No tiene concordancia, mesías… y Jesús volvía a sonreír. No lo veas como el Hijo, míralo como el maestro, nunca pidió ser visto como Dios.

-Hay algunos que identifican a Jesús con la cábala.

         Si te interesas en conocerme pronto entenderás que también estoy en ella y en otros fragmentos de las Clavículas de Salomón y en otros pergaminos también.

-¿Podrías decirme en cuál de las sefirot estás ubicado?

         Estoy a la cabeza de la puerta veintisiete, cuenta veintisiete y ahí me encontrarás, antepón un uno, los primeros veintisiete, uno doscientos siete, epígola y peldaño. Quieres encontrarme en tus libros, tres, cuatro y cinco, no los libros,  la encriptación. Sube y regresa, no es una encriptación de hombres, cuatro, cinco, cuatro, tres, cuatro, cinco. Lee el encriptado y no solo me encontrarás a mí. No te hablo de uno solo, no importa como hayan llamado los libros, saber desencriptarlos es lo importante.

-¿Qué es lo que está en la cabeza de la cábala?

         Tu cábala no es igual a la mía muchacho, la mía iniciaba con dos lados, una gorda y una flaca, cuatro pilares de sangre en el centro, un ángel y un demonio, izquierda y derecha consecutivamente, la cábala de la que me hablas, no es una cábala, es numerología. El hombre perdió el sentido de las runas, la verdadera cábala nace del manejo de las runas, no las runas de piedra, las runas de hueso humano, sabes de que hablo, deberían saberlo, por eso hoy en día no se saca la lotería y nosotros dimos reinos enteros a los hombres, esa es la diferencia entre la cábala que ustedes practican y nuestra cábala. Trae un tetrametatrón aquí, un pentametatrón, cuando tú quieras y como quieras y te enseñaré a desencriptarlo, trae las cábalas ordenadas como tú quieras, con o sin pléyades, si has llegado a ese punto, y te enseñaré que no debes seguir el hilo de la “Gran Osa”, el inicio no está en el polo, el inicio es convertirte en el polo.

-Hay mucho que aprender de ti, mucho.

         Mucho que recordar. No puedes aprender a cortar tela si ya usas un vestido.

- ¿Nos puedes contar de dónde vienes, en donde estás?

         Es bastante largo. Hay una conciencia a la que los hombres llaman el Metatrón, tan poderoso que fue considerado un pequeño gigante. No hablas del orden, hablas de objeto, yo soy el objeto, del cual ustedes conocen el nombre, Afael es la llave al reino prometido.

-Entonces estás en el bien y estás en el mal o sobre los dos?

         Detrás del Padre, detrás de su creador, protegiendo lo que Él les ofreció.

-¿Protegiendo de qué?

         De lo que pueda pasar sobre el Padre, ¿es que acaso no se dan cuenta? ¿Por qué el padre necesitaría un hijo? Porque aun un inmortal envejece,  solo se renueva cuando toma un cuerpo nuevo, siendo así, cuando la conciencia del Padre se acabe, será llamado Hijo y el Padre volverá a nacer entre ustedes y el Hijo será el Padre y quien fue el Padre ahora será el Hijo.

-Dices tú que como se reflejó, luego se va a trasmutar.

         Luego no, ya lo hizo, estudia y analiza, para aquel entonces el hijo de Dios no podía decir la mirada de los hombres hacia el cielo, mas si podía generar un filtro entre ustedes, quien no me hablé a mí, no hablará al Padre ¿crees acaso que el mensaje es pasado al Padre? ¿A quién debes pedir entonces? Al Hijo, pues el Hijo ya es el Padre.

-¿Qué hace el Espíritu Santo?

         Te responderé de esta manera: Tu Dios les da la vida y les permite estar de pie, siendo así la observación es simple, definamos existencia de realidad, tú llevas espíritu contigo, responde a lo que pregunto ¿tu espíritu es santo o demoniaco? Has escuchado de la conciencia colectiva, la misma que da forma a lo que crees, si tu espíritu es santo y el del resto también, la conciencia así lo cree, ¿qué tendrás? Un espíritu santo colectivo. El alma es una gran biblioteca de información de la cual te han hablado, de la biblioteca cósmica, no sé qué otro nombre le habrán dado, la concatenación de todos en una sola conciencia, es espíritu no trabaja así, son conciencias independientes como último estado de evolución, espíritu no es igual a alma, ni alma igual a espíritu, el espíritu es santo o es negligente, si tu espíritu es santo, donde hayan más de dos, yo estaré en su nombre, tendrás al Hijo y al Espíritu Santo magnificado ¿Qué sería entonces el Espíritu Santo si no la puerta de los grandes? No una conciencia amigo, una puerta abierta por la presencia de dos espíritus en una sala.

-No creía yo  la historia de la Virgen del Cajas y un día fui con un amigo que es directivo que maneja el grupo y me permitió entrar al lugar más santo, él se puso a orar y cuando se puso a orar yo escuche una voz, la voz supuestamente de la virgen que allí se apareció hace muchos años, y como yo no creo conscientemente me sacudía los oídos y me hacía para atrás y escuche dos o tres veces ¿de dónde provenía esa voz?

         Del mismo demonio que dictó los primeros mensajes.

-¿Vale la pena saber el nombre de ese demonio?

         Es un soldado nada más, ni siquiera merece ser pronunciado, inferior aun a Luzbel y eso es bastante bajo.

-Pero El Cajas si era un punto marcado.

         Por los elegidos, El Cajas como lugar, como una puerta, como un privilegio, no como un teléfono para mensajes, mucho menos María hablando.

-¿Hay algún lugar específico de la puerta que tu mencionas? Se habla de una ciudad perdida dentro del Cajas.

         Conocimos una mujer perdida que fundó El Cajas. Los lugares cerrados  a las bocas del hombre deben permanecer así, a menos que los hombres decidan ir con el ser correcto, entonces todo se revela.

-¿Quién debe ser el ser correcto para ir allá?

         Apunta con tu dedo a quienquiera de este grupo, busca a los de más preparación y llévanos, no buscarás la puerta, la puerta se abrirá para ti, donde sea que estés dentro del territorio. No escuchaste a María, María no habla, las mujeres de aquel tiempo, frente a un hombre, era lo único que decía, acto seguido, la gran maestra no habla, te muestra imágenes de lo que quiere mostrar, a lo que ustedes llaman… muestra revelaciones, María es una mujer de revelaciones, no se le permite hablar, o no habla porque no quiere, tómalo de esta forma, no es su estilo de comunicación. La próxima vez que escuches a María hablar ofrécele una bendición, yo bendigo al ser presente en el nombre de Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, cuando termines de decir que así sea, amén, María será su boca.

-Te agradezco por tu presencia.

 

         No tengo aquí ningún pendiente, no seas terco, antes que otro diga voy por menos, sujeta la puerca que tienes, no vaya a ser que se suelte y no la vayas a agarrar, yo me encargaré que la puerca tenga puerquitos, eso es más carne para ti y más que comer.